Lagartija leonesa: un endemismo de nuestras montañas

La lagartija leonesa (Iberolacerta galani) es un reptil endémico de los macizos montañosos que se levantan en la confluencia de las provincias de Zamora, León y Orense.

Lo extremadamente limitado de su área de distribución, junto con los negativos efectos que ocasionan en su hábitat el cambio climático acelerado y los incendios provocados, han llevado a su inclusión en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, con la categoría de “Vulnerable”.

Distribución de Iberolacerta galani en la provincia de Zamora (Atlas de anfibios y reptiles de Zamora. NaturZamora-Asociación Zamorana de Ciencias Naturales. 2012-2018).

Habita zonas supraforestales, entre los 1.000 y 2.000 msnm, caracterizadas por un clima de alta montaña e incluidas en los pisos climáticos oromediterráneo y crioromediterráneo.

Las fotos de esta entrada fueron obtenidas en la sierra de San Martín de Castañeda, en la comarca zamorana de Sanabria, que alberga las poblaciones más numerosas y mejor conservadas de esta bonita y amenazada especie.

En estas fechas resulta relativamente sencillo observar a este espectacular lacértido endémico en las áreas altas del parque natural Lago de Sanabria y sierras Segundera y de Porto. Un buen momento para visitar este espacio natural y conocer a la lagartija leonesa y su hábitat, desde el más absoluto respeto por ambos.