Abril en la radio

Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos)

Seguimos con nuestro espacio en las ondas para hablar de la biodiversidad de la provincia de Zamora en el programa “Hoy por hoy Zamora” (Radio Zamora-Cadena SER), con su presentadora Marichu García, a quien una vez más queremos agradecer la oportunidad que nos brinda.

En las últimas semanas hemos hablado -como no podía de ser otro modo- de aves observadas desde casa a lo largo del confinamiento, tanto de las vistas por el colectivo de observadores zamoranos como de mi lista particular de este período . Y hemos dedicado algunos minutos a dos de los protagonistas del pajareo de cuarentena, ambos virtuosos cantores de fama merecida: el ruiseñor y el mirlo.

Os pongo aquí los enlaces para que podáis escuchar estos espacios. Si queréis disfrutarlos en directo, se emite todos los viernes, en torno a las 12:45 a 13:00 en “Hoy por hoy Zamora” (Radio Zamora-Cadena SER).

https://play.cadenaser.com/audio/1587736339_587309/

https://play.cadenaser.com/audio/1587131299_497907/

https://play.cadenaser.com/audio/1585921270_596042/

Mirlo común (Turdus merula)

Oyendo al mirlo

Una mañana, tras una época en que la quimioterapia le había dejado sin fuerza alguna, Henning Mankell, novelista y dramatugo sueco reconocido internacionalmente por su serie de novelas negras sobre el inspector Kurt Wallander, escucha el canto de un mirlo: “He oído cantar al mirlo, luego he vivido”, reflexiona. Esta historia me recordó profundamente a la que me narró un buen amigo ornitólogo, hace ya algunos años. Acompañaba a un tío suyo muy enfermo, próximo ya a su final, en la cama del hospital. Del jardín vecino, entran por la ventana abierta una suave brisa primaveral y el melodioso canto de un ave, melancólico y vigoroso a un tiempo. El hombre, que nunca se había interesado especialmente por la zoología, le pregunta a mi amigo sobre la identidad de aquel cantor que lleva escuchando a diario desde que se encuentra allí ingresado. “Es un mirlo” responde mi colega. En el rostro del hombre se refleja en aquel momento un sentimiento de alivio y de sosiego.

En estos días de incertidumbres y reclusión, con las calles de nuestras ciudades libres del ruido que a menudo nos impide escucharlo con claridad, llega hasta nuestras viviendas nítido y rotundo el canto del mirlo, perchado a la vista sobre una antena u oculto en el follaje amistoso de un árbol. Hace apenas unas décadas no hubiéramos tenido tanta suerte: se trata de un ave originalmente forestal que hasta épocas recientes era preciso buscar en las espesuras de montes y sotos. Pero al igual que otras especies, ha colonizado recientemente los ámbitos urbanos y ahora mismo podemos contemplar su oscura y esbelta silueta en cualquier rincón de la ciudad, haciéndonos llegar con sus silbidos y gorjeos una porción de vida libre y salvaje y unos dulces sorbos de consuelo, que tanta falta nos hacen.

Aves desde mi ventana: sexta semana de cuarentena

El milano negro (Milvus migrans) inspecciona incansablemente hasta el último rincón de la ciudad, en busca de desperdicios y pequeñas carroñas o de aves jóvenes, enfermas o heridas. Siempre dispuesto a aprovechar cualquier oportunidad que surja de obtener pitanza, grande o chica.

Sigo mirando por la ventana y, de vez en cuando, salta la sorpresa. Esta semana se me aparecieron dos aves (curiosamente, ambas pertenecientes a la misma famlia: la de los cucúlidos) que jamás había visto desde casa: el cuco (Cuculus canorus) y el críalo (Clamator glandarius). El primero hasta se dignó a “cuquiar” un par de veces. El críalo en cambio, no dijo “esta boca es mía” pero volvió locas a las pegas (Pica pica), las principales víctimas del parasitismo de este simpático sinvergüenza. Lástima que ninguno de los dos aguantó quieto lo suficiente para que pudiera retratarlos en semejante momento histórico.

Por su parte, el águila calzada (Hieraaetus pennatus) ofrece frecuentes y espectaculares lances de caza urbana, cuyas víctimas más habituales son las palomas cimarronas (Columba livia). Este ejemplar de morfo oscuro huye con su presa en las garras, acosada por una pareja de milanos negros que trataron, sin éxito, de arrebatársela.

También he vuelto a detectar -fugazmente- algunas especies actualmente en regresión que llevaba varias temporadas sin localizar en los alrededores de casa: es el caso de la lechuza común (Tyto alba) o el gorrión chillón (Petronia petronia). Y siguen llegando estivales como el abejaruco (Merops apiaster) o el mosquitero papialbo (Phylloscopus bonelli). Así, poco a poco, la lista se va incrementando, y llego a las 64 especies de aves observadas desde el comienzo del confinamiento:

  1. Cormorán grande Phalacrocorax carbo
  2. Espátula común Platalea leucorodia
  3. Garcilla bueyera Bubulcus ibis
  4. Garza real Ardea cinerea
  5. Cigüeña blanca Ciconia ciconia
  6. Ánade azulón Anas platyrhynchos
  7. Milano negro Milvus migrans
  8. Milano real Milvus milvus
  9. Buitre leonado Gyps fulvus
  10. Culebrera europea Circaetus gallicus
  11. Aguilucho lagunero occidental Circus aeruginosus
  12. Busardo ratonero Buteo buteo
  13. Águila calzada Hieraaetuspennatus
  14. Águila real Aquila chrysaetos
  15. Cernícalo vulgar Falco tinnunculus
  16. Cernícalo primilla Falco naumanni
  17. Esmerejón Falco columbarius
  18. Halcón peregrino Falco peregrinus
  19. Gaviota reidora Chroicocephalus ridibundus
  20. Gaviota sombría Larus fuscus
  21. Paloma bravía Columba livia
  22. Paloma torcaz Columba palumbus
  23. Tórtola turca Streptopelia decaocto
  24. Cuco común Cuculus canorus
  25. Críalo europeo Clamator glandarius
  26. Cotorra de Kramer Psitacula krameri
  27. Lechuza común Tyto alba
  28. Cárabo común Strix aluco
  29. Vencejo real Tachymarptis melba
  30. Vencejo común Apus apus
  31. Abubilla Upupa epops
  32. Abejaruco europeo Merops apiaster
  33. Pico menor Dryobates minor
  34. Avión roquero Ptyonoprogne rupestris
  35. Golondrina común Hirundo rustica
  36. Avión común Delichon urbicum
  37. Avión zapador Riparia riparia
  38. Lavandera blanca Motacilla alba
  39. Chochín euroasiático Troglodytes troglodytes
  40. Ruiseñor común Luscinia megarhynchos
  41. Petirrojo europeo Erithacus rubecula
  42. Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros
  43. Mirlo común Turdus merula
  44. Cetia ruiseñor Cettia cetti
  45. Curruca capirotada Sylvia atricapilla
  46. Mosquitero común Phylloscopus collybita
  47. Mosquitero papialbo Phylloscopus bonelli
  48. Carbonero común Parus major
  49. Herrerillo común Cyanistes caeruleus
  50. Agateador europeo Certhia brachydactyla
  51. Urraca común Pica pica
  52. Grajilla occidental Corvus monedula
  53. Corneja negra Corvus corone
  54. Cuervo grande Corvus corax
  55. Estornino negro Sturnus unicolor
  56. Gorrión común Passer domesticus
  57. Gorrión molinero Passer montanus
  58. Gorrión chillón Petronia petronia
  59. Pinzón vulgar Fringilla coelebs
  60. Serín verdecillo Serinus serinus
  61. Verderón común Chloris chloris
  62. Jilguero europeo Carduelis carduelis
  63. Pardillo común Linariacannabina
  64. Picogordo Coccothraustes coccothraustes
Milano negro (Milvus migrans)

La Ninfa de los arroyos en Zamora

Muelas del Pan, 3 de julio de 2016.

Bello y elegante diseño y vuelo potente a la vez que ligero y vibrante, caracterizan a la Ninfa de los arroyos (Limenitis reducta). Amante del calor y al mismo tiempo de los ambientes húmedos, la encontramos casi siempre ligada a los bosques de ribera que siguen el cauce de arroyos y ríos, con espeso sotobosque, buscando de preferencia los pequeños claros y los bordes de los caminos forestales. Y siempre con presencia de las plantas nutricias de sus larvas: las olorosas madreselvas (Lonicera spp). Su período de vuelo abarca en Zamora desde finales de mayo hasta mediados de agosto.

Distribución de Limenitis reducta en el Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora de NaturZamora-AZCN (2014-2020).

Se distribuye por la mitad meridional de continente europeo mientras que en la península ibérica se ciñe fundamentalmente a su mitad septentrional. En nuestra provincia se extiende principalmente por el sector noroccidental: Sanabria, La Carballeda y Aliste, donde se encuentran las densidades relativamente más altas. Penetra hacia el este por los valles de los río Tera y Eria y siguiendo los relieves de la sierra de la Culebra. Hacia el sur se encuentra escasa en el entorno de las arribas del Duero y -muy rara y localizada ya- en el entorno de la capital. Ocupa un rango de altitud comprendido entre los 500 y los 1500 m.

Tábara, 16 de junio de 2018.

Ruiseñor común: traje discreto y garganta de oro

El ornitólogo español Francisco Bernis, en su Diccionario de nombres vernáculos de aves, se refiere al ruiseñor común (Lusicinia megarhynchos) con estas acertadas palabras: “Modesto pájaro, conocido sólo de escucha para bastante gente, y sólo “de oídas” para mucha más, incluidos algunos poetas que lo mencionan”.

Es una pequeña ave migratoria insectívora, perteneciente a la familia de los Muscicápidos dentro del orden de los Passeriformes. Mide 15-16,5 cm de longitud y pesa alrededor de 20 g. El dorso, las alas y la cola son de color castaño y el vientre de color pardo claro. No hay apenas diferencia de aspecto entre los sexos.

Es bien conocido por su fuerte canto que incluye un registro de silbidos y borboteos y otros sonidos. Comienza a emitirlo desde su llegada a las zonas de cría (tras pasar el invierno en África al sur del Sahara), a partir de principios de abril, hasta finales de junio, una vez terminada la temporada de cría. El canto del ruiseñor destaca entre el de otras aves por su potencia e intensidad, además de por la frecuencia casi constante con que lo emite el macho, tanto por el día como por la noche.

Un ave muy literaria

Estas características de su canto (magistral y nocturno), unidas a lo discreto de su aspecto, conforman el tópico del ruiseñor, una constante en la literatura occidental. No existe ninguna otra especie que aparezca con tanta frecuencia en la tradición poética europea, culta y popular. Aquí tenemos dos ejemplos muy conocidos:

“El roseñor que canta por fina maestría,

siquiere la calandria que faz gran melodía,

mucho meior cantó el varón Ysaya,

e los otros Prophetas, onrada compañía.”

(G. de Berceo: Milagros de Nuestra Señora)

Julieta: ¿Tan rápido te marchas? Todavía falta mucho para que amanezca. Es el canto del ruiseñor, no el de la alondra, el que se escucha. Todas las noches se posa en aquel granado. Es el ruiseñor, amado mío.

(W. Shakespeare: Romeo y Julieta, acto V, escena III)

Valorio: el bosque de los ruiseñores

El ruiseñor común siente gran preferencia por los lugares con abundante y espesa vegetación, tanto arbórea como arbustiva, conformando ambientes umbríos y algo húmedos. Le gustan especialmente los sotos de las riberas de ríos y arroyos, por lo que no es extraño que abunde en Valorio, el bosque de Zamora. De hecho, la densidad de parejas reproductoras de esta especie es particularmente elevada en nuestro bosque suburbano, que constituye un marco ideal para disfrutar con la música natural de este incansable cantor.

¡133 especies anotadas por los pajareros zamoranos en un mes de confinamiento!

Palomas torcaces (Columba palumbus). Fernando García Roncero. Zamora.

Como ya sabéis, nos hemos propuesto recopilar la lista completa de las especies de aves detectadas en la provincia de Zamora, SIN SALIR DE CASA. durante la duración completa de la cuarentena. Os pedimos que nos comuniquéis todas las especies que veáis o escuchéis a lo largo de estas semanas (a contar desde el domingo 15 de marzo, inicio del confinamiento obligatorio) desde vuestras residencias.

Basta con mandar el nombre de las especies identificadas (también, si queréis, fotografías) por e-mail a: elpicanzo@yahoo.es o por whatsapp al 676046551. Añadid también vuestra localidad y vuestros nombres y apellidos, si queréis que aparezcan en la lista. Yo me comprometo a publicar la lista completa de aves y participantes en el blog y un resumen periódicamente. También a echaros una mano con las identificaciones de especies que no conozcáis, si me enviáis una foto, vídeo o audio.

Esta iniciativa se realiza en colaboración con otros dos blog de naturaleza zamoranos, de nuestros amigos José Barrueso y Cristian Osorio:

https://depaseoporlanaturaleza.blogspot.com/

https://saliegosbirding.blogspot.com/

Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus). Clara Ponte. Zamora.

Transcurrido un mes desde el inicio del confinamiento, son ya 46 personas, residentes en 18 localidades zamoranas, las que han enviado sus observaciones, fotografías, vídeos y audios de aves, realizados durante la cuarentena, sumando entre todos la cifra de ¡133 especies detectadas sin salir de casa!

Entre las aves que observan más a menudo los zamoranos desde sus ventanas, resaltan la cigüeña blanca, el milano negro, la paloma torcaz, la tórtola turca, el colirrojo tizón, el mirlo común, el carbonero común, la urraca común, el estornino negro, el gorrión común y el pardillo común. Otras especies mencionadas en bastantes localidades han sido: el ánade azulón, el milano real, el buitre leonado, el busardo ratonero, el cernícalo vulgar, la paloma doméstica, la corneja negra, la golondrina común, el herrerillo común, el jilguero europeo, la lavandera blanca, el petirrojo europeo y el verderón común.

En los últimos días la lista está creciendo con rapidez gracias a la llegada masiva de migradores estivales procedentes de África, tales como el ruiseñor común o el abejaruco europeo. La variedad de especies que se pueden avistar desde casa depende de diversos factores, como la ubicación de la vivienda, el campo de visión de que se disfruta, el uso de herramientas ópticas o la experiencia y pericia del observador. Con todo, el conjunto de observadores residentes en la ciudad de Zamora llevan anotadas ya 64 especies y yo, personalmente, llevo vistas 49 desde el comienzo del confinamiento. De modo que no es obligatorio estar pasando la cuarentena en una casa de campo para obtener una lista curiosa.

Colirrojo tizón o carbonera (Phoenicurus ochruros). Basilio Sierra. Morales del Vino.

Pongo debajo la lista de aves detectadas, las personas que han aportado sus observaciones y la lista de localidades.

  1. Zampullín cuellinegro Podiceps nigricollis
  2. Garceta común Egretta garzetta
  3. Garcilla bueyera Bubulcus ibis
  4. Garceta grande Ardea alba
  5. Garza real Ardea cinerea
  6. Espátula común Platalea leucorodia
  7. Cormorán grande Phalacrocorax carbo
  8. Cigüeña blanca Ciconia ciconia
  9. Cigüeña negra Ciconia nigra
  10. Ánsar común Anser anser
  11. Tarro blanco Tadorna tadorna
  12. Ánade friso Mareca strepera
  13. Silbón europeo Mareca penelope
  14. Cerceta común Anas crecca
  15. Ánade azulón Anas platyrhynchos
  16. Cuchara común Spatula clypeata
  17. Porrón europeo Aythya ferina
  18. Milano negro Milvus migrans
  19. Milano real Milvus milvus
  20. Buitre leonado Gyps fulvus
  21. Culebrera europea Circaetus gallicus
  22. Aguilucho lagunero occidental Circus aeruginosus
  23. Aguilucho cenizo Circus pygargus
  24. Aguilucho pálido Circus cyaneus
  25. Gavilán común Accipiter nisus
  26. Azor común Accipiter gentilis
  27. Busardo ratonero Buteo buteo
  28. Águila calzada Hieraaetus pennatus
  29. Águila real Aquila chrysaetos
  30. Cernícalo primilla Falco naumanni
  31. Cernícalo vulgar Falco tinnunculus
  32. Esmerejón Falco columbarius
  33. Halcón peregrino Falco peregrinus
  34. Perdiz roja Alectoris rufa
  35. Codorniz común Coturnix coturnix
  36. Focha común Fulica atra
  37. Avutarda europea Otis tarda
  38. Avoceta común Recurvirostra avosetta
  39. Cigüeñuela común Himantopus himantopus
  40. Avefría europea Vanellus vanellus
  41. Chorlitejo chico Charadrius dubius
  42. Chorlitejo grande Charadrius hiaticula
  43. Chorlito dorado europeo Pluvialis apricaria
  44. Zarapito real Numenius arquata
  45. Zarapito trinador Numenius phaeopus
  46. Aguja colinegra Limosa lapponica
  47. Archibebe común Tringa totanus
  48. Archibebe claro Tringa nebularia
  49. Combatiente Philomachus pugnax
  50. Correlimos común Calidris alpina
  51. Fumarel cariblanco Chlidonias hybrida
  52. Pagaza piconegra Gelochelidon nilotica
  53. Gaviota reidora Chroicocephalus ridibundus
  54. Gaviota cabecinegra Ichthyaetus melanocephalus
  55. Gaviota sombría Larus fuscus
  56. Paloma bravía Columba livia
  57. Paloma torcaz Columba palumbus
  58. Tórtola turca Streptopelia decaocto
  59. Tórtola europea Streptopelia turtur
  60. Críalo europeo Clamator glandarius
  61. Cuco común Cuculus canorus
  62. Cotorra de Kramer Psitacula crameri
  63. Lechuza común Tyto alba
  64. Autillo europeo Otus scops
  65. Cárabo común Strix aluco
  66. Mochuelo común Athene noctua
  67. Búho chico Asio otus
  68. Búho campestre Asio flammeus
  69. Vencejo real Tachymarptis melba
  70. Vencejo común Apus apus
  71. Abubilla común Upupa epops
  72. Abejaruco europeo Merops apiaster
  73. Torcecuello euroasiático Jynx torquilla
  74. Pico menor Dryobates minor
  75. Pico picapinos Dendrocopos major
  76. Pito real ibérico Picus sharpei
  77. Calandria común Melanocorypha calandra
  78. Cogujada común Galerida cristata
  79. Golondrina común Hirundo rustica
  80. Avión roquero Ptyonoprogne rupestris
  81. Avión común Delichon urbicum
  82. Avión zapador Riparia riparia
  83. Lavandera cascadeña Motacilla cinerea
  84. Lavandera boyera Motacilla flava
  85. Lavandera blanca Motacilla alba
  86. Bisbita pratense Anthus pratensis
  87. Chochín paleártico Troglodytes troglodytes
  88. Mirlo acuático Cinclus cinclus
  89. Acentor común Prunella modularis
  90. Petirrojo europeo Erithacus rubecula
  91. Ruiseñor común Luscinia megarhynchos
  92. Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros
  93. Colirrojo real Phoenicurus phoenicurus
  94. Tarabilla europea Saxicola rubicola
  95. Collalba gris Oenanthe oenanthe
  96. Mirlo común Turdus merula
  97. Zorzal común Turdus philomelos
  98. Zorzal charlo Turdus viscivorus
  99. Cistícola buitrón Cisticola juncidis
  100. Cetia ruiseñor Cettia cetti
  101. Curruca capirotada Sylvia atricapilla
  102. Mosquitero común Phylloscopus collybita
  103. Mosquitero ibérico Phylloscopus ibericus
  104. Mosquitero musical Phylloscopus trochilus
  105. Mosquitero papialbo Phylloscopus bonelli
  106. Reyezuelo listado Regulus ignicapillus
  107. Mito Aeghitalos caudatus
  108. Herrerillo capuchino Lophophanes cristatus
  109. Herrerillo común Cyanistes caeruleus
  110. Carbonero común Parus major
  111. Agateador europeo Certhia brachydactyla
  112. Trepador azul Sitta europaea
  113. Alcaudón común Lanius senator
  114. Arrendajo euroasiático Garrulus glandarius
  115. Urraca común Pica pica
  116. Grajilla occidental Corvus monedula
  117. Corneja negra Corvus corone
  118. Cuervo grande Corvus corax
  119. Estornino pinto Sturnus vulgaris
  120. Estornino negro Sturnus unicolor
  121. Gorrión común Passer domesticus
  122. Gorrión molinero Passer montanus
  123. Gorrión chillón Petronia petronia
  124. Pinzón vulgar Fringilla coelebs
  125. Serín verdecillo Serinus serinus
  126. Verderón común Chloris chloris
  127. Jilguero europeo Carduelis carduelis
  128. Jilguero lúgano Spinus spinus
  129. Pardillo común Linariacannabina
  130. Camachuelo común Pyrrhula pyrrhula
  131. Escribano soteño Emberiza cirlus
  132. Escribano montesino Emberiza cia
  133. Escribano triguero Emberiza calandra
Pardillo común o linacera (Carduelis cannabina). Félix Santamaría. Zamora.

Participantes: Felipe Alonso, Patricio Bariego, José Barrueso, Jesús Barba, Isabel Cidón, Hortensia Cobreros, Emmanuel D’Hoore, Fabio Flechoso, Patricia de Encarnación, Basilio de la Iglesia, Alba Domínguez, Fernando García, Samara Gómez, Victoriano Gómez, Juanjo González, José Alfredo Hernández, María Jesús Hernández, Mario Hernández, Poli Hernández, Loli Juan, Gary Losada, Esther Marqués, Juan Pablo Martín, Manuel Martín, María Isabel Martín, Carolina Mateu, José Joaquín Nieto, Pilar Nogales, José Javier Orduña, Cristian Osorio, Manuel Rodríguez, Paqui Rodríguez, Manuela Romera, José Miguel San Román, Rafael Sánchez, Félix Santamaría, Leire Santos, Manuel Segura, Rosa María Seijas, Luis Vergara, Javier Talegón, Cristina Zelich, Javier, Carmen, Tomás y Cristina.

Lista de localidades: Algodre, Benavente, Calabor, Carbellino, Casaseca de las Chanas, El Puente de Sanabria, Gáname, Mahide, Moraleja del Vino, Morales del Vino, Pedrazales, Piñuel, Puebla de Sanabria, Toro, Villabrázaro, Villafáfila, Villaralbo y Zamora.

Palomas torcaces (Columba palumbus). Fernando García Roncero. Zamora.

Como siempre, muchísimas gracias a todos por enviar vuestros avistamientos y fotografías, seguid haciéndolo, por favor. Y muchos ánimos y abrazos para todos.

La mariposa Arlequín en Zamora

Zamora capital, 23 de marzo de 2014

La Arlequín (Zerynthia rumina) es una de nuestras más bellas mariposas diurnas y, sin duda, una de mis favoritas. Se distribuye exclusivamente por la península Ibérica, Francia mediterránea y el Magreb. Su presencia está siempre ligada a la de las plantas nutricias de sus orugas, pertenecientes al género Aristolochia.

Distribución de Zerynthia rumina en el Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora de NaturZamora-AZCN (2014-2020).

Habita en bosques y matorrales donde crezcan estas plantas, evitando las zonas cultivadas o muy pastoreadas y las grandes altitudes. Resulta más abundante en áreas cálidas. Ocupa gran parte de la provincia de Zamora, principalmente en sus dos tercios occidentales.

Zamora capital, 25 de marzo de 2019.

Aunque suele ser escasa, alcanza densidades relativamente elevadas en los cañones y valles fluviales agrestes de los ríos Tormes, Duero, Esla, Aliste y Manzanas. En el entorno de la capital también está presente aunque en número muy bajo. Se la puede encontrar desde las zonas más bajas de la provincia hasta unos 1.400 m en Sanabria, rarificándose con el aumento de la altitud. Comienza a volar entre principios y mediados de marzo, observándose hasta entrado el mes de junio.

Zamora capital, 12 de abril de 2016.

Siete años con Agustín

Fue un día de mediados de marzo de 2014 cuando descubrí a este macho de cárabo tomando el sol a la puerta de su refugio en un viejo álamo del bosque zamorano de Valorio. Desde ese momento, se convirtió en un verdadero icono para los observadores de aves locales que lo bautizaron con el nombre de “Agustín”, en recuerdo del poeta, gramático y pensador zamorano García Calvo, quien dedicó no pocos versos a nuestro pequeño bosque suburbano.

Los retratos de Agustín, reproducidos en folletos y paneles informativos, constituyen ahora el emblema indiscutible de Valorio y su fauna salvaje. Pero él, ajeno a esta fama sobrevenida y a la humana obsesión por las imágenes, continúa dedicándose a sus cosas de cárabo: ulular, cazar roedores y pájaros y criar un par de alucones cada temporada. Y ahí sigue.

La mariposa Pavo real en Zamora

Zamora, junio de 2018

La Pavo real (Aglais io) es una de las mariposas diurnas más bellas, grandes, espectaculares y conocidas entre las que se encuentran presentes en la provincia de Zamora. Está ligada, principalmente, a ambientes húmedos y frescos con presencia abundante de arbolado, arbustos y matorrales. Para su reproducción precisa de la presencia de ortigas (Urtica spp), plantas de las que se nutren sus orugas.

Zamora, junio de 2018

En Zamora se halla ampliamente distribuida pero es mucho más frecuente en las comarcas más occidentales de la provincia y a lo largo de los valles de los grandes ríos con vegetación de ribera, como el Duero y el Esla. Se encuentra desde los sectores más bajos hasta cerca de 2.000 m de altitud.

Distribución de Aglais io según el Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora de NaturZamora-AZCN (2014-2020).

Entre los meses de febrero y mayo vuelan los ejemplares que hibernaron en estado adulto. Desde junio hasta septiembre les suceden las mariposas que han eclosionado en ese mismo año. Además, se pueden observar con alguna frecuencia ejemplares activos en los meses de octubre y enero.

Zamora, octubre de 2018

Aunque su distribución es bastante amplia, suele presentarse en bajas densidades. Si bien sus poblaciones son muy variables de unas temporadas a otras, podría estar en regresión a causa de la rarefacción creciente de sus plantas nutricias, entre otros factores.

Busardo moro: una rareza al lado de casa

Nidificante en el NO de África, SE de Europa y Asia central y suroccidental, el busardo moro (Buteo rufinus) está considerado rareza en España. Con todo y con eso, he tenido la suerte de observarlo varias veces en la península, en las provincias de Zamora, Ávila y Cádiz. Pero ninguno tan de cerca como éste que nos encontramos Isabel Martín y yo el 11 de septiembre de 2016 en Villaseco del Pan (Zamora), a apenas 20 km de casa.