En busca de las ardeidas: nueva actividad del programa Zamora, aves y naturaleza.

“En busca de las ardeidas”: éste fue el título de la última actividad llevada a cabo dentro del programa ZAMORA, AVES Y NATURALEZA en el que participo como organizador y guía.

En esta ruta, celebrada el pasado 27 de enero y que supone la número 34 del programa, participó un entusiasta grupo de 24 personas.

El itinerario discurrió por las riberas del río Duero a su paso por la ciudad de Zamora, concretamente por los parques de Las Pallas y los Tres Árboles. Entre las especies observadas destacaron las pertenecientes a la famila de las ardeidas -principal objetivo de la jornada- como el martinete común, la garcilla bueyera, la garceta común y la garza real y otras aves acuáticas como el cormorán grande, la cigüeña blanca, el ánade azulón, la gallineta común y las gaviotas reidora y sombría. También se vieron algunas rapaces: un milano real y un busardo ratonero.

Llevamos ya casi dos años con estas rutas de observación de aves y a lo largo de este tiempo han pasado por ellas más de 600 personas. Me siento feliz y orgulloso de poder mostrar, tanto a los residentes como a los visitantes de nuestra ciudad, la maravillosa vida que bulle prácticamente a la puerta de nuestras casas.

La próxima ruta tendrá lugar el domingo 10 de febrero. Para realizar la inscripción basta con enviar un mensaje de whatsapp al 676046551.

ZAMORA, AVES Y NATURALEZA es un programa promovido po la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de “El Mirador del Lobo”.

Una tarde con los milanos reales

50182988_559481124464381_5444374022710099968_n.jpg

El pasado domingo 13 de enero, 25 personas participaron en la ruta número 33 del programa ZAMORA, AVES Y NATURALEZA. La actividad consistió en la visita a un dormidero de Milano real (Milvus milvus) ubicado en el término muncipal de Zamora, a pocos kilómetros de la ciudad. Los participantes tuvieron la oportunidad de observar en su medio a estas bellas y amenazadas aves rapaces y conocer diversos aspectos de su biología y sus problemas de conservación.

49949862_559481267797700_6126369057848426496_n.jpg

La próxima ruta del programa tendrá el lugar el día 27 en horario de tarde. La inscripción es gratuita y para realizarla basta con enviar un mensaje de whatsapp al 676046551. ZAMORA, AVES Y NATURALEZA es un programa promovido por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de “El Mirador del Lobo”.

(Foto del grupo: José Luis Lorenzo).

Nueva ruta de “Zamora, Aves y Naturaleza”: visita a un dormidero de milanos reales

 

IMG_7625
Milano real (Milvus milvus)

Suspendido en el aire como una cometa, el Milano real (Milvus milvus) pasa la mayor parte del día examinando meticulosamente el terreno en busca de alimento, con constantes planeos circulares en los que usa como timón su característica cola horquillada. Busca los cadáveres de pequeños vertebrados atropellados en las carreteras, sigue a los arados que dejan al descubierto gran número de insectos y roedores, visita los basureros y el entorno de las granjas en busca de los restos más variados, acecha a la perdiz que escapó malherida el día de caza…Al anochecer, con el buche lleno, si hubo suerte, se dirige al dormidero comunal, una pequeña arboleda  -de chopos o álamos altos la mayoría de las veces- donde descansará en compañía de decenas o incluso centenares de congéneres, casi todos ellos migrantes, como él, procedentes de otros países de Europa occidental (Alemania y Francia, principalmente). Allí aguardará la llegada de un nuevo día en el que tendrá que enfrentarse, una vez más, a la amenaza del hambre pero también a la del cebo envenenado y el matarratas diseminados por los campos, el cazador sin escrúpulos de gatillo fácil, el poste peligroso de un tendido eléctrico o la amenazante hilera de palas de los aerogeneradores. No en vano, la población mundial de su especie está considerada como “casi amenazada” y la nidificante en España “en peligro”.

IMG_2364
Milanos reales entrando en un dormidero al anochecer

En un radio de 10 km de Zamora capital se forman todos los inviernos cuatro o cinco dormideros comunales de esta bonita y elegante rapaz, los cuales acogen en conjunto cifras variables entre los 280 y los 430 ejemplares. A esto le podemos sumar la presencia de dos o tres parejas reproductoras que permanecen todo el año en sus territorios en el entorno de la ciudad. No nos debe extrañar, por tanto, que su silueta sea tan habitual sobrevolando nuestros tejados, particularmente durante los meses más fríos del año. Un privilegio del que no muchas ciudades pueden disfrutar.

IMG_2823
Dormidero de Milano real (Milvus milvus)

En la próxima ruta de “Zamora: Aves y Naturaleza” vamos a visitar uno de estos dormideros comunales de Milano real ubicados muy cerca de nuestra ciudad. Será el domingo 13 de enero en horario de tarde. Si quieres compartir con nosotros este espectáculo natural, envía cuanto antes un mensaje de whatsapp al 676046551. La inscripción es gratuita.

“Zamora, Aves y Naturaleza” es un programa de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de “El Mirador del Lobo”.

Garcillas bueyeras y Martín pescador: una nueva ruta de “Zamora, Aves y Naturaleza”

thumbnail3.jpeg

 

El pasado domingo 16 de diciembre tuvo lugar en la ciudad de Zamora una nueva ruta de observación de aves -la número 32- del programa  “ZAMORA, AVES Y NATURALEZA”  que promueve la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de la empresa de turismo natural “El Mirador del Lobo”, programa en el que tomo parte como guía y organizador.

Participaron un total de 15 personas de todas de las edades,  de las cuales más de la mitad -8- acudieron desde otras provincias, concretamente las de Valladolid, Salamanca y Madrid.

El recorrido se llevó a cabo por la margen izquierda del Duero, en las inmediaciones del barrio de Pinilla y en horario de tarde para poder disfrutar con el magnífico espectáculo de dos dormideros comunales de Garcilla bueyera (Bubulcus ibis) y Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) que se forman en sendas islas de este tramo fluvial urbano. En el dormidero de garcillas la cifra de aves presentes superó los 300 ejemplares mientras que en el de cormoranes se rondaba el centenar

IMG_2548
Garcillas bueyeras bebiendo en el río Duero (Bubulcus ibis)

Los participantes también tuvieron la oportunidad de contemplar la nutrida colonia de Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) asentada en las islas del Duero, entre ellas un ejemplar bien conocido por los ornitólogos zamoranos (C16M), anillada hace seis años y medio en el casco antiguo de la ciudad por Pablo Santos y que se hallaba enfrascada, junto con su pareja, en la reparación de su voluminoso nido de cara al comienzo de un nuevo período reproductor.

IMG_2863 (copia).JPG

Entre las restantes especies observadas, una de las pequeñas joyas de nuestras riberas, el Martín pescador (Alcedo athis) hizo las delicias de pequeños y grandes que pudieron disfrutar con su plumaje de vivos colores gracias a nuestros telescopios. Además se vieron varias garzas reales (Ardea cinerea), un activo y cantarín Cetia ruiseñor o Ruiseñor Bastardo (Cettia cetti) y los siempre abundantes ánades azulones (Anas platyrhynchos).

IMG_2599
Martín pescador (Alcedo athis)

Una vez más quedamos muy satisfechos con el logro de los dos principales objetivos del programa: promocionar nuestra ciudad como destino de turismo de observación de la naturaleza y dar a conocer su magnífico patrimonio natural tanto a los visitantes como a los residentes en la misma.

IMG_8805
Ánade azulón (Anas platyrhynchos)

 

Torcecuellos invernantes

jynx torquilla valorio 19022015

El pasado 2 de diciembre, María Isabel Martín y yo vimos un ejemplar de este pícido en el bosque de Valorio, a las afueras de Zamora capital.  El torcecuello (Jynx torquilla) es un migrante típico cuya área de invernada principal se encuentra en continente africano al sur del Sahara. Sin embargo, al igual que en otras partes de la península Ibérica, algunos ejemplares son observados casi todas las temporadas  durante los meses de noviembre a febrero en el entorno de la ciudad de Zamora y en otras partes de su provincia. Parques y jardines son medios especialmente apreciados por estos torcecuellos invernantes a los que podemos sorprender buscando hormigas y otros insectos entre la hierba.

Martín pescador (Alcedo athis): el tesoro de las riberas

alcedoathis1.JPG

Una de las sensaciones más emocionantes que se pueden experimentar recorriendo las orillas del río Duero, es la proporcionada por el encuentro con esta pequeña joya alada de increíble coloración. En estos días, los martines pescadores se afanan en la crianza de sus polluelos a los que ceban con pequeños peces y renacuajos. En breve, por las bocas de los profundos túneles donde anidan, surgirá una nueva generación de zafiros engarzados en rubíes, dispuestos a sorprender y maravillar al observador con súbitos fogonazos de brillante colorido.

Aves urbanas

Águila calzada (Hieraaetus pennatus)
Águila calzada (Hieraaetus pennatus) sobre la veleta de la iglesia de San Ildefonso (Zamora).

El “urban birding” o pajareo urbano es una tendencia en auge entre los observadores de aves de todo el planeta. Su filosofía se basa en que no es preciso visitar destinos lejanos o prestigiosos, ni siquiera salir de la ciudad en la que vivimos, para disfrutar a tope con nuestra afición. Nuestras queridas amigas, las aves, también viven a nuestro lado. Y con una variedad y abundancia mucho mayores de lo que nos imaginamos.

En el casco urbano de la ciudad de Zamora (sin incluir el bosque de Valorio u otros espacios naturales que ya podemos considerar periurbanos) se han catalogado 176 especies de aves, de las cuales 70 nidifican en el mismo. Aunque una parte de la lista se refiere a especies ligadas al río Duero, que atraviesa la ciudad de este a oeste, la mayor parte son observables en nuestros parques, jardines, calles, plazas, monumentos y edificaciones de todo tipo.

Gorrión molinero (Passer montanus)
Gorrión molinero (Passer montanus) en el casco antiguo de Zamora.

Entre otras maravillas, contamos con rapaces diurnas como el águila calzada, los milanos negro y real, y los cernícalos primilla y vulgar, nocturnas como la lechuza, el cárabo, el mochuelo y el autillo, y con los exóticos abejarucos y abubillas. Urbanitas típicos y tradicionales como la cigüeña blanca, el vencejo común, el avión común, el colirrojo tizón y el estornino negro junto a otros de hábitos ciudadanos más recientes como el ánade azulón, la paloma torcaz, el avión roquero o el mirlo común. Especies forestales como el pico menor, los carboneros garrapinos y común, el pinzón vulgar y el picogordo. Gorriones común, molinero y chillón. Y un largo etcétera.

Abejaruco (Merops apiaster)
Abejaruco (Merops apiaster) en el casco antiguo de Zamora.

Ellas están ahí, entre nosotros. Sólo esperan que levantemos la vista y que abramos nuestras mentes, que las contemplemos y que las respetemos.

Guía “Zamora, Aves y Naturaleza”

Captura de pantalla 2018-11-27 a las 22.46.00.png

En la guía Zamora, Aves y Naturaleza, editada por el Ayuntamiento de Zamora, con textos y fotografías de mi autoría y las bellas acuarelas de Rafael Sánchez Verdú, encontraréis información abundante sobre la fauna de la ciudad de Zamora y su entorno así como las áreas más interesantes que se pueden visitar desde la misma. Si vives en Zamora o vienes a conocerla, podrás descubrir dónde ver aves, mamíferos, anfibios, reptiles, mariposas y libélulas y conocer la enorme biodiversidad de esta ciudad y su provincia.

Podeís descargarla en el siguiente enlace: https://turismo-zamora.com/imagenes/archivos_adjuntos/zamora-aves-y-naturaleza/guia-zamora-aves-y-naturaleza-.pdf?fbclid=IwAR0-wIGrIsC7cEBCnGBHfXvEyJeLFfDTU2jRmK2mJN54sO3OItM_jXHsfd0  

También la podéis obtener en versión impresa -de forma gratuita- solicitándola en la Oficina de Turismo de Zamora (plaza de Arias Gonzalo, cerca de la Catedral).

Cárabos de ciudad

Oír el trémulo ulular del cárabo es escuchar la genuina voz de la naturaleza salvaje llamándonos desde la profunda oscuridad del bosque nocturno. Del bosque…o de un parque urbano, pues cada vez son más los ejemplares de esta especie que se adaptan a vivir en ámbitos ciudadanos.

agustin.JPG

Otras estrigiformes, como el mochuelo, el autillo y la lechuza (cazadores de invertebrados y/o pequeños roedores) acusan la falta cada vez mayor de presas y de cazaderos y se han enrarecido enormemente en el interior de las ciudades, donde hasta hace poco eran frecuentes. En cambio, el cárabo se adapta a la perfección a las circunstancias adversas, con una dieta mucho más flexible que incluye la posibilidad de sustentarse a base de pequeñas aves, tales como gorriones o estorninos.

alucon.JPG

En la ciudad de Zamora siempre hubo una pequeña población de cárabos asentada en las islas y riberas arboladas del río Duero, compuesta por no más de tres o cuatro parejas reproductoras. Pero hace una década comenzaron un proceso de expansión que los llevó a establecerse en el bosque urbano de Valorio y, algunos años más tarde, a dar el salto al casco antiguo donde hoy día su presencia resulta habitual en el entorno del Castillo. Tampoco es raro que algunos ejemplares se dispersen en busca de presas recorriendo los parques y jardines de otras zonas de la ciudad.

carabo.JPG

De modo que si, en medio de la vigilia o del paseo nocherniego, le parece escuchar su voz vibrante como de ocarina, no crea que se está volviendo loco. Es el espíritu de los bosques que regresa reclamando las antiguas posesiones de sus ancestros.