El yunque del malvís

El zorzal común (Turdus philomelos), también conocido como tordo o malvís, siente gran apetencia por los caracoles, los cuales llegan a constituir con frecuencia una parte importante de su dieta. Para acceder con mayor facilidad a su carne escacha las conchas de los gasterópodos golpeándolas contra una piedra que utiliza a modo de yunque.

Es habitual que cada ejemplar escoja una piedra en particular que le sirve de taller y en torno a la cual se van acumulando los restos de sus banquetes. Los caracoles suponen un recurso muy importante para los zorzales durante los períodos de fuerte sequía que dificultan su acceso a otras presas importantes como las lombrices de tierra o melucas. Esto resulta especialmente marcado en áreas de clima mediterráneo continental, como la comarca zamorana de Tierra del Pan, donde están hechas las fotos. Aquí el zorzal común -ave más propia de ambientes eurosiberianos- es un reproductor escaso, confinado a los bosques de ribera de ambiente más húmedo y umbrío.

2 comentarios en “El yunque del malvís

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s