11 de julio: nueva actividad de “Zamora, Aves y Naturaleza”

Tras agotarse las plazas para el domingo 4, ofrecemos una nueva fecha para la actividad de observación de aves por las riberas del Duero: el DOMINGO 11 DE JULIO en horario de mañana.

Águilas calzadas, milanos negros, martinetes comunes, garcillas bueyeras, garzas reales…Conoce con “Zamora, Aves y Naturaleza” la sorprendente y variada avifauna del Duero zamorano.

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp o telegram al 676046551 o un e-mail a zamorabiodiversa@gmail.com.

“Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de Erithacus-Observación y Zamora BioDiversa.

Roqueros en peligro

Escuredo (Zamora). 16 de mayo de 2014.

Todos los años dedico muchas mañanas de los meses de abril, mayo y junio al trabajo de campo para el programa SACRE (Seguimiento de Aves Comunes Reproductoras) de SEO BirdLife. Este programa, que cumplió recientemente un cuarto de siglo, aporta una información básica para conocer la evolución de las poblaciones de la mayor parte de nuestras aves. Gracias a él sabemos, por ejemplo, que la población española de roquero rojo (Monticola saxatilis) cayó un 95% desde 1998, lo que supone tomar un peligroso camino hacia la extinción.

Escuredo (Zamora). 13 de julio de 2016.

En el caso de la provincia de Zamora, hace un par de décadas que no se observa su reproducción en el entorno de las arribas y arribanzos del Duero y en su núcleo más importante, el que habita las sierras sanabresas, cada año hay más territorios abandonados. Piñeos pizarros que desde tiempos inmemoriales se engalanaron con los contrastados y brillantes colores del tordo serrano, donde se dejaba oír su bello y melancólico canto, se hallan ahora tristes y silenciosos.

Requejo (Zamora). 30 de junio de 2020.

Estamos hablando de un ave que ya previamente a su dramático declive era realmente escasa: en 1997 se estimó que la población española podría estar integrada por tan solo unas 3.500 a 4.800 parejas. En el conjunto del continente europeo su tendencia es igualmente muy negativa: ha desaparecido recientemente de países enteros como Eslovaquia, Hungría y Moldavia y se ha vuelto extremadamente raro y localizado en otros como Italia y Rumanía. Se barajan diferentes factores para explicar su declive, como el cambio climático y el abandono de la ganadería de montaña. Sin olvidar que se trata de un migrante de largo alcance que inverna en África al sur del Sahara, región donde se está produciendo una enorme pérdida y deterioro de los hábitat en las últimas décadas.

Santa Eufemia del Barco. 11 de septiembre de 2016.

100.000 visitas

Han pasado dos años y cuatro meses desde que me embarqué en esta pequeña aventura de divulgar, con textos y fotografías, la diversidad de la vida en este apartado y peculiar rincón del mundo donde vivo. Se trata de temas indudablemente locales aunque he buscado siempre -tal vez sin lograrlo- que tuvieran una proyección nítidamente universal (“Lo universal es lo local sin fronteras” en palabras de Miguel Torga). Por eso comprendo que el alcance de los contenidos de este humilde blog no podría ser muy amplio. Y por eso sabía, desde el principio, que los objetivos a alcanzar no podían ser excesivos.

100.000 visitas, las que ha recibido “Zamora BioDiversa” en este tiempo son, con su cifra redonda, un hito y un logro del que sentirme orgulloso. Pero, sobre todo, un motivo para expresar mi agradecimiento a todos los que lo habéis hecho posible, espero que movidos por la curiosidad (ese gran motor del conocimiento que nos mantiene vivos) y las ganas de disfrutar de las maravillas de la naturaleza.

Como soy un fanático de las cifras (y me consta que entre los lectores también hay unos cuantos) voy a desgranar algunas de las estadísticas que recoge wordpress sobre Zamora BioDiversa. Me dice que son 262 el número de entradas publicadas y que entre ellas las más visitadas fueron Aliens en el Duero (2.712 visitas), Cárabos de ciudad (1.388) y La vida secreta de los mitos (1.234). Que el 95% de las visitas procedían de España y el resto de otros 93 estados de Europa, América, Asia, África y Oceanía.

Espero seguir teniendo tiempo, paciencia -también la pido a los lectores- y, sobre todo, cosas que contar, al menos para otras 100.000 vistas. Muchas gracias a todos.

2020, mes a mes

No queda nada ya para estrenar el nuevo calendario así que aprovechamos para efectuar un repaso rápido y somero de lo que dio de sí el año 2020, mes a mes, en Zamora BioDiversa.

Para los amantes de las cifras, contar que a lo largo del año publicamos 126 entradas que tuvieron un total de 35.000 visitantes y 57.800 visitas.

En Enero comenzó nuestra colaboración semanal con el diario La Opinión de Zamora, sumándose a la ya iniciada con el programa radiofónico “Hoy por hoy Zamora”.

Martines pescadores y esmerejones fueron los protagonistas de las rutas urbanas de observación de aves “Zamora, Aves y Naturaleza”.

En Febrero tuvimos que denunciar la destrucción de un importante dormidero invernal de martinete en las riberas del Duero. Por fortuna, estas ardeidas nocturnas volvieron este otoño a establecerse en la misma zona.

También dedicamos una entrada especial a una de nuestras rapaces nocturnas más bellas y misteriosas: el búho campestre.

En Marzo nuestras vidas sufrieron un vuelco y hubo que buscar a las aves desde la ventana.

Soñábamos con los paisajes que no podíamos visitar e imaginábamos cómo los (re)encontraríamos cuando todo hubiera acabado.

En Abril seguimos rapaceando desde el confinamiento.

Y escuchamos cantar al mirlo como nunca hasta entonces lo habíamos escuchado.

En Mayo llegó la desescalada y con ella buenas noticias desde las riberas: ¡la vida había continuado su curso allí afuera!

Además nos esperaba la primavera más explosiva de la Historia. Tan breve pero tan intensa…

En Junio volvieron la rutas por el Duero, adaptadas -claro está- a la “nueva normalidad”.

Además pudimos comprobar cómo los críalos, esos simpáticos y fascinantes truhanes, se van adaptando cada vez más a vivir en nuestras ciudades.

En Julio, Zamora y el Duero se nos mostraron más maravillosos que nunca.

Y rompimos una lanza por nuestros queridos y familiares pardales.

Agosto trajo otra buena noticia: las águilas imperiales volvían a criar en Zamora por tercer año consecutivo.

La magnífica Charaxes jasius de las arribes del Duero también fue protagonista de este mes veraniego.

En cambio, en Septiembre las noticias no fueron tan buenas: un nuevo y peligroso invasor, el pez gato, había sido introducido masivamente en el Duero. Los delincuentes ambientales volvían a actuar con total impunidad.

Pero en ningún momento olvidamos que septiembre es ante todo un mes de aves migradoras, como el torcecuello, un verdadero genio del mimetismo.

En Octubre hablamos aquí de nuestras charrelas o perdices pardillas.

Y de la elegante cazadora nocturna de nuestros montes y sotos: la jineta.

En Noviembre explicamos que -al contrario de lo que muchas veces se afirma- la gran mayoría de las cigüeñas blancas de nuestro entorno siguen siendo migradoras.

Y al mismo tiempo, comprobamos que también los animales más pequeños y aparentemente delicados, como las mariposas, pueden llevar a acabo largos y peligrosos viajes.

Finalmente, en Diciembre hemos tenido la satisfacción de presentar la ampliación y renovación de las rutas señalizadas de observación de fauna y flora por el municipio de Zamora.

Y, siempre, trabajando para que los habitantes de Zamora y quienes nos visitan no dejen de mirar hacia el cielo.

Esperamos seguir compartiendo experiencias e intereses con todos vosotros durante 2021.

70 rutas con “Zamora, Aves y Naturaleza”

Garceta común (Egretta garzetta)

Ayer tuvo lugar la septuagésima ruta de este programa de observación de aves urbanas promovido por el Ayuntamiento de Zamora en el cual participo como guía y organizador. Me parece mentira haber llegado hasta aquí pero lo cierto es que cada vez encuentro más personas interesadas en el maravilloso mundo de las aves y deseosas de participar en esta actividad. Yo, feliz como una perdiz.

Garza real (Ardea cinerea)

Dimos un paseo muy agradable por las riberas del Duero a su paso por la ciudad de Zamora, concretamente por la parte del barrio de Pinilla. Disfrutamos con los numerosos cormoranes grandes y sus magistrales lecciones de buceo, las majestuosas y hieráticas garzas reales, las níveas y elegantes garcetas comunes y el multicolor y escurridizo martín pescador. También descubrimos al flemático busardo ratonero vigilando desde su atalaya arbórea el ir y venir de sus vecinos y al minúsculo e inquieto agateador trepando ágilmente por el tronco de un viejo álamo.

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)

Y mientras contemplábamos la espectacular llegada de las garcillas bueyeras a su dormidero habitual, hizo su aparición el auténtico protagonista de la tarde: un precioso macho de esmerejón que nos regaló con la inolvidable imagen de un fulminante lance de caza, capturando ante nuestros ojos a un pequeño murciélago. Después, asistimos a la cena del pequeño falcónido que dio buena cuenta del quiróptero en cuestión de unos pocos minutos, tras los cuales volvió inmediatamente a la caza y bien poco tardó en aparecer ¡trayendo otro murciélago! Menudo especialista…

Esmerejón (Falco columbarius)

Os recuerdo que las próximas fechas con plazas disponibles son las siguientes:

-Viernes 4 de diciembre (horario de tarde).

-Sábado 12 de diciembre (horario de mañana).

– Viernes 18 de diciembre (horario de tarde).

Las plazas para los días 27 y 28 de noviembre ya están agotadas.

Se trata de un actividad promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Grupos con máximo de 5 participantes por guía y uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora.Inscripción gratuita.

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Agateador europeo (Certhia brachydactyla)

Rutas “Zamora, Aves y Naturaleza” para diciembre

Las próximas fechas con plazas disponibles son las siguientes:

-Viernes 4 de diciembre (horario de tarde).

-Sábado 12 de diciembre (horario de mañana).

– Viernes 18 de diciembre (horario de tarde).

Las plazas para el 27 y el 28 de noviembre están agotadas.

Se trata de un actividad de observación de aves promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Grupos con máximo de 5 participantes por guía y uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora. Inscripción gratuita.

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Jineta: el hada que vino de África

Según el diccionario de la RAE, el nombre de la jineta (Genetta genetta) podría proceder del término occitano geneta, aparentamente un diminutivo de jana ‘hada’. Jana, a su vez, parece tener el mismo origen que el asturleonés xana (las xanas son genios femeninos de la mitología popular asociados a fuentes, ríos y bosques). En ambos casos nos encontraríamos con derivados del nombre de la diosa latina Diana, originalmente relacionada con la caza, los animales salvajes y los bosques y más tarde asociada al culto lunar. Esta etimología no le cuadra nada mal a nuestra protagonista, misteriosa cazadora nocturna que habita con preferencia en los sotos y montes de vegetación espesa.

También hay quien considera que el zoónimo jineta estaría relacionado con el árabe zenete ‘jinete’ y que su origen estaría, supuestamente, en el uso de sus pieles como adorno de las sillas de montar por los árabes. Se suele asociar a éstos y a los bereberes la introducción de este mamífero en Europa en los siglos medievales, trayéndolo del norte de África como mascota o, más probablemente, para que mantuviera a raya los ratones y otros roedores en sus viviendas y graneros. Aunque no cabe duda sobre la afición de estos pueblos por nuestra bella cazadora de piel manchada, cada vez hay más evidencias de que su llegada al suelo ibérico es, sin embargo, muy anterior: se han encontrado restos asignables a esta especie en un yacimiento prehistórico de Granada de hace más de 3.200 años, en plena Edad del Bronce.

A parte de en Europa, continente donde ocupa la península ibérica y gran parte de Francia, habita gran parte de África, evitando las grandes extensiones de desiertos y las selvas tropicales, y también se encuentra en algunas áreas de la península arábiga.

Bosques mediterráneos y sotos son sus medios preferidos

Debido a sus costumbres estrictamente nocturnas resulta bastante difícil observar a una jineta viva en su medio y esto puede causar frecuentemente la falsa impresión de que se trata de una especie escasa. Por el contrario, en la actualidad es uno de los miembros del orden de los carnívoros más abundantes en las áreas forestales de la península ibérica, particularmente en los bosques y matorrales de tipo mediterráneo y en los sotos de las riberas. Se rarifica, eso sí, en áreas que por su mayor altitud y continentalidad registran temperaturas demasiado bajas -delatando así su origen africano- y en las áreas muy deforestadas y cultivadas, donde escasea su hábitat predilecto.

Distribución de la jineta en Zamora (NaturZamora-ACZN). Probablemente la mayoría de las cuadrículas sin presencia confirmada lo son por falta de prospección.

Siguiendo estos mismos patrones (preferencia por las zonas menos frías y con mayor cobertura forestal), en la provincia de Zamora es más abundante en comarcas como Sayago, Aliste, Alba y Tábara y también en Los Valles, Toro y Tierra del Vino. En cambio, se rarifica en Sanabria y en la Carballeda, donde resulta muy rara por encima de los 1000 m de altitud y en las amplias extensiones cultivadas de Tierra del Pan y Tierra de Campos, donde se refugia en los escasos bosques isla y en sotos dispersos. Puede aparecer en el entorno de pueblos y ciudades: por ejemplo, se encuentra presente en las riberas e islas del río Duero a su paso por la capital.

En nuestras comarcas recibe diversos nombres vernáculos. Uno de los más extendidos es el de gato algario, denominación que a veces comparte con el gato montés (Felis silvestris). Otro nombre que se le da a veces es el de garduño, lo que puede conducir a confusión con otra preciosa y escurridiza cazadora nocturna de la familia de los mustélidos: la garduña (Martes foina).

Letrina de jineta cuyo uso regular hemos comprobado a lo largo de los últimos 20 años. Se puede observar la gran cantidad de huesos sin digerir acumulados, en su mayoría de ratón de campo.

Sin duda, los indicios que más claramente delatan la presencia de la jineta son sus conspicuas y características letrinas o cagarruteros. Estas grandes acumulaciones de deyecciones se suelen situar en lugares elevados como peñas, árboles, tejados o paredes de piedra. Incluso, he observado un par de veces su ubicación en coches abandonados en mitad del monte. Una misma letrina puede ser utilizada por diferentes jinetas, tanto jóvenes como adultas.

Las letrinas tienen una función comunicativa muy importante para las jinetas ya que son usadas por varios individuos que depositan sus heces impregnadas por el olor producido por las secreciones de las glándulas anales, permitiendo el reconocimiento de cada uno de ellos. La frecuencia de uso de las letrinas es distinta dependiendo de la época del año y del sexo, principalmente debido a la reproducción y al status social.

La jineta es principalmente una consumidora de micromamíferos, con especial preferencia por el ratón de campo, aunque su dieta está caracterizada por su flexibilidad y oportunismo, incluyendo una elevada variedad de alimentos. Entre éstos se pueden destacar las aves, liebres y conejos de pequeño tamaño, anfibios, reptiles, insectos y otros artrópodos, caracoles, huevos, peces y cangrejos de río y frutos como moras, uvas o higos. También se la ha podido detectar cazando ardillas y murciélagos en cuevas, así como depredando sobre nidos de rapaces como azor, busardo ratonero y águila calzada.

La mayoría de hembras solo tienen una camada al año, normalmente en la primavera, aunque la fenología reproductiva es variable y hay jinetas que paren sistemáticamente en otoño. El número de crías por camada varía entre una y cuatro, siendo generalmente de dos o tres. Los cachorros de jineta realizan las primeras salidas del cubil sobre los 45-50 días de edad y a partir del cuarto-quinto mes pueden comenzar su período de dispersión, abandonado el territorio materno.

Debido a su tamaño, algo menor que el de un gato doméstico, son vulnerables a la depredación por parte de carnívoros mayores como linces, zorros, lobos o perros cimarrones y rapaces como el búho real, el águila real o el azor. Ha sido cazada tradicionalmente por su piel y también por considerarla una “alimaña” nociva. En la actualidad esta persecución no ha desaparecido pero es mucho menos intensa que en el pasado, lo cual ha favorecido notablemente la recuperación de la especie, que no está considerada como amenazada. A pesar de todo, la caza furtiva, el llamado “control” de depredadores y los atropellos pueden tener en muchas áreas un impacto importante sobre sus poblaciones.

Segundo aniversario

Hoy hace justamente dos años que publiqué mi primera entrada en este blog, en la que hablaba de una curiosa anécdota protagonizada por una pareja de águilas perdiceras y por una corza y su corcino en una agreste garganta fluvial del occidente zamorano. Así se iniciaba la andadura de este blog “Zamora BioDiversa”, una experiencia que me ha resultado particularmente gratificante y enriquecedora.

Mi intención, como sabéis, era hablar de la fauna -y un poco de la flora- de la tierra donde vivo. También compartir algunas de las experiencias en las que participo, especialmente el programa de rutas ornitológicas “Zamora, Aves y Naturaleza”.

Durante esta primavera, extraña y bastante dura para todos, también traté de que el blog fuera una pequeña ventana abierta a la esperanza.

Este último año, además, los contenidos del blog llegaron a un número mayor de personas a través de su presencia en el diario “La Opinión de Zamora” (en el suplemento dominical LO+NATURAL) y en el programa de radio “Hoy por hoy” de Radio Zamora-Cadena SER.

A la primera entrada le seguirían otras y a estas alturas son ya 222 las publicadas, con una media de 9,25 entradas al mes. Estas publicaciones no servirían de mucho si no tuvieran lectores: concretamente son 43.716 los visitantes contabilizados, que han realizado un total de 80.237 visitas.

A todos ellos, a todos vosotros, os doy las gracias de corazón; espero que os hayan gustado sus contenidos y os invito a seguir disfrutando con “Zamora BioDiversa” y compartiendo vuestros comentarios y sugerencias.

Vuelven las rutas de tarde

Como es tradición en nuestro programa de rutas urbanas de observación de aves “Zamora, Aves y Naturaleza”, con el comienzo del otoño retomamos los paseos vespertinos para aprovechar la luz y ambiente especiales de las tardes en esta época del año y sobre todo para disfrutar del magnífico espectáculo de los dormideros comunitarios de garcillas bueyeras, cormoranes grandes y otras aves que podemos encontrar ahora por las riberas del río Duero.

Todavía contamos con plazas disponibles para la ruta del viernes 25 de septiembre, en horario de tarde. En unos días publicaremos también las fechas programadas para el próximo mes de octubre. Para más información e inscripciones enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo). “Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa promovido por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Desde casa

Lagartija noroccidental (Podarcis guadarramae) en Zamora capital. Marzo de 2020.

Nos espera un tiempo duro, de dificultades y sinsabores. Pero también propicio para sacar de dentro lo mejor de nosotros mismos: responsabilidad, solidaridad, entereza y -que no se pierda- buen humor.

Esta temporada “Zamora BioDiversa” no podrá informaros de rutas y excursiones pues, lógicamente, no se llevarán a cabo (ojalá no tardemos demasiado en poder retomarlas) pero seguiremos al pie del cañón, intentando haceros más llevaderos el encierro y la incertidumbre.

Muchos ánimos y un fuerte abrazo para todos nuestros lectores.