En Zamora seguimos mirando pájaros por la ventana ¡y van 107 especies!

Críalo europeo (Clamator glandarius) en Villabrázaro. Foto: Hortensia Cobreros.

A estas alturas son ya 33 personas, residentes en 17 localidades zamoranas, las que han enviado sus observaciones y fotografías de aves, realizadas durante el confinamiento, sumando entre todos la cifra de ¡107 especies vistas sin salir de casa! Es decir, aproximadamente un tercio de la lista provincial.

Entre las aves que observan más a menudo los zamoranos desde sus ventanas, resaltan la cigüeña blanca, el milano negro, la paloma torcaz, la tórtola turca, el colirrojo tizón, el mirlo común, el carbonero común, la urraca común, el estornino negro, el gorrión común y el pardillo común. Otras especies mencionadas en bastantes localidades han sido: el ánade azulón, el milano real, el buitre leonado, el busardo ratonero, el cernícalo vulgar, la paloma doméstica, la corneja negra, la golondrina común, el herrerillo común, el jilguero europeo, la lavandera blanca, el petirrojo europeo y el verderón común.

Cotorra de Kramer (Psittacula krameri) en Zamora. Foto: Félix Santamaría.

La variedad de especies que se pueden avistar desde casa depende de diversos factores, como la ubicación de la vivienda, el campo de visión de que se disfruta, el uso de herramientas ópticas o la experiencia y pericia del observador. Con todo, en la ciudad de Zamora se llevan anotadas ya 46 especies y yo, personalmente llevo vistas 41 desde el comienzo del confinamiento. De modo que no es obligatorio estar pasando la cuarentena en una casa de campo para obtener una lista curiosa.

Pongo debajo la lista de aves detectadas, las personas que han aportado sus observaciones y la lista de localidades.

  1. Garceta común Egretta garzetta
  2. Garcilla bueyera Bubulcus ibis
  3. Garceta grande Ardea alba
  4. Garza real Ardea cinerea
  5. Espátula común Platalea leucorodia
  6. Cormorán grande Phalacrocorax carbo
  7. Cigüeña blanca Ciconia ciconia
  8. Cigüeña negra Ciconia nigra
  9. Ánsar común Anser anser
  10. Tarro blanco Tadorna tadorna
  11. Ánade friso Mareca strepera
  12. Silbón europeo Mareca penelope
  13. Cerceta común Anas crecca
  14. Ánade azulón Anas platyrhynchos
  15. Cuchara común Spatula clypeata
  16. Milano negro Milvus migrans
  17. Milano real Milvus milvus
  18. Buitre leonado Gyps fulvus
  19. Culebrera europea Circaetus gallicus
  20. Aguilucho lagunero occidental Circus aeruginosus
  21. Aguilucho pálido Circus cyaneus
  22. Gavilán común Accipiter nisus
  23. Azor común Accipiter gentilis
  24. Busardo ratonero Buteo buteo
  25. Águila calzada Hieraaetuspennatus
  26. Cernícalo primilla Falco naumanni
  27. Cernícalo vulgar Falco tinnunculus
  28. Esmerejón Falco columbarius
  29. Halcón peregrino Falco peregrinus
  30. Perdiz roja Alectoris rufa
  31. Focha común Fulica atra
  32. Avutarda europea Otis tarda
  33. Avoceta común Recurvirostra avosetta
  34. Cigüeñuela común Himantopus himantopus
  35. Avefría europea Vanellus vanellus
  36. Chorlito dorado europeo Pluvialis apricaria
  37. Zarapito real Numenius arquata
  38. Aguja colinegra Limosa lapponica
  39. Archibebe común Tringa totanus
  40. Combatiente Philomachus pugnax
  41. Correlimos común Calidris alpina
  42. Gaviota reidora Chroicocephalus ridibundus
  43. Gaviota sombría Larus fuscus
  44. Paloma bravía Columba livia
  45. Paloma torcaz Columba palumbus
  46. Tórtola turca Streptopelia decaocto
  47. Críalo europeo Clamator glandarius
  48. Cuco común Cuculus canorus
  49. Cotorra de Kramer Psitacula crameri
  50. Lechuza común Tyto alba
  51. Autillo europeo Otus scops
  52. Cárabo común Strix aluco
  53. Mochuelo común Athene noctua
  54. Búho campestre Asio flammeus
  55. Vencejo real Tachymarptis melba
  56. Vencejo común Apus apus
  57. Abubilla común Upupa epops
  58. Torcecuello euroasiático Jynx torquilla
  59. Pico menor Dryobates minor
  60. Pico picapinos Dendrocopos major
  61. Pito real ibérico Picus sharpei
  62. Calandria común Melanocorypha calandra
  63. Cogujada común Galerida cristata
  64. Golondrina común Hirundo rustica
  65. Avión roquero Ptyonoprogne rupestris
  66. Avión común Delichon urbicum
  67. Lavandera blanca Motacilla alba
  68. Bisbita pratense Anthus pratensis
  69. Chochín paleártico Troglodytes troglodytes
  70. Acentor común Prunella modularis
  71. Petirrojo europeo Erithacus rubecula
  72. Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros
  73. Tarabilla europea Saxicola rubicola
  74. Mirlo común Turdus merula
  75. Zorzal común Turdus philomelos
  76. Zorzal charlo Turdus viscivorus
  77. Cetia ruiseñor Cettia cetti
  78. Curruca capirotada Sylvia atricapilla
  79. Mosquitero común Phylloscopus collybita
  80. Mosquitero ibérico Phylloscopus ibericus
  81. Mosquitero musical Phylloscopus trochilus
  82. Mosquitero papialbo Phylloscopus bonelli
  83. Reyezuelo listado Regulus ignicapillus
  84. Mito Aeghitalos caudatus
  85. Herrerillo capuchino Lophophanes cristatus
  86. Herrerillo común Cyanistes caeruleus
  87. Carbonero común Parus major
  88. Agateador europeo Certhia brachydactyla
  89. Trepador azul Sitta europaea
  90. Arrendajo euroasiático Garrulus glandarius
  91. Urraca común Pica pica
  92. Grajilla occidental Corvus monedula
  93. Corneja negra Corvus corone
  94. Cuervo grande Corvus corax
  95. Estornino pinto Sturnus vulgaris
  96. Estornino negro Sturnus unicolor
  97. Gorrión común Passer domesticus
  98. Gorrión chillón Petronia petronia
  99. Pinzón vulgar Fringilla coelebs
  100. Serín verdecillo Serinus serinus
  101. Verderón común Chloris chloris
  102. Jilguero europeo Carduelis carduelis
  103. Pardillo común Linariacannabina
  104. Camachuelo común Pyrrhula pyrrhula
  105. Escribano soteño Emberiza cirlus
  106. Escribano montesino Emberiza cia
  107. Escribano triguero Emberiza calandra
Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) en Mahide. Foto: Felipe Alonso.

Participantes: Felipe Alonso, José Barrueso, Jesús Barba, Hortensia Cobreros, Emmanuel D’Hoore, Fabio Flechoso, Patricia de Encarnación, Basilio de la Iglesia, Alba Domínguez, Samara Gómez, Juanjo González, José Alfredo Hernández, María Jesús Hernández, Mario Hernández, Poli Hernández, Gary Losada, Esther Marqués, Manuel Martín, Carolina Mateu, José Javier Orduña, Cristian Osorio, Manuel Rodríguez, Paqui Rodríguez, Rafael Sánchez, Félix Santamaría, Leire Santos, Manuel Segura, Rosa María Seijas, Luis Vergara, Javier Talegón, Cristina Zelich, Javier y Cristina.

Lista de localidades: Algodre, Benavente, Calabor, Carbellino, Casaseca de las Chanas, El Puente de Sanabria, Gáname, Mahide, Moraleja del Vino, Morales del Vino, Pedrazales, Puebla de Sanabria, Toro, Villabrázaro, Villafáfila, Villaralbo y Zamora.

Toda esta información podéis encontrarla también en los blogues de mis amigos José Barrueso y Cristian Osorio:

https://depaseoporlanaturaleza.blogspot.com/

https://saliegosbirding.blogspot.com/

Como siempre, muchísimas gracias a todos por enviar vuestros avistamientos y fotografías, seguid haciéndolo, por favor. Y muchos ánimos y abrazos para todos.

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) en Mahide. Foto: Felipe Alonso

Los zamoranos pajarean desde casa ¡y ya llevan 95 especies!

Pardillo común (Linaria cannabina). Foto: Félix Santamaría. Zamora.

Apenas 24 horas después de que realizáramos el llamamiento para que los observadores de aves de la provincia aportaran listados de las aves que han visto u oído desde sus casas, en esta primera semana de confinamiento, para crear una gran lista conjunta, la respuesta ha sido realmente entusiasta y muy fructífera. Ni más ni menos que 26 personas, residentes en diferentes localidades zamoranas, han enviado sus relaciones de aves, sumando la extraordinaria cifra de ¡95 especies vistas sin salir de casa! Estamos seguros de que en los próximos días la lista va a crecer de forma significativa y que pronto superaremos con creces la marca de las 100 especies.

Gorrión común (Passer domesticus). Foto: Basilio de la Iglesia. Morales del Vino.

Entre las aves más frecuentemente reportadas, destacar la cigüeña blanca, el colirrojo tizón, el gorrión común, el jilguero europeo, el milano negro, el milano real, el mirlo común, la paloma torcaz, el petirrojo europeo, la tórtola turca, la urraca común, el verderón común, el estornino negro y el carbonero común. Otras especies mencionadas en bastantes localidades han sido el ánade azulón, el buitre leonado, el busardo ratonero, la corneja negra, la golondrina común, la grajilla occidental, la lavandera blanca, la paloma doméstica, el pardillo común y el serín verdecillo.

Urraca común (Pica pica). Foto: Félix Santamaría. Zamora.

Entre las más raras y sorprendentes encontramos especies como la cigüeña negra, la avutarda y la garceta grande, así como una excelente representación de rapaces nocturnas: lechuza, autillo, mochuelo, cárabo y búho campestre.

Pongo a continuación la lista de aves detectadas hasta el momento, las personas que han aportado sus observaciones y la relación de localidades.

  1. Cormorán grande Phalacrocorax carbo
  2. Garceta común Egretta garzetta
  3. Garceta grande Ardea alba
  4. Garza real Ardea cinerea
  5. Cigüeña blanca Ciconia ciconia
  6. Cigüeña negra Ciconia nigra
  7. Ánsar común Anser anser
  8. Tarro blanco Tadorna tadorna
  9. Ánade friso Mareca strepera
  10. Silbón europeo Mareca penelope
  11. Cerceta común Anas crecca
  12. Ánade azulón Anas platyrhynchos
  13. Cuchara común Spatula clypeata
  14. Milano negro Milvus migrans
  15. Milano real Milvus milvus
  16. Buitre leonado Gyps fulvus
  17. Aguilucho lagunero occidental Circus aeruginosus
  18. Aguilucho pálido Circus cyaneus
  19. Gavilán común Accipiter nisus
  20. Busardo ratonero Buteo buteo
  21. Águila calzada Hieraaetuspennatus
  22. Cernícalo primilla Falco naumanni
  23. Cernícalo vulgar Falco tinnunculus
  24. Halcón peregrino Falco peregrinus
  25. Perdiz roja Alectoris rufa
  26. Avutarda europea Otis tarda
  27. Avoceta común Recurvirostra avosetta
  28. Cigüeñuela común Himantopus himantopus
  29. Avefría europea Vanellus vanellus
  30. Zarapito real Numenius arquata
  31. Aguja colinegra Limosa lapponica
  32. Archibebe común Tringa totanus
  33. Combatiente Philomachus pugnax
  34. Correlimos común Calidris alpina
  35. Gaviota reidora Chroicocephalus ridibundus
  36. Gaviota sombría Larus fuscus
  37. Paloma bravía Columba livia
  38. Paloma torcaz Columba palumbus
  39. Tórtola turca Streptopelia decaocto
  40. Críalo europeo Clamator glandarius
  41. Cuco común Cuculus canorus
  42. Cotorra de Kramer Psitacula crameri
  43. Lechuza común Tyto alba
  44. Autillo europeo Otus scops
  45. Cárabo común Strix aluco
  46. Mochuelo común Athene noctua
  47. Búho campestre Asio flammeus
  48. Abubilla común Upupa epops
  49. Torcecuello euroasiático Jynx torquilla
  50. Pico picapinos Dendrocopos major
  51. Pito real ibèrico Picus sharpei
  52. Calandria común Melanocorypha calandra
  53. Cogujada común Galerida cristata
  54. Golondrina común Hirundo rustica
  55. Avión roquero Ptyonoprogne rupestris
  56. Avión común Delichon urbicum
  57. Lavandera blanca Motacilla alba
  58. Bisbita pratense Anthus pratensis
  59. Chochín paleártico Troglodytes troglodytes
  60. Acentor común Prunella modularis
  61. Petirrojo europeo Erithacus rubecula
  62. Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros
  63. Tarabilla europea Saxicola rubicola
  64. Mirlo común Turdus merula
  65. Zorzal común Turdus philomelos
  66. Zorzal charlo Turdus viscivorus
  67. Cetia ruiseñor Cettia cetti
  68. Curruca capirotada Sylvia atricapilla
  69. Mosquitero común Phylloscopus collybita
  70. Mosquitero ibérico Phylloscopus ibericus
  71. Mosquitero musical Phylloscopus trochilus
  72. Reyezuelo listado Regulus ignicapillus
  73. Mito Aeghitalos caudatus
  74. Herrerillo capuchino Lophophanes cristatus
  75. Herrerillo común Cyanistes caeruleus
  76. Carbonero común Parus major
  77. Agateador europeo Certhia brachydactyla
  78. Trepador azul Sitta europaea
  79. Arrendajo euroasiático Garrulus glandarius
  80. Urraca común Pica pica
  81. Grajilla occidental Corvus monedula
  82. Corneja negra Corvus corone
  83. Cuervo grande Corvus corax
  84. Estornino pinto Sturnus vulgaris
  85. Estornino negro Sturnus unicolor
  86. Gorrión común Passer domesticus
  87. Pinzón vulgar Fringilla coelebs
  88. Serín verdecillo Serinus serinus
  89. Verderón común Chloris chloris
  90. Jilguero europeo Carduelis carduelis
  91. Pardillo común Linariacannabina
  92. Camachuelo común Pyrrhula pyrrhula
  93. Escribano soteño Emberiza cirlus
  94. Escribano montesino Emberiza cia
  95. Escribano triguero Emberiza calandra

Participantes: José Barrueso, Jesús Barba, Hortensia Cobreros, Emmanuel D’Hoore, Fabio Flechoso, Patricia de Encarnación, Basilio de la Iglesia, Alba Domínguez, Juanjo González, José Alfredo Hernández, María Jesús Hernández, Poli Hernández, Gary Losada, Esther Marqués, José Javier Orduña, Cristian Osorio, Manuel Rodríguez, Paqui Rodríguez, Rafael Sánchez, Félix Santamaría, Manuel Segura, Luis Vergara, Javier Talegón, Cristina Zelich, Javier y Cristina.

Mirlo común (Turdus merula). Zamora.

Lista de localidades: Benavente, Calabor, Carbellino, El Puente de Sanabria, Gáname, Morales del Vino, Pedrazales, Puebla de Sanabria, Toro, Villabrázaro, Villafáfila, Villaralbo, Zamora,

Toda esta información podéis encontrarla también en los blogues de mis amigos José Barrueso y Cristian Osorio:

https://depaseoporlanaturaleza.blogspot.com/

https://saliegosbirding.blogspot.com/

Muchísimas gracias a todos por enviar vuestros avistamientos y fotografías, no dejéis de hacerlo, seguid mandando, por favor. Aprovecho para desearos muchas fuerzas y ánimos para afrontar las dificultades y sinsabores de estos días. Recordad que al final de este túnel nos espera, ahí afuera, una magnífica primavera rebosante de maravillosa vida. ¡Ya queda menos!

Buitre leonado (Gyps fulvus). Zamora.

Mándanos tu lista de aves vistas desde casa

Paloma torcaz (Columba palumbus)

Nos hemos propuesto, durante la duración completa de la cuarentena, recopilar la lista completa de las especies de aves vistas en la provincia de Zamora, SIN SALIR DE CASA. Os pido que me comuniquéis todas las especies que veáis o escuchéis a lo largo de estas semanas (a contar desde el domingo 15 de marzo, inicio del confinamiento obligatorio) desde vuestras residencias.

Basta con mandar el nombre de las especies identificadas (también, si queréis, fotografías) por e-mail a: elpicanzo@yahoo.es o por whatsapp al 676046551. Añadid también vuestra localidad y vuestros nombres y apellidos, si queréis que aparezcan en la lista. Yo me comprometo a publicar la lista completa de aves y participantes en el blog y un resumen periódicamente. También a echaros una mano con las identificaciones de especies que no conozcáis, si me enviáis una foto o audio.

Esta iniciativa se realiza en colaboración con otros dos blog de naturaleza zamoranos, donde también podréis ver publicada la lista de aves:

https://depaseoporlanaturaleza.blogspot.com/

https://saliegosbirding.blogspot.com/

Aviones roqueros (Ptyonoprogne rupestris)

Plumas por la ventana

Cigüeñas blancas (Ciconia ciconia). Quizás la más llamativa de las aves antropófilas. Un lujo en nuestras ciudades que a menudo pasamos por alto por acostumbrado.

En estos días de confinamiento general, observar y fotografiar aves desde la ventana de casa se convierte en la única opción para la mayoría de los aficionados. En estas circunstancias, las aves urbanas cobran un protagonismo especial, aunque los afortunados que viven en áreas rurales pueden tener acceso a una variedad realmente superior de especies. Algo semejante ocurre con aquellos que disponen de jardines propios.

Las colúmbidas, como esta tórtola turca (Streptopelia decaocto) resultan, por su abundancia, protagonistas indudables del pajareo urbano.

Desde hace muchos años, tengo la costumbre de anotar todas las especies que veo desde dentro de casa. Creo que ya lo hacía en mi adolescencia, cuando escuchaba cantar desde mi habitación a los cárabos del parque de San Francisco, en Ávila. Mi lista personal de los últimos 10 años incluye -ni más ni menos- que 106 especies de aves vistas desde las ventanas de mi vivienda en Zamora. La comparto aquí para que comprobéis que sin salir de casa se puede ver algo más que gorriones y palomas y no creáis que quedarse supone obligatoriamente colgar los prismáticos o la cámara. Por cierto: todas las fotos de esta entrada están hechas desde casa.

Milano real (Milvus milvus). Las rapaces sobrevuelan o se introducen en las ciudades con mucha más frecuencia de lo que se suele pensar, pero su detección a menudo requiere mirar hacia lo alto.
Pico menor (Dryobates minor). Un jardín vecino o una simple hilera de árboles puede suponer un atractivo irresistible para un montón de especies típicamente forestales.

MI LISTA DE AVES VISTAS POR LA VENTANA

  1. Cormorán grande Phalacrocorax carbo
  2. Garcilla bueyera Bubulcus ibis
  3. Garza real Ardea cinerea
  4. Cigüeña blanca Ciconia ciconia
  5. Ánsar común Anser anser
  6. Ánade azulón Anas platyrhynchos
  7. Abejero europeo Pernis apivorus
  8. Milano negro Milvus migrans
  9. Milano real Milvus milvus
  10. Buitre leonado Gyps fulvus
  11. Buitre negro Aegypius monachus
  12. Culebrera europea Circaetus gallicus
  13. Aguilucho cenizo Circus pygargus
  14. Aguilucho lagunero occidental Circus aeruginosus
  15. Aguilucho pálido Circus cyaneus
  16. Azor común Accipiter gentilis
  17. Gavilán común Accipiter nisus
  18. Busardo ratonero Buteo buteo
  19. Águila calzada Hieraaetuspennatus
  20. Águila real Aquila chrysaetos
  21. Águila pescadora Pandion haliaetus
  22. Cernícalo primilla Falco naumanni
  23. Cernícalo vulgar Falco tinnunculus
  24. Esmerejón Falco columbarius
  25. Alcotán europeo Falco subbuteo
  26. Halcón peregrino Falco peregrinus
  27. Grulla común Grus grus
  28. Alcaraván común Burhinus oedicnemus
  29. Avefría europea Vanellus vanellus
  30. Gaviota reidora Chroicocephalus ridibundus
  31. Gaviota sombría Larus fuscus
  32. Paloma bravía Columba livia
  33. Paloma torcaz Columba palumbus
  34. Tórtola turca Streptopelia decaocto
  35. Cotorrra de Kramer Psitacula crameri
  36. Lechuza común Tyto alba
  37. Cárabo común Strix aluco
  38. Búho chico Asio otus
  39. Vencejo común Apus apus
  40. Vencejo pálido Apus pallidus
  41. Vencejo real Tachymarptis melba
  42. Abejaruco europeo Merops apiaster
  43. Abubilla común Upupa epops
  44. Pito real ibérico Picus sharpei
  45. Pico picapinos Dendrocopos major
  46. Pico menor Dryobates minor
  47. Alondra común Alauda arvensis
  48. Avión roquero Ptyonoprogne rupestris
  49. Golondrina común Hirundo rustica
  50. Golondrina dáurica Cecropis daurica
  51. Avión común Delichon urbicum
  52. Lavandera cascadeña Motacilla cinerea
  53. Lavandera blanca Motacilla alba
  54. Bisbita pratense Anthus pratensis
  55. Chochín paleártico Troglodytes troglodytes
  56. Acentor común Prunella modularis
  57. Petirrojo europeo Erithacus rubecula
  58. Ruiseñor común Luscinia megarhynchos
  59. Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros
  60. Colirrojo real Phoenicurus phoenicurus
  61. Roquero solitario Monticola solitarius
  62. Mirlo común Turdus merula
  63. Zorzal alirrojo Turdus iliacus
  64. Zorzal común Turdus philomelos
  65. Cetia ruiseñor Cettia cetti
  66. Carricero común Acrocephalus scirpaceus
  67. Zarcero políglota Hippolais polyglotta
  68. Curruca carrasqueña Sylvia cantillans
  69. Curruca cabecinegra Sylvia melanocephala
  70. Curruca zarcera Sylvia communis
  71. Curruca mosquitera Sylvia borin
  72. Curruca capirotada Sylvia atricapilla
  73. Mosquitero papialbo Phylloscopus bonelli
  74. Mosquitero común Phylloscopus collybita
  75. Mosquitero ibérico Phylloscopus ibericus
  76. Mosquitero musical Phylloscopus trochilus
  77. Reyezuelo sencillo Regulus regulus
  78. Reyezuelo listado Regulus ignicapillus
  79. Papamoscas gris Muscicapa striata
  80. Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca
  81. Mito Aegithalus caudatus
  82. Herrerillo capuchino Lophophanes cristatus
  83. Carbonero garrapinos Periparus ater
  84. Herrerillo común Cyanistes caeruleus
  85. Carbonero común Parus major
  86. Agateador europeo Certhia brachydactyla
  87. Oropéndola europea Oriolus oriolus
  88. Urraca común Pica pica
  89. Grajilla occidental Corvus monedula
  90. Corneja negra Corvus corone
  91. Cuervo grande Corvus corax
  92. Estornino pinto Sturnus vulgaris
  93. Estornino negro Sturnus unicolor
  94. Gorrión común Passer domesticus
  95. Gorrión molinero Passer montanus
  96. Gorrión chillón Petronia petronia
  97. Pinzón vulgar Fringilla coelebs
  98. Pinzón real Fringilla montifringilla
  99. Serín verdecillo Serinus serinus
  100. Verderón común Chloris chloris
  101. Jilguero europeo Carduelis carduelis
  102. Jilguero lúganoSpinus spinus
  103. Pardillo común Linaria cannabina
  104. Camachuelo común Pyrrhula pyrrhula
  105. Picogordo común Coccothraustes coccothraustes
  106. Escribano soteño Emberiza cirlus
Grajilla occidental (Corvus monedula). Pocas aves hacen tanta compañía al naturalista confinado como estos inteligentes, gregarios y bulliciosos córvidos.
Mirlo común (Turdus merula). Paseriforme forestal que en las últimas décadas colonizó nuestras ciudades para regalarnos con su melodioso y potente canto.

Primeros vuelos

En estos días, una nueva generación de aves de multitud de especies llenan nuestras campiñas, bosques y humedales con sus siluetas y plumajes juveniles. Una legión de volatinería novata que se inicia en los secretos de la vida salvaje, preparándose para la esforzada labor de dar continuidad a sus respectivos linajes.

Como este joven cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), nacido en un edificio abandonado de las afueras de la ciudad de Zamora, y que con apenas seis semanas de edad ensaya ya, con notable pericia, el arte en el cual los de su especie son consumados especialistas y del que reciben su nombre: el vuelo cernido. Técnica que le permitirá realizar una prospección extremadamente detallada de sus territorios de caza y localizar, implacablemente, a las pequeñas presas de que se alimenta: roedores, reptiles, pájaros e insectos, principalmente.

O como estos dos jóvenes milanos negros (Milvus migrans), nacidos hace algo más de dos meses en una de las islas del río Duero a su paso por Zamora y que aguardan impacientes, en las proximidades del nido, la llegada de sus progenitores con algo de pitanza: peces, restos del basurero o la carcasa de un pequeño mamífero atropellado en alguna carretera cercana. Eternamente hambrientos, acumulan energías preparándose para el largo y emocionante viaje migratorio que, por primera vez en sus vidas, emprenderán, en el plazo de unas pocas semanas, rumbo a las ancestrales áreas de invernada de su especie en la lejana y soñada África.

También anda emprendiendo sus primeros pasos este martinete (Nycticorax nycticorax). A unas decenas de metros de la garcera mixta del Duero zamorano donde vio la luz, acecha inmóvil como una estatua a los pequeños peces que hasta hace apenas unos días le suministraban sus padres en el nido. Algún día, pasados los años, se desprenderá de su críptico plumaje juvenil para adquirir la atractiva librea que lucen los adultos de su especie.

Nuevas historias que comienzan. Les deseamos larga y venturosa vida y nosotros que los podamos seguir disfrutando por mucho tiempo más.

Carboneras, cisnes y robustallos

IMG_9516

Confiado y audaz, el colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) es una de esas aves que escogen de modo habitual la vecindad de los humanos para desenvolver su entero ciclo vital. Se trata de un muscicápido de hábitos originalmente saxícolas, es decir habitante de los roquedos, donde su presencia siguen siendo muy común, desde los acantilados marinos a la alta montaña pasando por las hoces y cañones fluviales. Pero hace mucho tiempo -probablemente miles de años- que decidió que las construcciones humanas no desmerecían como hogar ideal a sus peñascales nativos. Y así hoy en cualquiera de nuestros pueblos y barrios podemos disfrutar con la vecindad de este simpático y cautivador insectívoro que no duda en construir su nido en el interior de cuadras, pajares, garajes, talleres y -si se le permite- incluso de las viviendas.

IMG_9503

Por ello no es de extrañar que si hay un pajarico realmente popular en las comarcas zamoranas, conocido y apreciado por todos al punto de que podría considerarse nuestra ave “nacional” -de modo similar a como lo es su primo el petirrojo para los ingleses (robin), asturianos (raitán) y vascos (txantxangorri)- ése es sin duda nuestra querida carbonera. Efectivamente, éste es el nombre con el que generaciones de zamoranos conocemos y llamamos afectuosamente al colirrojo tizón, a causa del inconfundible plumaje de los machos que presenta un tono negro brillante como el carbón. Esta fue la denominación que aprendí en mi infancia, mucho antes de haber visto representada su imagen en una guía de identificación de aves acompañada de su nombre castellano estándar. Y es éste –carbonera– y no su nombre oficial- el que sigue viniendo a mi mente cada vez que mis ojos se topan en tantos lugares con su figura familiar o escucho desde mi habitación su chirriante y vaporoso canto que emite insistente incluso durante las horas nocturnas.

IMG_9529

 

Siendo carbonera su vernáculo más extendido en la provincia, podemos encontrar no pocas veces la variante masculina carbonero y en nuestras comarcas más noroccidentales -como Sanabria- las formas tradicionales en leonés occidental carboneira y carboneiru. Pero, a mayores, recibe en Zamora otro curioso nombre referido también a la negra indumentaria del macho. Se trata de cisne o cisnera como es conocido, por ejemplo, en algunos lugares de Sayago y de la comarca de Benavente. Esta chocante denominación está relacionada con un verbo de nuestras hablas leonesas –encisnar o encisniar– equivalente y con el mismo origen que el castellano tiznar “manchar con tizne, hollín u otra materia semejante”.  Otros nombres populares frecuentes en el occidente zamorano como rabirrubiu, rabarrubiu, rabirrunciu o raberrugu ponen el foco en su característica cola de color rojizo anaranjado. Su costumbre de agitarla de modo espasmódico da lugar, por otro lado, a otra más de sus denominaciones sanabresas: la de rabustallu o robustallu, es decir “el que hace estallar o restallar el rabo”.

IMG_9524

Pero sea cual sea el nombre que le demos, aprendido en casa, en la calle o en las páginas de un libro, todos compartimos unos mismos sentimientos cuando descubrimos su oscura y menuda silueta emplumada. Sensaciones que nos devuelven a la infancia y a la nostalgia de un mundo perdido que bullía exuberante de vida a nuestro alrededor y que retorna cada vez que la carbonera agita su vistosa cola de color teja.

 

Aves urbanas

Águila calzada (Hieraaetus pennatus)
Águila calzada (Hieraaetus pennatus) sobre la veleta de la iglesia de San Ildefonso (Zamora).

El “urban birding” o pajareo urbano es una tendencia en auge entre los observadores de aves de todo el planeta. Su filosofía se basa en que no es preciso visitar destinos lejanos o prestigiosos, ni siquiera salir de la ciudad en la que vivimos, para disfrutar a tope con nuestra afición. Nuestras queridas amigas, las aves, también viven a nuestro lado. Y con una variedad y abundancia mucho mayores de lo que nos imaginamos.

En el casco urbano de la ciudad de Zamora (sin incluir el bosque de Valorio u otros espacios naturales que ya podemos considerar periurbanos) se han catalogado 176 especies de aves, de las cuales 70 nidifican en el mismo. Aunque una parte de la lista se refiere a especies ligadas al río Duero, que atraviesa la ciudad de este a oeste, la mayor parte son observables en nuestros parques, jardines, calles, plazas, monumentos y edificaciones de todo tipo.

Gorrión molinero (Passer montanus)
Gorrión molinero (Passer montanus) en el casco antiguo de Zamora.

Entre otras maravillas, contamos con rapaces diurnas como el águila calzada, los milanos negro y real, y los cernícalos primilla y vulgar, nocturnas como la lechuza, el cárabo, el mochuelo y el autillo, y con los exóticos abejarucos y abubillas. Urbanitas típicos y tradicionales como la cigüeña blanca, el vencejo común, el avión común, el colirrojo tizón y el estornino negro junto a otros de hábitos ciudadanos más recientes como el ánade azulón, la paloma torcaz, el avión roquero o el mirlo común. Especies forestales como el pico menor, los carboneros garrapinos y común, el pinzón vulgar y el picogordo. Gorriones común, molinero y chillón. Y un largo etcétera.

Abejaruco (Merops apiaster)
Abejaruco (Merops apiaster) en el casco antiguo de Zamora.

Ellas están ahí, entre nosotros. Sólo esperan que levantemos la vista y que abramos nuestras mentes, que las contemplemos y que las respetemos.

Cárabos de ciudad

Oír el trémulo ulular del cárabo es escuchar la genuina voz de la naturaleza salvaje llamándonos desde la profunda oscuridad del bosque nocturno. Del bosque…o de un parque urbano, pues cada vez son más los ejemplares de esta especie que se adaptan a vivir en ámbitos ciudadanos.

agustin.JPG

Otras estrigiformes, como el mochuelo, el autillo y la lechuza (cazadores de invertebrados y/o pequeños roedores) acusan la falta cada vez mayor de presas y de cazaderos y se han enrarecido enormemente en el interior de las ciudades, donde hasta hace poco eran frecuentes. En cambio, el cárabo se adapta a la perfección a las circunstancias adversas, con una dieta mucho más flexible que incluye la posibilidad de sustentarse a base de pequeñas aves, tales como gorriones o estorninos.

alucon.JPG

En la ciudad de Zamora siempre hubo una pequeña población de cárabos asentada en las islas y riberas arboladas del río Duero, compuesta por no más de tres o cuatro parejas reproductoras. Pero hace una década comenzaron un proceso de expansión que los llevó a establecerse en el bosque urbano de Valorio y, algunos años más tarde, a dar el salto al casco antiguo donde hoy día su presencia resulta habitual en el entorno del Castillo. Tampoco es raro que algunos ejemplares se dispersen en busca de presas recorriendo los parques y jardines de otras zonas de la ciudad.

carabo.JPG

De modo que si, en medio de la vigilia o del paseo nocherniego, le parece escuchar su voz vibrante como de ocarina, no crea que se está volviendo loco. Es el espíritu de los bosques que regresa reclamando las antiguas posesiones de sus ancestros.

Alcaudón real: Un pequeño depredador amenazado.

IMG_2797 (copia).JPG

El alcaudón real (Lanius meridionalis) es sin duda una de las aves ibéricas más interesantes. Habitante de los espacios abiertos con arboles y arbustos dispersos, sus poblaciones han sufrido un dramático descenso en las últimas décadas (hasta un 60% en los 10 últimos años) debido a los negativos y rápidos cambios que está sufriendo su hábitat, relacionados sobre todo con la intensificación agrícola. Por esta causa fue incluido recientemente en el Libro Rojo de las Especies Amenazadas de la Unión Internnacional para la Conservación de la Naturaleza en la categoría de “Vulnerable”. Esto quiere decir que se le considera una especie tan amenazada a escala mundial como pueda ser el águila imperial ibérica y mucho más que, por ejemplo, el oso pardo o el lobo.

Este activo depredador integra en su dieta numerosos insectos y otros invertebrados al lado de una elevada proporción de vertebrados de talla reducida, tales como lagartijas, ranas, tritones, ratones, topillos y una gran variedad de pequeños pájaros. Para poder despedazar sus presas las sujeta en las espinas de diversas especies arbustivas, sistema que también utiliza para la creación de pequeñas despensas. Esta adaptación a la predación de pequeños vertebrados (excepcional en un paseriforme de pequeña talla como es el alcaudón real) le permite permanecer durante todo el año en nuestras latitudes, también durante los meses más fríos, al contrario que las otras especies de alcaudones ibéricos (común, dorsirrojo y chico) -más pequeños y mucho más dependientes de la dieta insectívora- todos los cuales son migrantes transaharianos.

En la provincia de Zamora sigue siendo un ave relativamente frecuente, encontrándose distribuida por prácticamente todo nuestro territorio. Las densidades más altas se observan en las comarcas del suroeste y centro-oeste, como Sayago, Tierra de Alba y Aliste, reduciéndose en el noroeste montañoso (Sanabria) y en las comarcas de agricultura más intensificada.

También en el municipio de Zamora contamos con representación de esta peculiar y amenazada especie, pudiendo disfrutar de la presencia habitual de ejemplares incluso en los mismos límites del casco urbano, por ejemplo en el bosque de Valorio y en las riberas del Duero. Hasta hace algunos años no era raro verlo, fuera de la época de cría, en baldíos y huertas del interior de la ciudad.

El nombre vernáculo más frecuentemente aplicado a esta especie en la provincia de Zamora es el de “picanzo” o -menos a menudo- “picanza”, que comparte por lo general con sus congéneres los alcaudones común (Lanius senator) y dorsirrojo (Lanius collurio). Para diferenciarlo de estas otras especies recibe diversas denominaciones específicas, tales como: “picanzo pegal”, “picanzo real”, “picanza real”, “picanzo ferral”, “picanzo grande” y “picanzo invernizo” o “inverniz”. Pero además es conocido en nuestras comarcas con otros nombres populares como los de “cabezón”, “cabezota”, “carranzo”, “raipego” y “rabilargo”.