Los búhos chicos de Valorio

 

image-6

Entre los años 1998 y 2001 (ambos incluidos) llevé a cabo un exhaustivo trabajo de campo sobre la biología de esta estrigiforme en el bosque zamorano de Valorio. Los resultados, con aportación de algunos datos procedentes de otras áreas de la provincia, los publiqué en un artículo titulado “Aproximación a la biología del búho chico (Asio otus) en la provincia de Zamora” que apareció en el número 18 del Anuario del Instituto de Estudios ZamoranosFlorián de Ocampo” (el correspondiente al año 2001).

image-7

Entre los resultados obtenidos mencionar que la población reproductora de búhos chicos en Valorio varió en aquel período entre las 3 y la 7 parejas y que éstas utilizaron para criar fundamentalmente nidos abandonados de urraca (Pica pica) ubicados sobre pinos piñoneros (Pinus pinea). Las fechas de puesta se extendieron entre mediados de diciembre y finales de mayo aunque la mayor parte se produjeron durante el mes de marzo. El tamaño de las puestas estuvo entre 4 y 6 huevos y el número de pollos que abandonaron el nido entre 2 y 6. Mediante el análisis de egagrópilas recogidas en Valorio se identificaron más de 2.800 presas de esta especie. De ellas casi el 80% fueron micromamíferos, principalmente ratón moruno (Mus spretus), topillo campesino (Microtus arvalis) y ratón de campo (Apodemus sylvaticus). Además, un 19% de la presas fueron aves passeriformes, siendo las más frecuentes el gorrión común (Passer domesticus), el estornino negro (Sturnus unicolor) y el verderón común (Chloris chloris).

Desde entonces he seguido haciendo un seguimiento de esta población local de búhos chicos que en términos generales se ha mantenido en parámetros similares a los de aquel período si bien en los últimos años parece estar sufriendo una cierta regresión. Esta disminución de sus efectivos tal vez entre dentro de las fluctuaciones periódicas que caracterizan la demografía de esta rapaz nocturna pero lo cierto es que viene acompañada por una disminución drástica en la presencia de topillo campesino (la presa con mayor aporte de biomasa en el estudio citado) en sus egagrópilas y coincide con el desplome generalizado de las poblaciones de otras aves especialistas en pequeños roedores como la lechuza común (Tyto alba), el búho campestre (Asio flammeus), el elanio común (Elanus caeruleus) o el aguilucho pálido (Circus cyaneus) en la provincia de Zamora y en gran parte de Castilla y León. Podemos sospechar que detrás de ello se esté ocultando un uso masivo de rodenticidas además de los efectos multiplicados de otras prácticas habituales de la actual agricultura industrializada, igualmente nocivas para la fauna silvestre y para el medio natural en general.

Anuncios

7 comentarios en “Los búhos chicos de Valorio

      1. Xabier Prieto Espiñeira

        Ostras, que hice el comentario en gallego. Sé que lo entiendes perfectamente pero que conste que fué un lapsus.
        Otro abrazo.
        PD: el post acojonante.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s