4 de julio: nueva ruta de “Zamora, Aves y Naturaleza”

Garcilla bueyera (Bubulcus ibis). Zamora, 19.06.21.

Esta temporada hay una novedad importante en la colonia de ardeidas ubicada en el río Duero a su paso por la ciudad de Zamora. A las dos especies hasta ahora nidificantes -garza real y martinete común- se han sumado otras dos más: garcilla bueyera (con no menos de 30 parejas) y garceta común (con una solitaria pareja).

Garza real (Ardea cinerea). Zamora, 19.06.21.

Si quieres conocer todas estas aves y otras muchas en su ambiente, en Zamora, la Ciudad de las Aves, puedes acompañarnos en la próxima actividad de observación de fauna de “Zamora, Aves y Naturaleza”, el domingo 4 de julio, en horario de mañana. La inscripción es gratuita.

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus). Zamora, 19.06.21.

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp o telegram al 676046551 o un e-mail a zamorabiodiversa@gmail.com. “Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de Erithacus-Observación y Zamora BioDiversa.

Novedades en las riberas del Duero

Nido de garza real (Ardea cinerea) con dos pollos grandes. Detrás se ve un nido de martinete (Nycticorax nyticorax), con dos pollos también.

Con los calores últimos y la escasez de lluvias se va consumiendo como una vela la primavera y el verano se adelanta y comienza a enseñar su rostro amarillento. En las riberas del Duero la temporada de reproducción de las aves se encuentra en pleno apogeo. Es tiempo de nidos repletos, nidos desbordados por las masas de jóvenes picos, plumones blancos, plumas primerizas.

Pollo ramero de martinete común (Nycticorax nycticorax)

En la colonia de las ardeidas se ven ya nidos de garza real (Ardea cinerea) vacíos y otros con pollos completamente desarrollados a los que quedan muy pocos días de permanencia en la plataforma donde vinieron al mundo. También algunos jóvenes martinetes (Nycticorax nycticorax) rameros se mueven ahora fuera de sus nidos. La gran novedad es la aparición de un pequeño grupo de garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) -no menos de cinco parejas- que se acaban de instalar en la colonia. Alguna está ya incubando, otras comenzando a construir sus pequeños nidos. Junto a ellas, al menos una pareja de garcetas comunes (Egretta garzetta) que entran en un punto oculto en la espesura del arbolado ribereño portando ramas. Una pareja de otra ardeida, la menor de todas, el avetorillo común, alimenta en un carrizal cercano a dos pollos medio emplumados.

Pareja de garcillas bueyeras (Bubulcus ibis)

También los nidos de rapaces están ocupados. En un nido de milano negro (Milvus migrans) se ve a la madre protegiendo a un polluelo cubierto todavía de plumón blanquísimo. En otro, muy próximo, la milana alimenta a tres pollos muy crecidos y emplumados. En los dos nidos de águila calzada (Hieraetus pennatus), de fenología reproductora más tardía, las hembras están aún echadas, aparentemente ocupadas en la incubación de la puesta.

Nido de milano negro (Milvus migrans) con tres pollos alimentados por su madre.

La temporada está resultando particularmente productiva para la población reproductora de cigüeña blanca (Ciconia ciconia). Abundan en árboles, torres y espadañas los nidos con tres pollos e incluso observamos uno con cuatro cigoñinos que no tardarán mucho en volar.

Nido de cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) en el casco antiguo de Zamora, con cuatro pollos acompañados por un adulto.

Las joyas multicolores de nuestro río también se dejan ver durante el paseo. Una pareja de martines pescadores (Alcedo athis) acechan a los pececicos en una zuda. En la colonia de abejarucos (Merops apiaster), mucho menos nutrida que otros años, se observa bastante actividad, con entradas y salidas frecuentes de sus túneles. Un solitario somormujo lavanco (Podiceps cristatus), impresionante con sus galas nupciales se deja ver junto al Puente de Piedra. Es un viejo conocido que lleva varios meses con nosotros.

Pareja de martines pescadores (Alcedo athis)

Al filo del mediodía descubrimos un pequeño grupo de buitres leonados (Gyps fulvus) sobrevolando el corazón de la ciudad, a un tiro de piedra de la Plaza Mayor. Les acompaña un imponente y majestuoso buitre negro, la rapaz más grande del continente europeo. Sin duda, la mejor observación de la mañana. Al final, la lista completa de aves vistas u oídas, alcanza las 50 especies. Podéis verla al final de esta entrada.

Abejaruco europeo (Merops apiaster)

El viernes por la tarde vamos a compartir este mundo fascinante y atareado que bulle a tan solo unos cientos de metros de nuestras casas. Será en la próxima actividad de observación de fauna del programa “Zamora, Aves y Naturaleza”. Aún quedan plazas disponibles: si queréis, podéis acompañarnos.

“Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa del AYUNTAMIENTO DE ZAMORA desarrollado con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa. Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

Lista de aves anotadas el 2 de junio de 2021 en las riberas del Duero a su paso por la ciudad de Zamora. Duración: 2 horas y 35 minutos. Longitud recorrida: 3 km. Se indica el número de ejemplares anotados de cada especie.

Ánade azulón (Anas platyrhynchos)  16
Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)  1
Paloma bravía (doméstica) (Columba livia)  170
Paloma torcaz (Columba palumbus)  32
Tórtola turca (Streptopelia decaocto)  7
Vencejo común (Apus apus)  250
Gallineta común (Gallinula chloropus)  7
Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)  21

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) 10
Avetorillo común (Ixobrychus minutus)  6   
Garza real (Ardea cinerea)  37
Garceta común (Egretta garzetta)  2
Garcilla bueyera (Bubulcus ibis)  10
Martinete común (Nycticorax nycticorax)  17
Buitre negro (Aegypius monachus)  1
Buitre leonado (Gyps fulvus)  5
Águila calzada (Hieraaetus pennatus)  3
Milano negro (Milvus migrans)  18
Martín pescador común (Alcedo atthis)  2
Abejaruco europeo (Merops apiaster)  5
Pico menor (Dryobates minor)  1
Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus)  1
Oropéndola europea (Oriolus oriolus)  3
Urraca común (Pica pica)  9
Grajilla occidental (Corvus monedula)  10
Herrerillo común (Cyanistes caeruleus)  3
Carbonero común (Parus major)  5
Pájaro moscón europeo (Remiz pendulinus)  3
Zarcero políglota (Hippolais polyglotta)  2
Carricero común (Acrocephalus scirpaceus)  8
Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus)  1
Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris)  2
Golondrina común (Hirundo rustica)  8
Avión común (Delichon urbicum)  4
Mosquitero ibérico (Phylloscopus ibericus)  1
Cetia ruiseñor (Cettia cetti)  6
Curruca capirotada (Sylvia atricapilla)  2
Agateador europeo (Certhia brachydactyla)  2
Chochín común (Troglodytes troglodytes)  1
Estornino negro (Sturnus unicolor)  14
Mirlo común (Turdus merula)  3
Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)  2
Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos)  4
Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)  3
Gorrión común (Passer domesticus)  15
Gorrión molinero (Passer montanus)  27
Lavandera blanca (Motacilla alba)  3
Verderón común (Chloris chloris)  2
Jilguero europeo (Carduelis carduelis)  4
Serín verdecillo (Serinus serinus)  4

Rutas nº 64 y 65 de “Zamora, Aves y Naturaleza”

Foto: Alicia Casillas

Los pasados días 25 y 26 de septiembre regresamos a las riberas del Duero con nuestro programa urbano de observación de aves. De nuevo pudimos disfrutar de nuestra maravillosa avifauna en el magnífico marco natural y artístico de la ciudad de Zamora.

Foto: Alicia Casillas

El 25 por la tarde recorrimos la margen izquierda del río desde el barrio de San Frontis hasta el de Pinilla para contemplar el increíble espectáculo natural que a diario protagonizan centenares de garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) que se concentran para pasar la noche en el dormidero ubicado en este tramo fluvial.

El dormidero de las garcillas con el barrio zamorano de Pinilla al fondo

Garceta común (Egretta garzetta) y garcilla bueyera (Bubulcus ibis) en el dormidero

Junto con los más de 600 individuos de esta ardeida que llegaron al dormidero pudimos observar varios ejemplares de su prima la garceta común (Egretta garzetta) y un juvenil de espátula (Platalea leucorodia). Otras ardeidas que se vieron u oyeron a lo largo del paseo fueron el avetorillo (Ixobrychus minutus), el martinete (Nycticorax nycticorax) y la garza real (Ardea cinerea).

Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis)

De camino al dormidero hicimos un alto para disfrutar con una rareza local: el fumarel aliblanco (Chlidonias leucopterus) descubierto el día anterior por Alfonso Rodrigo y que constituye la primera cita de este estérnido para el municipio de Zamora.

El fumarel aliblanco (Chlidonias leucopterus) compartiendo posadero con un andarríos chico (Actitis hypoleucos)

La segunda quincena de septiembre ha sido pródiga en observaciones de estérnidos en el tramo del Duero de Zamora capital, con un charrán común (Sterna hirundo), un fumarel cariblanco (Chlidonias hybrida) y dos fumareles comunes (Chlidonias niger) avistados, además del aliblanco.

Foto: Maricarmen Sampedro

La mañana del 26 recorrimos la zona de Olivares y San Frontis, resultando menos animada que la tarde anterior. Con todo, pudimos observar dos avetorillos en vuelo así como un nutrido bando de cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo), garzas reales, andarríos chicos (Actitis hypoleucos) y varios buitre leonados (Gyps fulvus), entre otras especies.

Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo)

Las próximas rutas previstas con plazas disponibles serán en las siguientes fechas:

-Viernes, 9 de octubre (horario de tarde).

-Domingo, 18 de octubre (horario de mañana).

-Sábado, 24 de octubre (horario de mañana).

-Viernes, 30 de octubre (horario de tarde).

Se trata de un actividad gratuita promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa. Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Garcilla bueyera (Bubulcus ibis)

Vuelven las rutas de tarde

Como es tradición en nuestro programa de rutas urbanas de observación de aves “Zamora, Aves y Naturaleza”, con el comienzo del otoño retomamos los paseos vespertinos para aprovechar la luz y ambiente especiales de las tardes en esta época del año y sobre todo para disfrutar del magnífico espectáculo de los dormideros comunitarios de garcillas bueyeras, cormoranes grandes y otras aves que podemos encontrar ahora por las riberas del río Duero.

Todavía contamos con plazas disponibles para la ruta del viernes 25 de septiembre, en horario de tarde. En unos días publicaremos también las fechas programadas para el próximo mes de octubre. Para más información e inscripciones enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo). “Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa promovido por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Ardeidas radiofónicas

Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) en las riberas del Duero, Zamora.

Sendos miembros de la familia de las ardeidas -“garzas” en sentido amplio- protagonizaron los dos últimos espacios dedicados a “Zamora BioDiversa”en el programa “Hoy por hoy” de Radio Zamora (Cadena SER).

Así, el jueves día 9 estuvimos conversando con César Antruejo sobre la Garcilla bueyera (Bubulcus ibis): https://play.cadenaser.com/audio/1578585212_386603/

Y el día 17 hablamos del Martinete común (Nycticorax nycticorax) con Marichu García: https://play.cadenaser.com/audio/1579274292_882849/

Este espacio semanal ha cambiado su día de emisión. Ahora podéis escucharlo en directo todos los viernes, en torno a las 12:45 horas.

Martinetes comunes (Nycticorax nycticorax) en las riberas del Duero, Zamora.

Un río repleto de vida

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)

El pasado día 8 de noviembre volvimos a recorrer las orillas de nuestro particular río de la vida, el corazón salvaje de Zamora, en el transcurso de la ruta n.º 47 del programa “Zamora Aves y Naturaleza” y con la agradable compañía de 17 nuevos naturalistas en ciernes.

Fotografía de Rosa María Seijas

Comenzamos la andadura en la playa de Los Pelambres, donde nos aguardaba un simpático grupo de una de las más hermosas aves de nuestro humedal: el somormujo lavanco.

Somormujos lavancos (Podiceps cristatus)

Después pasamos un agradable rato escudriñando la zuda de las aceñas de Olivares, rebosante de una gran variedad de aves: cormoranes grandes, garzas reales, garcetas comunes, gallinetas comunes, andarríos chicos, gaviotas reidoras y sombrías, lavanderas blancas y cascadeñas…Nos sorprendió la presencia en estas fechas de un grupo migrador de golondrinas comunes rezagadas que cazaban sobre el agua en compañía de un buen número de sus más sedentarios parientes los aviones roqueros.

Gaviotas sombrías (Larus fuscus) y gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus)
Fotografía de Rosa María Seijas
Lavandera blanca (Motacilla alba)

A continuación, siguiendo la margen izquierda del Duero, nos desplazamos hasta el barrio de Pinilla, donde nos esperaba una de las sorpresas de una más que entretenida tarde de pajareo: un magnífico ejemplar adulto de halcón peregrino nos obsequió con una soberbia pasada sobre nuestras cabezas y después se posó sobre lo más alto de un chopo puntiseco, en una de las islas del río donde pudimos contemplarlo a placer con nuestros telescopios.

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

La bella rapaz no dejó de vigilarnos en ningún momento desde su atalaya vegetal mientras aguardábamos el ritual diario de las gregarias garcillas bueyeras entrando a su nutrido dormidero comunal.

Fotografía de Rosa María Seijas
Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis)

Mientras nos deleitábamos con este impagable espectáculo, hicieron su aparición estelar varios ejemplares de sus más elegantes parientes: la garceta común y la garceta grande.

Garcetas comunes (Egretta garzetta) y comoranes grandes (Phalacrocorax carbo)

La noche cayó, al fin, con su manto sombrío y helado, señalando el momento de emprender el regreso, muy a nuestro pesar.

Aquí tenéis la lista completa de las especies detectadas: ánade azulón, somormujo lavanco, cigüeña blanca, garcilla bueyera, garceta común, garceta grande, garza real, cormorán grande, gallineta común, andarríos chico, gaviota reidora, gaviota sombría, paloma torcaz, paloma cimarrona, tórtola turca, martín pescador, halcón peregrino, urraca común, grajilla occidental, herrerillo común, carbonero común, golondrina común, avión roquero, mosquitero común, cetia ruiseñor (ruiseñor bastardo), estornino negro, colirrojo tizón, gorrión común, gorrión molinero, lavandera blanca, lavandera cascadeña y pinzón vulgar.

Fotografía de Rosa María Seijas

Nuestro agradecimiento a todos los participantes y en especial a Rosa María Seijas por enviarnos sus fotografías de esta preciosa tarde.

“Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa promovido por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza.

Gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus)

Una preciosa tarde de otoño en las riberas del Duero

Fotografía de Marymar Cerviño

Avanza el otoño con sus follajes dorados y su luz del membrillo y “Zamora, Aves y Naturaleza” celebra una nueva edición -la nº 46- de sus rutas de observación de aves. La tarde del pasado sábado, 26 de octubre, un nutrido y entusiasta grupo compuesto por 25 amantes de la naturaleza de todas las edades, disfrutaron del magnífico espectáculo que nos ofrecen las aves acuáticas, en el sugestivo marco natural de las bellas riberas del río Duero a su paso por la ciudad de Zamora.

Fotografía de Gloria Zaragoza

La gran novedad del día estribaba en la presencia de nuestro nuevo guía, Gonzalo Criado, que tuvo su “bautismo de plumas” en nuestro programa de rutas. Su gran experiencia, simpatía y conocimientos garantizan el éxito de su participación en nuestro programa, donde estamos seguros de que se va a sentir como en su propia casa.

Fotografía de Marymar Cerviño

Sin duda, las estrellas del evento fueron las garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) a las que vimos llegar volando desde sus áreas de alimentación en campos, praderas y vertederos del entorno de Zamora para, poco a poco, ir agrupándose en el dormidero comunal que, diariamente, acoge a centenares de individuos de esta bonita y singular ardeida. Además de la considerable masa de bueyeras (unos 400 individuos), pudimos observar algunos ejemplares de su cercana pariente, la elegante garceta común (Egretta garzetta).

Fotografía de Marymar Cerviño

Garzas reales (Ardea cinerea), cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo), ánades azulones (Anas platyrhynchos), gallinetas comunes (Gallinula chloropus), andarríos chicos (Actitis hypoleucos), lavanderas blancas (Motacilla alba) y un esquivo martín pescador (Alcedo athis) acechando a sus presas desde la espesa vegetación arbórea de una de nuestras salvajes islas fluviales, completaron el elenco que nos acompañó en este entretenido y didáctico paseo vespertino.

Fotografía de Marymar Cerviño

El próximo paseo será el viernes 8 de noviembre, por la tarde. En breve, haremos públicas las fechas para las siguientes actividades .“Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, desarrollado con la colaboración de “Erithacus, observación de naturaleza”.

Fotografía de Gloria Zaragoza

(Nuestro agradecimiento a Marymar Cerviño y Gloria Zaragoza por sus estupendas fotos de la actividad.)

Garcillas bueyeras

Desde hace más de 25 años, centenares de estas bonitas ardeidas se reúnen en una pequeña isla del río Duero a su paso por Zamora para pernoctar en compañía, tras haber pasado las horas de luz alimentándose en los campos, pastizales y vertederos próximos a la ciudad. Un magnífico espectáculo natural que se repite a diario a escasa distancia de nuestros hogares.

La garcilla bueyera (Bubulcus ibis) es un ave realmente singular. Por una parte, por su forma de alimentarse: mientras que las restantes especies de la familia de las garzas (garzas, garcetas, martinetes, avetorillos, etc) capturan sus presas -peces, anfibios, artrópodos, etc- principalmente en el agua, la bueyera prefiere buscar en el medio terrestre los insectos y pequeños vertebrados que forman la base de su dieta y se la ve muy frecuentemente acompañando al ganado (de ahí su nombre) o bien a mamíferos salvajes grandes y gregarios, como búfalos o elefantes en África, a los que libra y protege de garrapatas, moscas y tábanos.

Pero además, la garcilla bueyera (también llamada espulgabueyes) es la protagonista de la expansión natural más amplia y rápida conocida en un ave. Originaria de las regiones húmedas tropicales y subtropicales de África y Asia y del sur de la Península Ibérica, desde finales del siglo XIX y a lo largo del XX ha colonizado el continente americano casi al completo, desde Chile al Canadá, así como Australia y el sur de África, mientras que en Europa occidental su área de cría alcanza ya hasta Gran Bretaña e Italia.

En el marco de este sorprendente y exitoso proceso expansivo, estas ardeidas se establecieron en la Cuenca del Duero a comienzos de la década de 1990, apareciendo la primera colonia de cría en las proximidades de Zamora capital y formándose poco tiempo más tarde el dormidero mencionado que siguen usando en la actualidad.

Este dormidero suele superar los 500 ejemplares en sus momentos de máximo esplendor, durante los meses del otoño y el invierno, y a menudo atrae también a un pequeño número de ejemplares de otras aves, principalmente de sus parientes las garcetas comunes (Egretta garzeta) pero también de garceta grande (Ardea alba) e incluso hemos llegado a observar al por aquí raro morito (Plegadis falcinellus).

Puntos con reproducción comprobada de garcilla bueyera (Bubulcus ibis) en la provincia de Zamora

En nuestra provincia se reproduce de forma habitual en al menos en un punto de la misma. En otros puntos cría de modo más irregular o lo hizo en el pasado. Las colonias conocidas en Zamora se ubican en las riberas de los ríos Duero y Esla, construyendo sus nidos generalmente en el arbolado ribereño (sauces, chopos, fresnos) y en compañía de otras ardeidas de hábitos gregarios como martinete común (Nycticorax nycticorax), garceta común, garza real (Ardea cinerea) e incluso garcilla cangrejera (Ardeola ralloides).

Fechas para octubre de “Zamora, Aves y Naturaleza”

Las próximas rutas de observación de aves de ZAMORA, AVES Y NATURALEZA con plazas disponibles están programadas para los días 13 de octubre (domingo) y 26 de octubre (sábado), ambas con horario de tarde. Disfrutaremos el espectáculo de las Garcillas Bueyeras (Bubulcus ibis) acudiendo a su dormidero comunal al anochecer, en el sugestivo marco natural del Duero zamorano.

La inscripción es gratuita, basta con enviar un whatsapp al 676046551 (Jose Alfredo). Plazas limitadas.

ZAMORA, AVES Y NATURALEZA es un programa de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora.

Los que ya no están y los recién llegados (o regresados)

otis tarda
Avutarda común (Otis tarda)

La fauna del municipio de Zamora experimentó importantes cambios en cuanto a su composición a lo largo de los últimos 50 años. Por una parte, durante el último tercio del s. XX y lo que lleva transcurrido del XXI, varias especies de vertebrados desaparecieron del término de la ciudad, a menudo en el marco de procesos generalizados de rarefacción de dichas especies, ocasionados por la destrucción o grave modificación de su hábitat, competencia con especies alóctonas introducidas, caza excesiva o venenos, entre otros factores.

Entre estas especies que hoy consideramos ya desaparecidas de nuestro término municipal, se cuentan mamíferos carnívoros como el Lince ibérico (Lynx pardina) y, muy probablemente, el Gato montés (Felis sylvestris). Del lince, concretamente, las últimas citas en las dehesas ubicadas al oeste de la ciudad son de la década de 1970.

Otro grupo de especies que ha sufrido una verdadera sangría en el municipio de Zamora es el de las aves esteparias: la Avutarda (Otis tarda) y la Ganga (Pterocles alchata) desaparecieron entre las décadas de 1980 y 1990, mientras que el Sisón (Tetrax tetrax) y la Ortega (Pterocles orientalis) aguantaron con mínimos efectivos hasta hace muy pocos años. En estos casos, la urbanización de una parte muy importante de su hábitat (en el actual polígono industrial de “Los Llanos”) y la grave modificación por intensificación agrícola del resto, fueron los factores principales que condujeron a este lamentable destino.

También entre los habitantes del medio acuático hemos padecido destacadas pérdidas: peces autóctonos como la Boga del Duero (Pseudochondrostoma duriense) o la Anguila europea (Anguilla anguilla) así como el cangrejo de patas blancas (Austropotamobius pallipes) desaparecidos a causa de la introducción de especies exóticas, competidoras o depredadoras y el caso de la Anguila, por la construcción de grandes presas en el Duero, impidiendo su ascenso desde el Atlántico.

ciervo
Ciervo (Cervus elaphus)

Como contrapunto, en este mismo período se constató la colonización -o recolonización- del municipio por unas cuantas especies de vertebrados autóctonos que llegaron aquí por sus propios medios. Entre ellos podemos encontrar grandes mamíferos como el Jabalí (Sus scrofa), el Corzo (Capreolus capreolus) y el Ciervo (Cervus elaphus) que fueron apareciendo en las últimas décadas del siglo XX, tras largo tiempo ausentes del municipio. Un micromamífero, el Topillo campesino (Microtus arvalis), llegó aquí en la década de 1980.

Más nutrida es la nómina de nuevas aves que nos fueron llegando -en  muchos casos posiblemente haya que hablar de “regreso”- en este período: Somormujo lavanco (Podiceps cristatus), Cormorán grande (Phalacrocorax carbo), Garcilla bueyera (Bubulcus ibis), Avetorillo (Ixobrychus minutus), Garza imperial (Ardea purpurea), Elanio (Elanus caeruleus), Tórtola turca (Streptopelia decaocto), Pico menor (Dryobates minor), Golondrina dáurica (Cecropis daurica), Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala) Pájaro moscón (Remiz pendulinus), Rabilargo ibérico (Cyanopica cooki) o Gorrión moruno (Passer hispaniolensis).

avetorillo
Avetorillo (Ixobrychus minutus)

Entre los factores conocidos de la expansión de estas especies de aves -muy variados- se pueden citar la protección de sus poblaciones (Cormorán grande), el calentamiento del clima (Curruca cabecinegra) o las transformaciones del hábitat (Pico menor).

Por último, encontramos una serie de especies alóctonas, que han llegado aquí de la mano del hombre y que, en general, suponen un problema gravísimo para nuestro medio natural, sobre todo por su papel de depredadores o competidores de especies nativas (autóctonas). Este sería el caso del Visón americano (Neovison vison), la Tortuga de Florida (Trachemys scripta), el Cangrejo de río americano (Procamburus clarkii), la Almeja asiática (Corbicula fluminea), la Mariposa del geranio (Cacyreus marshalli) y un gran número de peces introducidos, fundamentalmente, para la práctica de la pesca deportiva: Carpa (Cyprinus carpio), Pez rojo (Carassius auratus), Alburno (Alburnus alburnus), Perca sol (Lepomis gibbosus), Perca americana (Micropterus salmoides), Lucioperca (Sander lucioperca) y Lucio (Esox lucius).

micropterus salmoides las pallas 2014 (copia)
Perca americana (Micropterus salmoides)