El yunque del malvís

El zorzal común (Turdus philomelos), también conocido como tordo o malvís, siente gran apetencia por los caracoles, los cuales llegan a constituir con frecuencia una parte importante de su dieta. Para acceder con mayor facilidad a su carne escacha las conchas de los gasterópodos golpeándolas contra una piedra que utiliza a modo de yunque.

Es habitual que cada ejemplar escoja una piedra en particular que le sirve de taller y en torno a la cual se van acumulando los restos de sus banquetes. Los caracoles suponen un recurso muy importante para los zorzales durante los períodos de fuerte sequía que dificultan su acceso a otras presas importantes como las lombrices de tierra o melucas. Esto resulta especialmente marcado en áreas de clima mediterráneo continental, como la comarca zamorana de Tierra del Pan, donde están hechas las fotos. Aquí el zorzal común -ave más propia de ambientes eurosiberianos- es un reproductor escaso, confinado a los bosques de ribera de ambiente más húmedo y umbrío.

Rapaces y agua

Con los calores estivales crece la querencia de las aves rapaces por la cercanía del agua. Bañarse y abrevar son rutinas imprescindibles para soportar las altas temperaturas y mantenerse en perfecto estado físico.

Esta águila calzada (Hieraaetus pennatus) acaba de darse un baño en las aguas del río Duero a su paso por la ciudad de Zamora y mientras acaba de secar su plumaje se da un paseo por la zuda (presa) de las aceñas o molinos harineros del barrio de Olivares.

Por su parte, este aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) toma su baño cotidiano en una barrera del municipio de Muelas del Pan. Las barreras son pequeñas lagunas formadas por la extracción secular de barro, material que tenía un uso importantísimo en la construcción y que en el caso concreto de Muelas constituía la materia prima de su famosa artesanía alfarera.

También este milano negro (Milvus migrans) sacia su sed en una barrera de Muelas del Pan. Dada la fecha del encuentro (mediado el mes de agosto) no sería de extrañar que se tratara de un individuo en plena migración postnupcial que a estas alturas podría hallarse abrevando en un algún remoto oasis sahariano.

Nueva fecha para “Mariposas y Aves” en Arribes

AGOTADAS LAS PLAZAS para la actividad de observación de mariposas y aves en el parque natural “Arribes del Duero” programada para el domingo 5 de septiembre, ofrecemos una NUEVA FECHA para los interesados en participar en esta apasionante experiencia: EL SÁBADO 4 DE SEPTIEMBRE.

El objetivo principal es la observación de una de las mariposas más bellas y espectaculares del parque: el Bajá, Cuatro Colas o Mariposa del Madroño (Charaxes jasius). Pero además disfrutaremos de otras joyas entomólogicas como la Macaón (Papilio machaon), la Podalirio o Chupaleches (Iphiclides feisthamelii) y la Festón Blanco (Hipparchia fidia), entre otras especies. Sin olvidarnos de las aves rapaces y rupícolas que otorgan merecida fama a este espacio natural, tales como los buitres leonados y los alimoches ni de otros elementos no menos interesantes como la vegetación mediterránea que cubre este magnífico entorno.

El punto de encuentro será en el mismo Fermoselle y comeremos en un área recreativa de la localidad.

El precio de la actividad (20 euros) incluye el servicio de guías (dos guías especializados), material óptico y seguros.

Para más información e inscripciones podéis llamar o enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo)  o al 652518818 (Cristian).

¡Anímate y ven con nosotros a conocer el apasionante mundo de las grandes mariposas mediterráneas!

Ven a conocer las increíbles mariposas de Arribes del Duero

El domingo 5 de septiembre“Zamora Biodiversa” y “Saliegos Birding” organizamos una actividad de observación de Mariposas y Aves en el entorno de Fermoselle, dentro de los límites del parque natural “Arribes del Duero”.

El objetivo principal es ver y fotografiar a una de las mariposas más bellas y espectaculares del parque: la Bajá, Cuatro Colas o Mariposa del Madroño (Charaxes jasius). Pero además disfrutaremos de otras joyas entomólogicas como la Macaón (Papilio machaon), la Podalirio o Chupaleches (Iphiclides feisthamelii) y la Festón Blanco (Hipparchia fidia), entre otras especies.

Sin olvidarnos de las aves rapaces y rupícolas que otorgan merecida fama a este espacio natural, tales como los buitres leonados y los alimoches ni, por supuesto, de otros elementos no menos interesantes como la variada vegetación mediterránea que cubre este magnífico entorno.

El punto de encuentro será en el mismo Fermoselle y comeremos en un área recreativa de la localidad.

El precio de la actividad (20 euros) incluye el servicio de guías (dos guías especializados), material óptico y seguros.

Para más información e inscripciones podéis llamar o enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo)  o al 652518818 (Cristian).

¡Anímate y ven con nosotros a conocer el apasionante mundo de las grandes mariposas mediterráneas!

El avetorillo común en Zamora

Hembra de avetorillo. Zamora, 14 de abril de 2021.

No cabe duda de que la familia de las garzas (ardeidas) constituye uno de los grupos de aves más representativos de las riberas del Duero zamorano y al mismo tiempo uno de los más atractivos. El avetorillo común (Ixobrychus minutus) es el miembro de la familia de menores dimensiones (más pequeño que una paloma torcaz) y también el más difícil de observar.

Macho adulto. Zamora, 21 abril de 2018.

Esto último se debe sobre todo a sus hábitos, en gran medida nocturnos y crepusculares, y a su preferencia por anidar, alimentarse y refugiarse en el hábitat palustre, fundamentalmente en las masas de carrizos (Phragmites sp) y espadañas (Typha sp). A menudo es más fácil detectarlo por su voz, tanto el “ladrido” que emiten los machos durante el celo como, sobre todo, su más común “cacareo” de alarma.

Macho adulto. Zamora, 20 de abril de 2017.

Podemos decir que por estas tierras el avetorillo es casi un recién llegado. Prácticamente no hay citas en la provincia de Zamora antes de 1995, año en el que Fernando Borrego y yo localizamos una pareja en el río Duero a su paso por la capital, comprobando además su reproducción. Desde entonces su presencia se ha convertido en habitual en este tramo fluvial urbano, cuyas islas y riberas albergan la que, sin duda, es la población nidificante más importante de la provincia y una de las más numerosas de la cuenca del Duero.

Hembra. Zamora, 25 de abril de 2021.

Distribución actual de la población reproductora de avetorillo común en la provincia de Zamora.

En la actualidad se ha extendido por de las riberas y vegas del río Duero a su paso por los municipios de Pereruela, Zamora, Villaralbo, Toro y Coreses. En esta última localidad hay una pequeña población que nidifica en antiguas extracciones de grava. En mucha menor medida lo encontramos siguiendo el cauce de los ríos Valderaduey y Esla. En este último, cerca de Benavente, fue comprobada su nidificación muy recientemente por el naturalista Cristian Osorio. No tenemos información precisa sobre el tamaño de la población zamorana de avetorillo pero, al menos algunos años, superaría con holgura las 35 parejas.

Macho. Zamora, abril de 2018.

Generalmente, se le considera una especie migradora que permanece en nuestras latitudes solamente entre los meses de abril y septiembre. Sin embargo, es conocido que los avetorillos zamoranos son parcialmente sedentarios. Desde hace al menos 15 años resulta habitual detectar su presencia a lo largo de todo el otoño y el invierno. Por ejemplo, en enero de 2021 censé nueve ejemplares en un recorrido de 7 km de longitud, siguiendo el cauce del Duero dentro del municipio de Zamora. Aparentemente, un porcentaje importante de los avetorillos zamoranos se quedan aquí durante todo el año.

Hembra. Zamora, 14 de abril de 2021.