Nueva especie de orquídea para Zamora

El sábado pasado, mientras paseaba por las afueras de Zamora, me llamó la atención una bonita orquídea de pálido tono amarillento que crecía en una ladera cubierta por encinas dispersas. Enseguida caí en la cuenta de que nunca las había visto por allí. Un vistazo más atento, me indicó que, además, yo no había visto aquella especie en toda mi vida.

Le comuniqué el hallazgo a mi botánico de cabecera, la persona que mejor conoce las orquídeas y toda la flora de la provincia en su conjunto: Patricio Bariego. Patricio me confirmó mi sospecha: se trataba de la Orquídea pálida (Dactylorhiza sulphurea), una especie endémica del Mediterráneo occidental cuyas principales poblaciones se encuentran en el oeste de la península ibérica. Pero incluso en estas tierras del lejano occidente resulta escasa y de distribución dispersa. De hecho, aunque se sospechaba su presencia, no estaba citada hasta ahora en la provincia de Zamora. Así que a la emoción -indescriptible- de ver una especie por vez primera, se le unió la emoción, no menos intensa, de haber descubierto su presencia en un territorio donde hasta ahora no se había constatado.

Posteriormente, hice una búsqueda más detallada y pude contabilizar un total de 23 pies de esta orquídea, concentrados en unos pocos metros cuadrados. En contraste con la escasez de efectivos de esta pequeña y singular población de Dactylorhiza sulphurea, cubren la ladera en estos momentos centenares de pies de Orchis morio subsp champagneuxii, conocida como compañón o satirión, seguramente la orquídea silvestre más frecuente y extendida en Zamora.

Se trata de una ladera orientada al nordeste, con vegetación de encinar abierto y sustrato de areniscas ácidas. Una reliquia de la vieja Zamora salvada casi como por milagro, pues se encuentra a tan sólo unos pocos cientos de metros de las edificaciones más próximas del casco urbano. Un rincón cercano donde se refugian la belleza y la diversidad biológica.

Cuánto nos queda por conocer sobre la diversidad biológica que nos rodea, incluso sobre lo que vive a apenas unos metros de nuestras casas y que, no pocas veces, va a desaparecer antes de que sepamos de su existencia. Necesitamos más ciencia, más conciencia y menos codicia.

Rutas 90 y 91 de “Zamora, Aves y Naturaleza”

El pasado fin de semana llevamos a acabo dos nuevas actividades de observación de fauna en las riberas del Duero. Disfrutamos una vez más con la magnífica colonia de ardeidas y con la nutrida población local de milano negro. Pero el protagonismo fue en estos días para el pájaro moscón y su extraordinario nido. Además, el domingo vimos muy bien al galápago leproso y a sus exóticos primos los galápagos de Florida.

Las próximas actividades con plazas disponibles son:

14 de mayo: observación de fauna en las riberas del Duero. Horario de tarde.

“Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa del AYUNTAMIENTO DE ZAMORA desarrollado con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora o equivalente (por cuenta de los participantes).

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Paseo por las riberas primaverales

Esta tarde tocaba de nuevo recorrido por las riberas del Duero. Había que tomar el pulso a su variada comunidad de aves -en pleno apogeo primaveral- para preparar las dos actividades de “Zamora, Aves y Naturaleza” programadas para esta semana: el viernes por la tarde y el domingo por la mañana.

Como ya sabéis, el tramo fluvial que atraviesa nuestra ciudad es un verdadero paraíso para las aves gracias a la buena conservación de sus islas y riberas.

Las condiciones para la observación son muy buenas y además esta actividad se ve acompañada por la belleza paisajística que nace de la combinación de este estupendo medio natural con los interesantísimos elementos arquitectónicos que jalonan el paseo.

“Homenaje a los poetas zamoranos”. Escultura de José Luis Coomonte recientemente erigida junto al puente de los Poetas.

Aceñas de Cabañales

El paseo de hoy discurrió por ambas márgenes del Duero: un total de casi seis kilómetros con una duración de algo más de tres horas. El censo y la lista de aves detectadas a lo largo del recorrido nos permiten hacernos idea de la abundancia y variedad presentes: 691 ejemplares de 55 especies diferentes. Los pongo al final del post por si queréis consultarlos.

No sólo hubo aves. Un buen número de tortugas de agua dulce se soleaban en las orillas. La mayoría pertenecían a dos especies: el autóctono galápago leproso (Mauremys leprosa) y el alóctono galápago de Florida (Trachemys scripta). Pero la mejor observación del día fue este solitario ejemplar del autóctono y muy amenazado galápago europeo (Emys orbicularis), una de las joyas más valiosas de nuestro medio fluvial.
La colonia de ardeidas que alberga una de las islas fluviales constituye, sin duda, el principal punto de atracción durante la temporada de cría. Casi todos los nidos de garza real (Ardea cinerea) contienen ya pollos de diferentes edades, mientras que los martinetes comunes (Nycticorax nycticorax) se hallan, por lo general, inmersos en la incubación.
Muchos pollos de garza real son ya lo suficientemente grandes para que sus padres los puedan dejar solos en el nido y, de ese modo, dedicar más tiempo a la captura de las presas que sus hijos demandan incesantemente.
También las abundantes cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) se entregan con gran dedicación a la labor de empollar sus puestas.
En estos días se comienzan a ver las primeras polladas de ánade azulón (Anas platyrhynchos).
En cambio, los diminutos pájaros moscones (Remiz pendulinus) se encuentran todavía dedicados a la construcción de sus nidos, verdaderas obras maestras.
Esta hembra de avetorillo común (Ixobrychus minutus), el duende los carrizales, nos muestra su consumada técnica de pesca con arpón que ejecuta gracias a la sorprendente longitud de su cuello.
Pero la elegancia y la belleza alcanzan su grado máximo en esta otra ardeida (una familia por la que siento verdadera debilidad): la garceta común (Egretta garzetta).

Aquí tenéis la lista completa de las aves observadas u oídas, con el número de ejemplares detectados de cada una:

Ánade azulón (Anas platyrhynchos) 47

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus) 1

Paloma bravía (doméstica) (Columba livia) 57

Paloma torcaz (Columba palumbus) 31

Tórtola turca (Streptopelia decaocto) 12

Vencejo común (Apus apus) 2

Gallineta común (Gallinula chloropus) 8

Andarríos chico (Actitis hypoleucos) 9

Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) 17

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) 46

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) 19

Avetorillo común (Ixobrychus minutus) 1

Garza real (Ardea cinerea) 43

Garceta común (Egretta garzetta) 2

Martinete común (Nycticorax nycticorax) 10

Buitre leonado (Gyps fulvus) 4

Águila calzada (Hieraaetus pennatus) 3

Milano negro (Milvus migrans) 16

Autillo europeo (Otus scops) 1

Martín pescador común (Alcedo atthis) 1

Torcecuello euroasiático (Jynx torquilla) 3

Pico menor (Dryobates minor) 1

Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) 2

Urraca común (Pica pica) 21

Grajilla occidental (Corvus monedula) 11

Cuervo grande (Corvus corax) 4

Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) 7

Carbonero común (Parus major) 11

Pájaro moscón europeo (Remiz pendulinus) 2

Carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus) 4

Carricero común (Acrocephalus scirpaceus) 2

Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus) 1

Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris) 2

Golondrina común (Hirundo rustica) 34

Avión común (Delichon urbicum) 5

Mosquitero papialbo (Phylloscopus bonelli) 1

Mosquitero ibérico (Phylloscopus ibericus) 6

Cetia ruiseñor (Cettia cetti) 12

Mito común (Aegithalos caudatus) 2

Curruca capirotada (Sylvia atricapilla) 10

Agateador europeo (Certhia brachydactyla) 3

Chochín común (Troglodytes troglodytes) 3

Estornino negro (Sturnus unicolor) 36

Mirlo común (Turdus merula) 17

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula) 4

Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos) 9

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) 10

Gorrión común (Passer domesticus) 52

Gorrión molinero (Passer montanus) 37

Lavandera blanca (Motacilla alba) 3

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 1

Verderón común (Chloris chloris) 12

Pardillo común (Linaria cannabina) 2

Jilguero europeo (Carduelis carduelis) 23

Serín verdecillo (Serinus serinus) 8

Próximas actividades de “Zamora, Aves y Naturaleza”

Aquí tenéis las actividades de observación de fauna programadas para lo queda de abril y para mayo

16 de abril: observación de fauna en las riberas del Duero. Horario de tarde. (COMPLETO)

18 de abril: observación de fauna en las riberas del Duero. Horario de mañana (COMPLETO).

23 de abril: observación de fauna en el barrio de Carrascal (COMPLETO).

1 de mayo: observación de fauna en el bosque de Valorio. Horario de mañana. (COMPLETO).

8 de mayo: observación de fauna en el barrio de Carrascal. (COMPLETO).

14 de mayo: observación de fauna en las riberas del Duero. Horario de tarde.

22 de mayo: observación de fauna en el barrio de Carrascal.

30 de mayo: observación de fauna en el bosque de Valorio. Horario de mañana.

“Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa del AYUNTAMIENTO DE ZAMORA desarrollado con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora o equivalente (por cuenta de los participantes).

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Destruyen una importante colonia de avión común

Esta colonia de aviones comunes (Delichon urbica), la mayor de la ciudad de Zamora y una de las más importantes de la provincia, ya no existe: ha sido destruida por completo. Estaba establecida desde hace más 40 años en pleno centro de la ciudad, entre la plaza Fernández Duero y la calle Santa Clara. En los últimos años este tipo de sucesos se ha vuelto tan frecuente que a este paso el avión común no tardará en ser considerado una especie en peligro de extinción.

La  destrucción de nidos de especies protegidas supone un delito según el artículo 334 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal que puede llegar a tener hasta una pena de prisión de seis meses a dos años.

El problema de la suciedad producida por los aviones comunes se puede paliar con la colocación de una simple balda o bandeja de protección debajo los nidos. Sin embargo, lejos de buscar una solución o alternativa, los autores se han preocupado a conciencia de impedir la reconstrucción de los nidos colocando unos dispositivos especiales en todos y cada uno de los huecos del alero que contenían nidos. Se han gastado una pasta que podían haber invertido con mejor intención pero al final han escogido el peor camino.

Ya lo he comunicado a los servicios jurídicos de la Sociedad Española de Ornitología (SEO BidLife) y en los próximos días voy a proceder a realizar una denuncia formal. Hay que parar esta barbarie ya.

Zamora: una ciudad para las mariposas

Este es el título de la pequeña guía que hace tres años editó el Ayuntamiento de Zamora, con textos y fotos míos y acuarelas de Rafael Sánchez Verdú. Podéis consultarla o descargarla en este enlace:

https://turismo-zamora.com/zamora-una-ciudad-para-las-mariposas.html

También podéis solicitar la versión impresa, gratuita, en las oficinas de turismo de Zamora.

La ciudad de Zamora, su entorno y su provincia constituyen un espacio con poblaciones aún abundantes de una importante variedad de lepidópteros. En el municipio de Zamora se ha cita-do la presencia de 67 especies de mariposas diurnas: 8 hespéridos, 16 licénidos, 25 ninfálidos, 3 papiliónidos y 15 piéridos. Esto supone el 28,87% de las especies encontradas en la Península Ibérica y el 34,71% de las de Castilla y León.

La guía no incluye solo información sobre las mariposas diurnas de la ciudad de Zamora y su municipio sino también de las áreas más importantes para estos insectos en la provincia.

Avutardas y mucho más: la esplendorosa primavera de Villafáfila

Los pasados domingos 28 de marzo y 4 de abril tuvieron lugar sendas jornadas de nuestra actividad de observación de aves “La rueda de la avutarda en Villáfila”, actividad que llevamos a acabo en colaboración con nuestros amigos de Erithacus-Observación de Naturaleza (aquí podéis ver su interesante crónica de una de estas jornadas).

(Fotografía de Alicia Casillas)

En estas fechas primaverales, la famosa reserva natural zamorana se encuentra en todo su esplendor, tanto el complejo lagunar, rebosante de agua y de aves acuáticas, como la campiña cerealista, donde el vistoso cortejo de los machos de la enorme avutarda común constituyen el máximo atractivo y una excusa perfecta para una visita. No olvidemos que Villafáfila alberga la población más densa a nivel mundial de estas magníficas e impresionantes aves.

En ambas jornadas pudimos disfrutar de la espectacular rueda de los “avetardos” o “barbones”. Siempre desde observatorios y puntos de observación autorizados, a distancia prudencial, sin ocasionarles ninguna clase de molestia. (Fotografía de Hortensia Cobreros).

(Fotografía de Luis Domingo Sánchez)

Pero no sólo disfrutamos con los gigantes esteparios. También estamos viendo una gran cantidad y variedad de aves rapaces, como esta majestuosa águila imperial ibérica que nos sobrevoló en dos ocasiones durante la segunda jornada (Fotografía de Luis Domingo Sánchez).

Otra bonita ave que estamos viendo frecuentemente en nuestros recorridos por la reserva es la abubilla.

Las abundantes lagunas y lavajos que dan renombre internacional a Villafáfila están ahora repletos de limícolas migradores, como el elegante archibebe común
y los aguerridos combatientes.
Las abundantes y zanquilargas cigüeñuelas son tal vez los limícolas más característicos de las salinas durante la primavera (Foto de Hortensia Cobreros).
Verdadera magia vivimos observando en vivo y en directo la migración de una bando de espátulas que volaban en dirección a sus áreas de cría en el noroeste de Europa, tras haber descansado brevemente en las salinas (Foto de Luis Domingo Sánchez).
No nos podemos olvidar de los gratos momentos vividos en el entorno de los pueblos y palomares de adobe, donde observamos interesantísmas aves antropófilas como el precioso y amenzado cernícalo primilla,
el simpático gorrión chillón

o la misteriosa cazadora nocturna, la lechuza común o coruja, como se la conoce en estas tierras zamoranas.
También tuvimos nuestros pequeños instantes dedicados a nuestras más bellas amigas, las mariposas, como esta impresionante Macaón fotografiada por Hortensia Cobreros.

El próximo domingo, 11 de abril, repetimos la visita. Todavía contamos con unas pocas plazas disponibles. Si os animáis a acompañarnos, aquí debajo tenéis más información y los contactos: