Por riberas, cañones, campiñas y lagunas

Riberas e islas del Duero en Zamora. Foto Zamora BioDiversa.

La ciudad de Zamora reúne una cantidad notable de atractivos para los aficionados a la observación y fotografía de aves. Sin moverse de su casco urbano, las riberas del Duero muestran unas condiciones excepcionales para practicar estas aficiones. A la más que notable variedad de especies presentes (más de 180) -con excelentes poblaciones de ardeidas (avetorillo, martinete, garza real, garcilla bueyera…) y rapaces forestales (milano negro, milano real invernante, águila calzada…)- se unen las grandes facilidades para el avistamiento cómodo y cercano que ofrecen los prolongados paseos que acompañan el curso del río y el rosario de islas, puentes y presas o zudas que lo jalonan.

El Duero en las inmediaciones del barrio de Carrascal. Foto Zamora BioDiversa.

En su entorno más inmediato, en un radio de no más de 15-20 km, podemos visitar áreas de gran interés para las aves y la fauna en general y con grandes atractivos paisajísticos: el barrio de Carrascal, las dehesas del municipio de Zamora, las riberas de Villaralbo, las lagunas de Coreses, la ZEPA “Llanos del Guareña” (importante para aves esteparias como la avutarda y la ortega) y la ZEPA “Cañones del Duero”, donde dan comienzo realmente las arribes o arribas del Duero y con ellas la presencia de aves de nidificación rupícola como la cigüeña negra, el alimoche y las águilas perdicera y real.

Cernícalo primilla (Falco naumanni) en la reserva natural de Villafáfila. Foto Zamora BioDiversa.

Y con apenas 40-50 km de desplazamiento alcanzamos espacios naturales de fama internacional como la reserva natural “Lagunas de Villafáfila” y el parque natural “Arribes del Duero”. Así que no cabe duda de que Zamora se ha convertido en un destino ideal para los amantes de las aves silvestres.

Arribes del Duero en el municipio de Fariza (Zamora). Foto Zamora BioDiversa.

En las últimas semanas hemos tenido el placer de acompañar a muchas personas que nos han visitado procedentes de lugares muy diversos con un propósito primordial: conocer y disfrutar nuestra fauna y paisajes.

Disfrutando con el sisón. Foto Zamora BioDiversa.

Charo y Marta, dos amigas entusiastas de las aves, vinieron desde Cantabria y Vizcaya en busca de nuestras afamadas rapaces y esteparias. Con ellas -y con Gonzalo Criado de Erithacus-Observación de Naturaleza- recorrimos espacios tan dispares como las lagunas y estepas de Tierra de Campos, las campiñas del Valle Valverde, las riberas del Duero y del Esla, el parque natural de Arribes, el barrio zamorano de Carrascal y el bosque de Valorio. Se fueron con más de 110 especies de aves en la lista y una sonrisa en los labios tras ver cumplido su sueño de ver al cada vez más escaso y amenazado sisón.

Aguila real (Aquila chrysaetos) en el barrio de Carrascal. Foto: Charo Mendoza.
Sisón (Tetrax tetrax) en el Valle Valverde (Zamora). Foto Zamora BioDiversa.
Por los cañones del Duero y el Esla. Foto Saliegos Birding.

Suzi y Yago son una pareja de amantes de las aves que viven en Viena y que nos visitaron hace unas semanas para conocer “Zamora, la Ciudad de las Aves” y su magnífico entorno natural. Junto con nuestros colegas de Saliegos Birding los acompañamos por la Zona de Especial Protección para las Aves “Cañones del Duero” y las dehesas y riberas del municipio de Zamora.

Buitre negro (Aegypius monachus) en Villaseco del Pan. Foto Yago Avanzini.

En una sola jornada pudimos observar más de 80 especies diferentes, incluyendo ni más ni menos que 19 especies de rapaces, el grupo de aves preferido por nuestros visitantes y del cual la comarca de Zamora constituye un área de enorme variedad.  Elanio común, buitre negro, alimoche, águila real y águila perdicera fueron algunas de las especies que pudimos captar con nuestras retinas y objetivos. Una excursión inolvidable.

Elanio común (Elanus caeruelus) en Tierra del Pan. Foto Zamora BioDiversa.
Espiando a los elanios. Foto Zamora BioDiversa.

Rebeca, Juan y Carlos, tres grandes aficionados a las  aves y la fotografía, residentes en Miranda de Ebro y Vitoria, vinieron a Zamora para disfrutar de su fauna y paisajes. Tuvimos el placer de acompañarles durante dos mañanas para ver y fotografiar con ellos las aves de las riberas del Duero a su paso por Zamora capital y las de la ZEPA “Cañones del Duero”, a apenas una veintena de kilómetros de esta ciudad.

Pájaros moscones (Remiz pendulinus) en Zamora. Foto Cózar Natura.
Martinete común (Nycticorax nycticorax) en Zamora. Foto Cózar Natura.

En las riberas del Duero tuvimos excelentes observaciones de martinetes, garcillas bueyeras, garzas reales, águilas calzadas, milanos negros, pájaros moscones ¡e incluso sendas parejas de charrán común y de charrancito!. En los cañones, la lista también fue muy considerable e interesante, incluyendo entre otras aves: cigüeña negra, elanio común, alimoche, buitre negro, águila culebrera, águila perdicera, aguilucho cenizo, milano real, críalo, alcaudón real, alcaudón común y gorrión moruno. También disfrutamos un montón con los magníficos lagartos ocelados que se soleaban en los caminos.

Críalo europeo (Clamator glandarius) en Zamora. Foto Zamora BioDiversa.
Lagarto ocelado (Timon lepidus) en Villaseco del Pan. Foto Zamora BioDiversa.

Muchas gracias a todos por vuestras visitas, simpatía y amabilidad. Os esperamos para seguir explorando juntos Zamora. Ya sabéis que quedan muchos de sus secretos por descubrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s