El barrio salvaje

El cañón del Duero desde la Cresta del Gallo, en el término municipal de Zamora.

A tan sólo 5 km del casco antiguo de la ciudad de Zamora, el barrio de Carrascal aparece rodeado de una gran variedad de medios que acogen una elevada diversidad de fauna y flora. Destaca el agreste paisaje en torno a la incipiente hoz fluvial del Duero, un verdadero punto caliente para la observación de aves rapaces.

Buitre negro (Aegypius monachus) en el entorno del barrio de Carrascal.

Junto a las especies de querencias rupícolas como las águilas real y perdicera, el buitre leonado o el alimoche es fácil observar aquí las rapaces forestales características del monte mediterráneo ibérico como el águila imperial, la calzada, la culebrera, el buitre negro y los milanos real y negro, entre otras muchas especies.

Observando y fotografiando rapaces en el barrio de Carrascal en una actividad del programa «Andarríos».

El próximo martes 5 de julio, por la mañana, puedes visitar este entorno salvaje y privilegiado de la mano de dos expertos conocedores de su fauna y flora. La inscripción es gratuita y para efectuarla basta con enviar un mensaje de WhatsApp o Telegram al 676046551 o un e-mail a elpicanzo@yahoo.es. No se requieren conocimientos previos. El desplazamiento corre por cuenta de los participantes.

«Andarríos» es un programa de educación ambiental en la naturaleza y para todos los públicos promovido por la Concejalía de Hábitat Sostenible del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de «Saliegos Birding» y «Zamora BioDiversa».

Águila real (Aquila chrysaetos) en el entorno del barrio de Carrascal.

Actividades del programa «Andarríos» para el mes de julio

Martinete común (Nycticorax nycticorax) en las riberas del Duero en Zamora. Foto Zamora BioDiversa.

Aquí podéis encontrar las actividades de este programa previstas para las próximas semanas y con plazas disponibles:

Martes 5 de julio en horario de mañana: actividad de observación e interpretación de la fauna y la flora de los Cañones de Carrascal.

Viernes 15 de julio en horario de mañana: actividad de observación e interpretación de la flora y la fauna de las Riberas del Duero en su tramo urbano.

Descansaremos la segunda mitad de julio pero en agosto retomaremos las actividades.

Garza imperial (Ardea purpurea) en las riberas del Duero en Zamora. Foto Rubén Barrio Blanco.
Buitre negro (Aegypius monachus) en los cañones de Carrascal. Foto Rubén Barrio Blanco.

Inscripción gratuita. La duración promedio de las actividades es de cuatro horas. No es preciso tener conocimientos específicos. Los desplazamientos corren por cuenta de los participantes. Para apuntarse o ampliar información, enviar un mensaje de WhatsApp o Telegram o telefonear al 676046551 (José Alfredo). 

Entorno de los cañones de Carrascal. Foto Teresa Álvarez Castro.

«Andarríos» es un programa de educación ambiental en la naturaleza y para todas las edades promovido por la Concejalía de Hábitat Sostenible del Ayuntamiento de Zamora y desarrollado con la colaboración de «Saliegos Birding» y «Zamora BioDiversa».

Medioluto ibérica (Melanargia lachesis) en el municipio de Zamora. Foto Zamora Biodiversa.

El vicio de tejer: el pájaro moscón y su increíble nido

Probablemente no encontraremos en el continente europeo una construcción elaborada por un ave comparable en su complejidad, perfección técnica e incluso cualidades estéticas, al nido del pájaro moscón (Remiz pendulinus).  El aspecto de estas estructuras resulta muy característico y reconocible, con su forma de bolsa lanosa con una entrada en forma de tubo emplazada en la parte superior. Demostrando ser auténticos maestros en las artes de la construcción y el tejido, los machos de esta minúscula ave paseriforme (de apenas 11 cm de longitud y 10 g de peso) los elaboran a base, sobre todo, de diversos materiales de origen vegetal, principalmente las semillas plumosas de chopos y espadañas, pero  también de origen animal, como lana de oveja y telarañas.

Para asegurarlos frente a los depredadores terrestres y los vientos fuertes los  amarran firmemente a ramas delgadas y flexibles de árboles del género Salix (los conocidos sauces, salgueras, mimbreros o paleros) o también de álamos blancos. Si a estas preferencias en cuanto a los materiales y la ubicación del nido le unimos su afición a alimentarse con semillas de plantas palustres como las espadañas y carrizos, resulta comprensible que los lugares donde vamos a encontrarlos sean, fundamentalmente, las riberas de ríos y arroyos de llanura y las lagunas y charcas con abundante vegetación.

Excepcionalmente, los pájaros moscones pueden ubicar sus nidos en tallos de carrizo (Phragmites sp). Zamora capital, 2 de abril de 2019.

Los machos de pájaro moscón comienzan a construir sus nidos con la intención de atraer a una hembra a su territorio. Si la deseada no aparece, el impenitente tejedor emprende la construcción de otro nuevo, en distinto emplazamiento, llegando a iniciar -aunque sin rematarlos- hasta tres diferentes de forma consecutiva. Cuando por fin se presenta la hembra y se produce el emparejamiento, ella elige el nido que más le agrada y colabora activamente en su finalización, especialmente en el rellenado y forrado interior, llevado a cabo con diversos materiales mullidos como plumas y musgo.

Las excelentes condiciones de protección del nido frente a depredadores e inclemencias meteorológicas aseguran a estos simpáticos y hábiles artesanos un notable éxito reproductor, lo cuál les anima, como es lógico, a depositar muchos huevos en la misma “cesta”: la puesta habitual es de 5 a 7 pero pueden llegar hasta a 10.

El pájaro moscón colonizó la cuenca del Duero a partir de la década de 1970, a partir de las poblaciones del vecino valle del Ebro y a mediados de los 80 su presencia en el Duero zamorano estaba ya notablemente asentada. La especie se expandió por los hábitat ribereños de las comarcas más orientales de la provincia e incluso llegó a instalarse muy localmente en algunos puntos del oeste. Sin embargo, en los últimos años, la extensión de su área de cría y la densidad de su población reproductora se han visto notablemente mermadas.

Distribución actual del pájaro moscón (Remiz pendulinus) en Zamora durante la época de cría.

Las riberas del Duero a su paso por la ciudad de Zamora albergan una importante población de pájaro moscón, posiblemente la más densa de la provincia y una de las más destacadas de Castilla y León. Se trata, sin duda, de una de las aves más atractivas para los observadores de aves locales y visitantes pero, sobre todo, un excelente indicador de la buena conservación de la vegetación natural en este tramo fluvial urbano. En cambio, la antaño boyante población nidificante en el bosque de Valorio ha desaparecido prácticamente en los últimos años, sin que se conozcan las causas de este declive.