Zegríes e Isatides

Cada especie de mariposa se encuentra asociada a una o varias especies de plantas, de las cuales se nutren necesariamente sus orugas, de tal modo que la presencia de esas plantas es condición imprescindible para su reproducción.

Zegris eupheme. Bosque de Valorio (Zamora), 6 de mayo de 2019.

En el caso de la preciosa, y cada vez más amenazada, Zegrí (Zegris eupheme), una de sus plantas nutricias -la más habitual en nuestra región- es la conocida como hierba pastel o isatide (Isatis tinctoria), una brasicácea que tuvo una gran importancia para la industria del tinte, pues hasta el sigo XVI fue la única fuente de colorante azul conocida en Europa (denominado añil), manteniéndose su uso incluso hasta el siglo XX.

Isatis tinctoria. Bosque de Valorio (Zamora), 6 de mayo de 2019.

Ambas especies están presentes en los alrededores de Zamora, donde las podemos disfrutar especialmente en estos días de mayo, que es cuando florece esplendoroso el isatide y los zegríes recorren los altos y laderas de los tesos con sus velocísimos e incansables vuelos.

Zegris eupheme. Bosque de Valorio (Zamora), 6 de mayo de 2019.

Zegrí, príncipe de la estepa

 

zegri
Pareja de Zegris eupheme: el macho es el ejemplar de la parte superior

Una mañana del pasado mes de mayo descubrí en las afueras de Zamora una pequeña población de Zegrí (Zegris eupheme), una preciosa mariposa de la familia de los piéridos cada día más escasa y amenazada. El nombre de zegrí significa en árabe “fronterizo” y está tomado del de una importante familia noble del reino nazarí de Granada. Sin duda fue una agradable sorpresa toparme con estos bellos príncipes moros en medio de aquel baldío que recorrian de parte a parte con vuelo velocísimo e incansable.

img_4049
Hábitat del Zegrí en las afueras de Zamora

Durante el trabajo de campo para el Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora -proyectado por la Asociación Zamorana de Ciencias Naturales-NaturZamora- la habíamos buscado en diversos puntos de la provincia, sobre todo en terrenos agrícolas abandonados con presencia abundante de plantas crucíferas ,como la preciosa Yerba pastel (Isatis tinctoria) que es la más frecuente de las plantas nutricias de sus orugas,. Un tipo de hábitat cada vez más escaso. Poco a poco, a lo largo de más de cuatro años, habíamos ubicado y cartografiado sus poblaciones, siempre muy localizadas y reducidas. Incluso habíamos comprobado cómo algunos de estos pequeños núcleos desaparecían de un año para otro al roturarse o plantarse de pinos la parcela donde habían vivido durante tantas generaciones. Sin embargo, no se me había ocurrido buscarla allí, en aquel erial aparentemente anodino a poco más de un kilómetro de casa.

zegris eupheme 16
Distribución de Zegris eupheme en Zamora según el Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora de AZCN-NaturZamora

 

El Zegrí se distribuye por las estepas de Europa Oriental y Asia Occidental y Central, donde vive la subespecie nominal, mientras que la subespecie meridionalis habita en áreas montañosas del Magreb y de modo muy disperso en la Península Ibérica. Su distribución en Zamora se limita a las comarcas de Tierra de Campos, Tierra del Pan, Tierra de Toro y Tierra del Vino, donde se ha encontrado tan sólo en 16 cuadrículas UTM de 10×10 km (algo menos del 15% de la superficie provincial).

img_4803

Muchos de los terrenos donde vivía fueron urbanizados en las últimas décadas, como ocurrió en el entorno de la ciudad de Valladolid y muy probablemente también en el de Zamora, pero sobre todo el Zegrí es otra víctima más de la industrialización creciente y cada vez más peligrosa de las prácticas agrícolas, cuya tendencia general es no dejar ni el más mínimo resquicio para la vida silvestre en las áreas cultivadas. Del mismo modo que se hace patente en nuestros campos la sombra de la “primavera silenciosa”, por la dramática desaparación de las aves propias de los medios arvenses, podríamos hablar también del advenimiento de una “primavera monocroma”, una primavera sin colores, de la mano del exterminio masivo de las flores y de los insectos a ellas asociados.

Y no olvidemos que sin flores y sin insectos la vida humana tampoco será posible.