Bailando sobre el agua

Pocos espectáculos naturales podemos contemplar en nuestro entorno comparables al cortejo nupcial del somormujo lavanco (Podiceps cristatus). Ya entrada la primavera, las parejas de esta bellísima ave acuática, adornadas con las exquisitas galas de su plumaje nupcial, nos deleitan con sus graciosos bailes de sofisticada coreografía.

Los somormujos lavancos anidan en aguas carentes de corriente: lagunas, lagos, embalses y tramos fluviales remansados, preferentemente con vegetación palustre en sus orillas y abundancia de pequeños peces, renacuajos y cangrejos, que son sus presas habituales. Fuera de la época de cría se dispersan ampliamente, encontrándose entonces en una mayor variedad de medios acuáticos, pudiendo formar concentraciones importantes como las que se producen en el embalse de Ricobayo que llegan a agrupar a centenares de individuos.

Las poblaciones de esta especie han experimentado un notable crecimiento en las últimas décadas lo que permite que ahora podamos disfrutar de su presencia habitual en localidades donde antes era inexistente o muy rara, como el tramo del río Duero a su paso por la ciudad de Zamora. Un verdadero lujo.

2 comentarios en “Bailando sobre el agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s