Novedades en las riberas del Duero

Nido de garza real (Ardea cinerea) con dos pollos grandes. Detrás se ve un nido de martinete (Nycticorax nyticorax), con dos pollos también.

Con los calores últimos y la escasez de lluvias se va consumiendo como una vela la primavera y el verano se adelanta y comienza a enseñar su rostro amarillento. En las riberas del Duero la temporada de reproducción de las aves se encuentra en pleno apogeo. Es tiempo de nidos repletos, nidos desbordados por las masas de jóvenes picos, plumones blancos, plumas primerizas.

Pollo ramero de martinete común (Nycticorax nycticorax)

En la colonia de las ardeidas se ven ya nidos de garza real (Ardea cinerea) vacíos y otros con pollos completamente desarrollados a los que quedan muy pocos días de permanencia en la plataforma donde vinieron al mundo. También algunos jóvenes martinetes (Nycticorax nycticorax) rameros se mueven ahora fuera de sus nidos. La gran novedad es la aparición de un pequeño grupo de garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) -no menos de cinco parejas- que se acaban de instalar en la colonia. Alguna está ya incubando, otras comenzando a construir sus pequeños nidos. Junto a ellas, al menos una pareja de garcetas comunes (Egretta garzetta) que entran en un punto oculto en la espesura del arbolado ribereño portando ramas. Una pareja de otra ardeida, la menor de todas, el avetorillo común, alimenta en un carrizal cercano a dos pollos medio emplumados.

Pareja de garcillas bueyeras (Bubulcus ibis)

También los nidos de rapaces están ocupados. En un nido de milano negro (Milvus migrans) se ve a la madre protegiendo a un polluelo cubierto todavía de plumón blanquísimo. En otro, muy próximo, la milana alimenta a tres pollos muy crecidos y emplumados. En los dos nidos de águila calzada (Hieraetus pennatus), de fenología reproductora más tardía, las hembras están aún echadas, aparentemente ocupadas en la incubación de la puesta.

Nido de milano negro (Milvus migrans) con tres pollos alimentados por su madre.

La temporada está resultando particularmente productiva para la población reproductora de cigüeña blanca (Ciconia ciconia). Abundan en árboles, torres y espadañas los nidos con tres pollos e incluso observamos uno con cuatro cigoñinos que no tardarán mucho en volar.

Nido de cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) en el casco antiguo de Zamora, con cuatro pollos acompañados por un adulto.

Las joyas multicolores de nuestro río también se dejan ver durante el paseo. Una pareja de martines pescadores (Alcedo athis) acechan a los pececicos en una zuda. En la colonia de abejarucos (Merops apiaster), mucho menos nutrida que otros años, se observa bastante actividad, con entradas y salidas frecuentes de sus túneles. Un solitario somormujo lavanco (Podiceps cristatus), impresionante con sus galas nupciales se deja ver junto al Puente de Piedra. Es un viejo conocido que lleva varios meses con nosotros.

Pareja de martines pescadores (Alcedo athis)

Al filo del mediodía descubrimos un pequeño grupo de buitres leonados (Gyps fulvus) sobrevolando el corazón de la ciudad, a un tiro de piedra de la Plaza Mayor. Les acompaña un imponente y majestuoso buitre negro, la rapaz más grande del continente europeo. Sin duda, la mejor observación de la mañana. Al final, la lista completa de aves vistas u oídas, alcanza las 50 especies. Podéis verla al final de esta entrada.

Abejaruco europeo (Merops apiaster)

El viernes por la tarde vamos a compartir este mundo fascinante y atareado que bulle a tan solo unos cientos de metros de nuestras casas. Será en la próxima actividad de observación de fauna del programa “Zamora, Aves y Naturaleza”. Aún quedan plazas disponibles: si queréis, podéis acompañarnos.

“Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa del AYUNTAMIENTO DE ZAMORA desarrollado con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa. Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

Lista de aves anotadas el 2 de junio de 2021 en las riberas del Duero a su paso por la ciudad de Zamora. Duración: 2 horas y 35 minutos. Longitud recorrida: 3 km. Se indica el número de ejemplares anotados de cada especie.

Ánade azulón (Anas platyrhynchos)  16
Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)  1
Paloma bravía (doméstica) (Columba livia)  170
Paloma torcaz (Columba palumbus)  32
Tórtola turca (Streptopelia decaocto)  7
Vencejo común (Apus apus)  250
Gallineta común (Gallinula chloropus)  7
Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)  21

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) 10
Avetorillo común (Ixobrychus minutus)  6   
Garza real (Ardea cinerea)  37
Garceta común (Egretta garzetta)  2
Garcilla bueyera (Bubulcus ibis)  10
Martinete común (Nycticorax nycticorax)  17
Buitre negro (Aegypius monachus)  1
Buitre leonado (Gyps fulvus)  5
Águila calzada (Hieraaetus pennatus)  3
Milano negro (Milvus migrans)  18
Martín pescador común (Alcedo atthis)  2
Abejaruco europeo (Merops apiaster)  5
Pico menor (Dryobates minor)  1
Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus)  1
Oropéndola europea (Oriolus oriolus)  3
Urraca común (Pica pica)  9
Grajilla occidental (Corvus monedula)  10
Herrerillo común (Cyanistes caeruleus)  3
Carbonero común (Parus major)  5
Pájaro moscón europeo (Remiz pendulinus)  3
Zarcero políglota (Hippolais polyglotta)  2
Carricero común (Acrocephalus scirpaceus)  8
Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus)  1
Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris)  2
Golondrina común (Hirundo rustica)  8
Avión común (Delichon urbicum)  4
Mosquitero ibérico (Phylloscopus ibericus)  1
Cetia ruiseñor (Cettia cetti)  6
Curruca capirotada (Sylvia atricapilla)  2
Agateador europeo (Certhia brachydactyla)  2
Chochín común (Troglodytes troglodytes)  1
Estornino negro (Sturnus unicolor)  14
Mirlo común (Turdus merula)  3
Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)  2
Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos)  4
Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)  3
Gorrión común (Passer domesticus)  15
Gorrión molinero (Passer montanus)  27
Lavandera blanca (Motacilla alba)  3
Verderón común (Chloris chloris)  2
Jilguero europeo (Carduelis carduelis)  4
Serín verdecillo (Serinus serinus)  4

Paseo por las riberas primaverales

Esta tarde tocaba de nuevo recorrido por las riberas del Duero. Había que tomar el pulso a su variada comunidad de aves -en pleno apogeo primaveral- para preparar las dos actividades de “Zamora, Aves y Naturaleza” programadas para esta semana: el viernes por la tarde y el domingo por la mañana.

Como ya sabéis, el tramo fluvial que atraviesa nuestra ciudad es un verdadero paraíso para las aves gracias a la buena conservación de sus islas y riberas.

Las condiciones para la observación son muy buenas y además esta actividad se ve acompañada por la belleza paisajística que nace de la combinación de este estupendo medio natural con los interesantísimos elementos arquitectónicos que jalonan el paseo.

“Homenaje a los poetas zamoranos”. Escultura de José Luis Coomonte recientemente erigida junto al puente de los Poetas.

Aceñas de Cabañales

El paseo de hoy discurrió por ambas márgenes del Duero: un total de casi seis kilómetros con una duración de algo más de tres horas. El censo y la lista de aves detectadas a lo largo del recorrido nos permiten hacernos idea de la abundancia y variedad presentes: 691 ejemplares de 55 especies diferentes. Los pongo al final del post por si queréis consultarlos.

No sólo hubo aves. Un buen número de tortugas de agua dulce se soleaban en las orillas. La mayoría pertenecían a dos especies: el autóctono galápago leproso (Mauremys leprosa) y el alóctono galápago de Florida (Trachemys scripta). Pero la mejor observación del día fue este solitario ejemplar del autóctono y muy amenazado galápago europeo (Emys orbicularis), una de las joyas más valiosas de nuestro medio fluvial.
La colonia de ardeidas que alberga una de las islas fluviales constituye, sin duda, el principal punto de atracción durante la temporada de cría. Casi todos los nidos de garza real (Ardea cinerea) contienen ya pollos de diferentes edades, mientras que los martinetes comunes (Nycticorax nycticorax) se hallan, por lo general, inmersos en la incubación.
Muchos pollos de garza real son ya lo suficientemente grandes para que sus padres los puedan dejar solos en el nido y, de ese modo, dedicar más tiempo a la captura de las presas que sus hijos demandan incesantemente.
También las abundantes cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) se entregan con gran dedicación a la labor de empollar sus puestas.
En estos días se comienzan a ver las primeras polladas de ánade azulón (Anas platyrhynchos).
En cambio, los diminutos pájaros moscones (Remiz pendulinus) se encuentran todavía dedicados a la construcción de sus nidos, verdaderas obras maestras.
Esta hembra de avetorillo común (Ixobrychus minutus), el duende los carrizales, nos muestra su consumada técnica de pesca con arpón que ejecuta gracias a la sorprendente longitud de su cuello.
Pero la elegancia y la belleza alcanzan su grado máximo en esta otra ardeida (una familia por la que siento verdadera debilidad): la garceta común (Egretta garzetta).

Aquí tenéis la lista completa de las aves observadas u oídas, con el número de ejemplares detectados de cada una:

Ánade azulón (Anas platyrhynchos) 47

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus) 1

Paloma bravía (doméstica) (Columba livia) 57

Paloma torcaz (Columba palumbus) 31

Tórtola turca (Streptopelia decaocto) 12

Vencejo común (Apus apus) 2

Gallineta común (Gallinula chloropus) 8

Andarríos chico (Actitis hypoleucos) 9

Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) 17

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) 46

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) 19

Avetorillo común (Ixobrychus minutus) 1

Garza real (Ardea cinerea) 43

Garceta común (Egretta garzetta) 2

Martinete común (Nycticorax nycticorax) 10

Buitre leonado (Gyps fulvus) 4

Águila calzada (Hieraaetus pennatus) 3

Milano negro (Milvus migrans) 16

Autillo europeo (Otus scops) 1

Martín pescador común (Alcedo atthis) 1

Torcecuello euroasiático (Jynx torquilla) 3

Pico menor (Dryobates minor) 1

Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) 2

Urraca común (Pica pica) 21

Grajilla occidental (Corvus monedula) 11

Cuervo grande (Corvus corax) 4

Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) 7

Carbonero común (Parus major) 11

Pájaro moscón europeo (Remiz pendulinus) 2

Carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus) 4

Carricero común (Acrocephalus scirpaceus) 2

Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus) 1

Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris) 2

Golondrina común (Hirundo rustica) 34

Avión común (Delichon urbicum) 5

Mosquitero papialbo (Phylloscopus bonelli) 1

Mosquitero ibérico (Phylloscopus ibericus) 6

Cetia ruiseñor (Cettia cetti) 12

Mito común (Aegithalos caudatus) 2

Curruca capirotada (Sylvia atricapilla) 10

Agateador europeo (Certhia brachydactyla) 3

Chochín común (Troglodytes troglodytes) 3

Estornino negro (Sturnus unicolor) 36

Mirlo común (Turdus merula) 17

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula) 4

Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos) 9

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) 10

Gorrión común (Passer domesticus) 52

Gorrión molinero (Passer montanus) 37

Lavandera blanca (Motacilla alba) 3

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 1

Verderón común (Chloris chloris) 12

Pardillo común (Linaria cannabina) 2

Jilguero europeo (Carduelis carduelis) 23

Serín verdecillo (Serinus serinus) 8

Calzadas y martinetes con “Zamora, Aves y Naturaleza”

Foto: Gonzalo Criado

El pasado día 26 volvimos a las riberas del Duero zamorano en busca de las maravillas orníticas que pueblan este tramo fluvial urbano. En esta ruta (la número 62 del programa) los participantes pudieron disfrutar, especialmente, con excelentes observaciones de dos de las especies más características y carismáticas de este espacio natural: el martinete común y el águila calzada.

Foto: Maribel Lorenzo

Un pequeño grupo de jóvenes martinetes, casi recién volados de sus nidos, descansaban tranquilamente en las inmediaciones de nuestra colonia de cría.

Foto: Gonzalo Criado

No lejos de allí, una joven águila calzada ofreció un impagable espectáculo mientras devoraba, posada en un viejo nido de garza real, una presa recién aportada por sus padres.

Foto: Manuel Martín y Maricarmen Sampedro

Por supuesto, también hubo estupendos avistamientos de un montón de especies más, como abejarucos, garzas reales, garcillas bueyeras, cormoranes grandes, milanos negros, andarríos chicos y gaviotas reidoras, entre otras muchas. Sin olvidarnos de los magníficos paisajes que ofrece la combinación única del medio natural ribereño con el patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad.

Foto: Zamora BioDiversa

En las próximas semanas nos tomaremos un pequeño descanso pero reanudaremos la actividad en breve. Recordamos que las próximas fechas programadas son: 30 de agosto y 19 y 20 de septiembre. Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo). ZAMORA, AVES Y NATURALEZA es un programa promovido por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Foto: Zamora BioDiversa

Nuestro agradecimiento a Gonzalo Criado, Maribel Lorenzo, Manuel Martín y Maricarmen Sampedro por sus fotografías.

Foto: Zamora BioDiversa

Más aves y naturaleza en Zamora

Fotografía de Luis Vergara

Seguimos recorriendo las orillas del Duero para espiar y cucear la vida íntima de sus habitantes más salvajes. Los pasados días 28 y 29 repetimos rutas de ZAMORA, AVES Y NATURALEZA acompañados por sendos grupos de curiosos impenitentes con ganas de descubrir el sorprendente espectáculo natural que se representa, día tras día, a unos centenares de metros del mismo centro de la ciudad.

Águila calzada (Hieraaetus pennatus)
Garzas reales (Ardea cinerea)

Junto a los actores de reparto habituales -garzas reales, martinetes, avetorillos, milanos negros, águilas calzadas, cormoranes grandes, abejarucos, etc- aparecen con frecuencia invitados sorpresa. Este fue el caso de un magnífico ejemplar de buitre negro, la rapaz más grande de Europa, que nos sorprendió en la ruta del lunes (la número 60 del programa, por cierto) con su inesperada aparición, sobrevolando el puente de los Poetas.

Buitre negro (Aegypius monachus)

Abejaruco europeo (Merops apiaster)

Ya están agotadas las plazas para la próxima actividad del 12 de julio pero las hay disponibles para el día 26 del mismo mes. Para más información e inscripción gratuita enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Fotografía de Gloria Zaragoza
Martinete común (Nycticorax nycticorax). Fotografía de Maribel Lorenzo.

ZAMORA, AVES Y NATURALEZA es un programa de observación de fauna en la ciudad de Zamora, promovido por la Concejalía de Turismo de este municipio y desarrollado con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y Zamora BioDiversa.

Los guías. Fotografía de Gloria Zaragoza.

Buenas noticias desde las riberas

Seguimos aprovechando los paseos matinales para tomar el pulso a la avifauna ribereña y de paso disfrutar del ambiente mágico de la explosiva pero breve primavera zamorana.

Nos encontramos en pleno período reproductivo para la mayoría de las especies así que toca controlar qué tal marcha la nidificación de algunas de nuestras estrellas locales, por supuesto sin causar ningún tipo de molestias.

Desde ese magnífico observatorio que es el puente de los Poetas, podemos inspeccionar sin problemas los nidos de ardeidas y rapaces que encuentran un refugio excelente en el islote fluvial contiguo, cubierto de espeso bosque de ribera.

Águila calzada (Hieraaetus pennatus). Hembra de morfo claro.

El año pasado cayeron al agua varios nidos de rapaces al quebrarse las ramas que los sustentaban, en algunos casos a causa de los fuertes vientos. Concretamente, se perdió una plataforma de águila calzada y dos de milano negro, una de éstas en plena época de cría, ahogándose los pollos.

Milano negro (Milvus migrans).

En estos días hemos podido comprobar que los milanos han reconstruido sus nidos y llevan bastante avanzada las crianza (ya hemos visto polluelos en dos nidos). De otro lado, las águilas calzadas han reutilizado una antigua plataforma de milano negro y se encuentran en plena incubación.

Martinete (Nycticorax nyticorax) y pollos muy crecidos de garza real (Ardea cinerea).

En la colonia de ardeidas, la comparación entre los distintos nidos de garza real muestra el gran desfase fenológico entre unas parejas y otras. En algunos nidos se observan pollos muy desarrollados que no tardarán mucho en emprender sus primeros vuelos; mientras en otros, los adultos todavía están empollando sus puestas.

Martinete (Nycticorax nyticorax)

En cuanto a los martinetes – que hace unos meses se llevaron un buen disgusto cuando su tradicional dormidero invernal fue estúpidamente destruido– algunos han iniciado la puesta pero otros comienzan ahora a construir o reparar sus plataformas.

Martinete (Nycticorax nyticorax)

Esperamos que todo marche con buen pie y que tengamos una excelente temporada de cría. Y que podamos retomar las rutas de “Zamora, Aves y Naturaleza” a tiempo para poderla compartir con todos aquellos que quieran disfrutarla con nosotros.

Nuestra pareja de águilas calzadas. A la izquierda, la hembra (de morfo claro) y a la derecha, el macho (de morfo oscuro, en este caso).

Primeros paseos de la desescalada

Llegó el momento de poder estirar las piernas y pasear prismáticos y cámara, aunque cerquita de casa. Estas mañanas aprovechamos la nueva situación para bajar a las orillas del Duero en el barrio zamorano de Olivares. Las riberas y campiña circundantes están espléndidas: mayo es un mes que me encanta pero esta primavera se muestra particularmente exuberante.

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

El primer día nos salió a recibir un simpático somormujo lavanco con su preciosa librea nupcial. Es posible que su pareja esté incubando la puesta en algún carrizal de la zona pero aún no lo hemos podido comprobar. Sería una gran noticia.

Garzas reales (Ardea cinerea)

En la colonia local de ardeidas, algunos nidos de garza real albergan pollos muy desarrollados. No es de extrañar pues se trata de un reproductor muy temprano y ya en febrero se veían ejemplares empollando. También las águilas calzadas y los milanos negros están ahora en plena incubación.

Martinete común (Nycticorax nycticorax)

Además hemos visto unos cuantos martinetes en el entorno de la colonia aunque no localizamos ningún nido. Es probable que los tengan ocultos entre el follaje.

Galápago leproso (Mauremys leprosa)

Como las mañanas están resultando bastante templadas, hemos podido disfrutar de algunos grandes galápagos leprosos soleándose entre la vegetación de las orillas. Es una alegría volver a encontrarnos con nuestros viejos amigos.

Lavandera boyera (Motacilla flava)

Otras especies que hemos podido observar en estos paseos incluyen: cormorán grande, avetorillo, garcilla bueyera, garza imperial, cigüeña blanca, ánade azulón, azor, aguilucho lagunero, cernícalo vulgar, alcotán, gallineta, andarríos chico, cuco, paloma torcaz, paloma cimarrona, tórtola turca, vencejo común, abejaruco, abubilla, martín pescador, pico picapinos, cogujada común, golondrina común, avión roquero, avión común, lavandera blanca, lavandera boyera, chochín, petirrojo, ruiseñor común, colirrojo tizón, mirlo común, cetia ruiseñor, buitrón, carricero común, curruca capirotada, herrerillo común, carbonero común, pájaro moscón, agateador europeo, triguero, jilguero, verdecillo, pardillo, verderón, gorrión común, gorrión molinero, estornino negro, oropéndola, urraca, grajilla y corneja negra.

Las riberas y los campos bullen de vida. A ver qué nos deparan los próximos días.

Destruyen un dormidero histórico de Martinete común

El Martinete común (Nycticorax nycticorax) es una de las ardeidas más características del Duero zamorano y una de las joyas faunísticas que atesora nuestro ecosistema ribereño. Como saben bien los lectores de este blog, contamos en la ciudad con una colonia de cría de esta especie y además con dormidero invernal que suele acoger durante los meses fríos un grupo de unos 20 ejemplares.

Martinete común en el dormidero

Pues bien, hoy nos ha llegado la desagradable noticia de que alguien ha cortado el árbol que albergaba el dormidero y lo ha hecho en pleno período de ocupación del mismo. Los pobres martinetes se han quedado sin el refugio donde pasaban el día (el Martinete es de hábitos principalmente nocturnos) desde hace más de una década. El individuo perpetrador de este desaguisado, responsable de un negocio inmediato al lugar donde se enclavaba el dormidero de las ardeidas, alegó un supuesto y peregrino peligro de incendio en la vegetación que podrían afectar a sus instalaciones.

El dormidero de los martinetes hace una semana

Una vez más quedan de manifiesto las enormes lagunas en materia de educación y concienciación ambiental que afectan a un número demasiado elevado de nuestros conciudadanos. El hecho va a ser denunciado y esperamos que las administraciones competentes tomen las medidas apropiadas. Yo, por mi parte, me abstendré en el futuro de visitar este establecimiento.

Detrás de los restos de la salguera cortada se advierte el hueco que ocupaba. Era el árbol que con sus características especialmente apropiadas para este fin, albergaba el dormidero ahora destruido.

Ardeidas radiofónicas

Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) en las riberas del Duero, Zamora.

Sendos miembros de la familia de las ardeidas -“garzas” en sentido amplio- protagonizaron los dos últimos espacios dedicados a “Zamora BioDiversa”en el programa “Hoy por hoy” de Radio Zamora (Cadena SER).

Así, el jueves día 9 estuvimos conversando con César Antruejo sobre la Garcilla bueyera (Bubulcus ibis): https://play.cadenaser.com/audio/1578585212_386603/

Y el día 17 hablamos del Martinete común (Nycticorax nycticorax) con Marichu García: https://play.cadenaser.com/audio/1579274292_882849/

Este espacio semanal ha cambiado su día de emisión. Ahora podéis escucharlo en directo todos los viernes, en torno a las 12:45 horas.

Martinetes comunes (Nycticorax nycticorax) en las riberas del Duero, Zamora.

Jóvenes martinetes

Durante las últimas semanas, los juveniles de martinete común (Nycticorax nycticorax) de la colonia establecida en las riberas del Duero a su paso por Zamora, han comenzado a abandonar los nidos donde nacieron y se están iniciando en el aprendizaje de dos artes imprescindibles para su supervivencia: el vuelo y la pesca. Es éste un momento inmejorable para observar sus evoluciones sobre el ramaje bajo del arbolado de las islas y orillas de nuestro río.

Pronto comenzarán la dispersión postreproductiva, una suerte de vagabundeo previo a la verdadera migración que emprenderán a finales del verano, camino de los humedales del sur peninsular y del África tropical, aunque algunos pocos permanecerán con nosotros durante los cada vez menos fríos meses invernales. Pero ésa ya es otra historia.

Primeros vuelos

En estos días, una nueva generación de aves de multitud de especies llenan nuestras campiñas, bosques y humedales con sus siluetas y plumajes juveniles. Una legión de volatinería novata que se inicia en los secretos de la vida salvaje, preparándose para la esforzada labor de dar continuidad a sus respectivos linajes.

Como este joven cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), nacido en un edificio abandonado de las afueras de la ciudad de Zamora, y que con apenas seis semanas de edad ensaya ya, con notable pericia, el arte en el cual los de su especie son consumados especialistas y del que reciben su nombre: el vuelo cernido. Técnica que le permitirá realizar una prospección extremadamente detallada de sus territorios de caza y localizar, implacablemente, a las pequeñas presas de que se alimenta: roedores, reptiles, pájaros e insectos, principalmente.

O como estos dos jóvenes milanos negros (Milvus migrans), nacidos hace algo más de dos meses en una de las islas del río Duero a su paso por Zamora y que aguardan impacientes, en las proximidades del nido, la llegada de sus progenitores con algo de pitanza: peces, restos del basurero o la carcasa de un pequeño mamífero atropellado en alguna carretera cercana. Eternamente hambrientos, acumulan energías preparándose para el largo y emocionante viaje migratorio que, por primera vez en sus vidas, emprenderán, en el plazo de unas pocas semanas, rumbo a las ancestrales áreas de invernada de su especie en la lejana y soñada África.

También anda emprendiendo sus primeros pasos este martinete (Nycticorax nycticorax). A unas decenas de metros de la garcera mixta del Duero zamorano donde vio la luz, acecha inmóvil como una estatua a los pequeños peces que hasta hace apenas unos días le suministraban sus padres en el nido. Algún día, pasados los años, se desprenderá de su críptico plumaje juvenil para adquirir la atractiva librea que lucen los adultos de su especie.

Nuevas historias que comienzan. Les deseamos larga y venturosa vida y nosotros que los podamos seguir disfrutando por mucho tiempo más.