Nuevas fechas para noviembre y diciembre

Ya están completos los cupos para las rutas del 30 de octubre y el 13 y el 27 de noviembre. Las próximas fechas con plazas disponibles son las siguientes:

-Sábado 14 de noviembre (horario de mañana).

-Viernes 4 de diciembre (horario de tarde).

Se trata de un actividad promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Grupos con máximo de 5 participantes por guía y uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora.

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Jineta: el hada que vino de África

Según el diccionario de la RAE, el nombre de la jineta (Genetta genetta) podría proceder del término occitano geneta, aparentamente un diminutivo de jana ‘hada’. Jana, a su vez, parece tener el mismo origen que el asturleonés xana (las xanas son genios femeninos de la mitología popular asociados a fuentes, ríos y bosques). En ambos casos nos encontraríamos con derivados del nombre de la diosa latina Diana, originalmente relacionada con la caza, los animales salvajes y los bosques y más tarde asociada al culto lunar. Esta etimología no le cuadra nada mal a nuestra protagonista, misteriosa cazadora nocturna que habita con preferencia en los sotos y montes de vegetación espesa.

También hay quien considera que el zoónimo jineta estaría relacionado con el árabe zenete ‘jinete’ y que su origen estaría, supuestamente, en el uso de sus pieles como adorno de las sillas de montar por los árabes. Se suele asociar a éstos y a los bereberes la introducción de este mamífero en Europa en los siglos medievales, trayéndolo del norte de África como mascota o, más probablemente, para que mantuviera a raya los ratones y otros roedores en sus viviendas y graneros. Aunque no cabe duda sobre la afición de estos pueblos por nuestra bella cazadora de piel manchada, cada vez hay más evidencias de que su llegada al suelo ibérico es, sin embargo, muy anterior: se han encontrado restos asignables a esta especie en un yacimiento prehistórico de Granada de hace más de 3.200 años, en plena Edad del Bronce.

A parte de en Europa, continente donde ocupa la península ibérica y gran parte de Francia, habita gran parte de África, evitando las grandes extensiones de desiertos y las selvas tropicales, y también se encuentra en algunas áreas de la península arábiga.

Bosques mediterráneos y sotos son sus medios preferidos

Debido a sus costumbres estrictamente nocturnas resulta bastante difícil observar a una jineta viva en su medio y esto puede causar frecuentemente la falsa impresión de que se trata de una especie escasa. Por el contrario, en la actualidad es uno de los miembros del orden de los carnívoros más abundantes en las áreas forestales de la península ibérica, particularmente en los bosques y matorrales de tipo mediterráneo y en los sotos de las riberas. Se rarifica, eso sí, en áreas que por su mayor altitud y continentalidad registran temperaturas demasiado bajas -delatando así su origen africano- y en las áreas muy deforestadas y cultivadas, donde escasea su hábitat predilecto.

Distribución de la jineta en Zamora (NaturZamora-ACZN). Probablemente la mayoría de las cuadrículas sin presencia confirmada lo son por falta de prospección.

Siguiendo estos mismos patrones (preferencia por las zonas menos frías y con mayor cobertura forestal), en la provincia de Zamora es más abundante en comarcas como Sayago, Aliste, Alba y Tábara y también en Los Valles, Toro y Tierra del Vino. En cambio, se rarifica en Sanabria y en la Carballeda, donde resulta muy rara por encima de los 1000 m de altitud y en las amplias extensiones cultivadas de Tierra del Pan y Tierra de Campos, donde se refugia en los escasos bosques isla y en sotos dispersos. Puede aparecer en el entorno de pueblos y ciudades: por ejemplo, se encuentra presente en las riberas e islas del río Duero a su paso por la capital.

En nuestras comarcas recibe diversos nombres vernáculos. Uno de los más extendidos es el de gato algario, denominación que a veces comparte con el gato montés (Felis silvestris). Otro nombre que se le da a veces es el de garduño, lo que puede conducir a confusión con otra preciosa y escurridiza cazadora nocturna de la familia de los mustélidos: la garduña (Martes foina).

Letrina de jineta cuyo uso regular hemos comprobado a lo largo de los últimos 20 años. Se puede observar la gran cantidad de huesos sin digerir acumulados, en su mayoría de ratón de campo.

Sin duda, los indicios que más claramente delatan la presencia de la jineta son sus conspicuas y características letrinas o cagarruteros. Estas grandes acumulaciones de deyecciones se suelen situar en lugares elevados como peñas, árboles, tejados o paredes de piedra. Incluso, he observado un par de veces su ubicación en coches abandonados en mitad del monte. Una misma letrina puede ser utilizada por diferentes jinetas, tanto jóvenes como adultas.

Las letrinas tienen una función comunicativa muy importante para las jinetas ya que son usadas por varios individuos que depositan sus heces impregnadas por el olor producido por las secreciones de las glándulas anales, permitiendo el reconocimiento de cada uno de ellos. La frecuencia de uso de las letrinas es distinta dependiendo de la época del año y del sexo, principalmente debido a la reproducción y al status social.

La jineta es principalmente una consumidora de micromamíferos, con especial preferencia por el ratón de campo, aunque su dieta está caracterizada por su flexibilidad y oportunismo, incluyendo una elevada variedad de alimentos. Entre éstos se pueden destacar las aves, liebres y conejos de pequeño tamaño, anfibios, reptiles, insectos y otros artrópodos, caracoles, huevos, peces y cangrejos de río y frutos como moras, uvas o higos. También se la ha podido detectar cazando ardillas y murciélagos en cuevas, así como depredando sobre nidos de rapaces como azor, busardo ratonero y águila calzada.

La mayoría de hembras solo tienen una camada al año, normalmente en la primavera, aunque la fenología reproductiva es variable y hay jinetas que paren sistemáticamente en otoño. El número de crías por camada varía entre una y cuatro, siendo generalmente de dos o tres. Los cachorros de jineta realizan las primeras salidas del cubil sobre los 45-50 días de edad y a partir del cuarto-quinto mes pueden comenzar su período de dispersión, abandonado el territorio materno.

Debido a su tamaño, algo menor que el de un gato doméstico, son vulnerables a la depredación por parte de carnívoros mayores como linces, zorros, lobos o perros cimarrones y rapaces como el búho real, el águila real o el azor. Ha sido cazada tradicionalmente por su piel y también por considerarla una “alimaña” nociva. En la actualidad esta persecución no ha desaparecido pero es mucho menos intensa que en el pasado, lo cual ha favorecido notablemente la recuperación de la especie, que no está considerada como amenazada. A pesar de todo, la caza furtiva, el llamado “control” de depredadores y los atropellos pueden tener en muchas áreas un impacto importante sobre sus poblaciones.

La ciudad de las aves

Avanza el otoño y siguen adelante (con todas las precauciones precisas) los paseos para conocer la avifauna urbana de Zamora. La del pasado sábado fue la ruta nº68 desde el inicio del programa: enormemente satisfechos de haber llegado hasta aquí.

Un día más nos esperaban las elegantes garzas reales, sin duda de las aves más características y emblemáticas del Duero zamorano.

El pequeño tamaño de los grupos que imponen las normas de prevención vigentes favorecen una atención de más calidad a los participantes en la actividad.

Nunca nos cansamos de explicar e insistir en el papel fundamental que tienen las islas fluviales para la conservación de la biodiversidad. Resulta vital que permanezcan salvajes e inaccesibles como en la actualidad.

En el transcurso de la mañana avistamos una considerable variedad de especies: ánade azulón, cigüeña blanca, cormorán grande, garza real, garceta común, avetorillo común, busardo ratonero, andarríos chico, gaviota reidora, paloma torcaz, martín pescador…

Las fechas programadas para el mes de noviembre son las siguientes:

Viernes 13 (horario de tarde).

Viernes 27 (horario de tarde).

Grupos con máximo de cinco participantes por guía y uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora.

Se trata de una actividad promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

El gorrión moruno o pardal bravío

Macho adulto. Almaraz de Duero (Zamora). Mayo de 2019.

Menos conocido que su muy cercano pariente, el gorrión común (Passer domesticus), el gorrión moruno (Passer hispaniolensis) es, para mi gusto, la especie más bonita de su género. Reconozco que me resulta difícil la elección pues siento una especial simpatía y predilección por todos sus integrantes, especialmente por el cada vez más escaso gorrión molinero (Passer montanus) pero hay que reconocer que el macho del moruno es un ave realmente espectacular y que sus bulliciosas y a menudo nutridas colonias, compuestas de numerosos, voluminosos y muy elaborados nidos, constituyen un espectáculo natural de los que no se pasan por alto.

Macho adulto sobre su nido. Almaraz de Duero (Zamora). Junio de 2018.
Almaraz de Duero (Zamora), mayo de 2019.

De querencias marcadamente campestres, en la península ibérica evita los núcleos urbanos, ocupados por el gorrión común, criando en las dehesas y en áreas cultivadas con arbolado disperso, especialmente sotos. Instala sus nidos en árboles y arbustos y con frecuencia en el interior de grandes nidos de cigüeñas, garzas y rapaces.

Macho adulto junto a su nido. Almaraz de Duero (Zamora), mayo de 2019.
Nidos de gorrión moruno en un plátano de sombra (Platanus x hispanica). Almaraz de Duero, mayo de 2019.

Su área de distribución geográfica es mucho más restringida que la de sus dos primos, limitándose a partes de las penínsulas ibérica y balcánica en Europa, el norte de África y Asia suroccidental y central. En España, además de en las islas Canarias, lo encontramos principalmente en las regiones del suroeste y centro-oeste, con máxima abundancia en Extremadura.

Macho recuperando material de un viejo nido caído. Almaraz de Duero, mayo de 2019.

En Castilla y León era una especie escasa y localizada hasta hace unos 30 años, habiéndose expandido desde entonces, especialmente por su cuadrante suroccidental. Dentro de este proceso expansivo general de la especie, el gorrión moruno llegó a tierras zamoranas en la década de 1990 y en la actualidad se ha establecido de forma generalizada, y a menudo abundante, en las comarcas de Sayago, Tierra de Alba y la parte occidental de Tierra del Pan, apareciendo de modo más puntual y escaso en Tierra del Vino, La Guareña, Toro, Tábara y Campos.

Área de cría en Zamora. NaturZamora-AZCN.

Fuera de la época de cría se dispersan por las campiñas cercanas a sus colonias de cría, formando grandes bandos. Durante el otoño y el invierno, estos grupos pueden ser observados alimentándose en áreas de cultivos de regadío y estepas cerealistas.

Gorriones morunos comiendo en una rastrojera, en compañía de verderones comunes (Chloris chloris) y verdecillos (Serinus serinus). Alrededores de Zamora capital, 7 de marzo de 2019.

Su denominación científica específica (hispaniolensis), al igual que sus nombres en francés (moineau espagnol) o inglés (spanish sparrow) resaltan su distribución principalmente ibérica en el ámbito de Europa occidental.

Macho adulto sobre su nido. Almaraz de Duero (Zamora). Junio de 2018.

Curiosamente, el de la lista patrón en español se fija, en cambio, en su tradicional abundancia en la región magrebí aunque quizás también se podría explicar por la gran extensión e intensidad del color negro en los machos. No hay que olvidar que, en la cromatología popular, términos como moro, morisco o moruno se usan a menudo para especies o ejemplares que destacan por sus tonos negruzcos o más oscuros.

Macho adulto con plumaje invernal. Zamora capital, octubre de 2020.

En Zamora, al ser especie de llegada muy reciente, no sería esperable, en principio, la recogida de ningún vernáculo asignable. Sin embargo, probablemente por lo contrastado de su plumaje y lo llamativo de sus bandadas y colonias de cría, resulta hoy día bien conocido en muchas localidades y sabemos que en algunos lugares de Tierra del Pan ya ha sido bautizado como pardal bravío.

Almaraz de Duero, mayo de 2019.

Ruta nº 67 de “Zamora, Aves y Naturaleza”

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia). Foto: María Isabel Pérez

El pasado domingo 18 tuvo lugar una nueva ruta de nuestro programa de observación de aves en las riberas del Duero a su paso por la ciudad de Zamora. Las medidas preventivas nos han obligado a reducir al mínimo el número de participantes en la actividad.

Foto: María Isabel Pérez

Por desgracia hemos tenido que dejar sin su plaza a muchas personas, lo lamentamos enormemente pero, sin duda, todos comprendemos la gravedad de las circunstancias actuales.

Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) y urracas comunes (Pica pica). Foto: María Isabel Pérez

Como viene siendo la norma en las últimas semanas, el buen tiempo nos acompañó toda la mañana, realzando un paseo de por sí agradable por el magnífico entorno paisajístico y la belleza de las aves observadas: cigüeñas blancas, garzas reales, garcetas comunes, cormoranes grandes, gallinetas comunes, andarríos chicos, gaviotas reidoras, palomas cimarronas y torcaces, martines pescadores, lavanderas blancas, colirrojos tizones, urracas y grajillas, entre otras especies. También pudimos disfrutar con los planeos de un milano real sobre el barrio de Cabañales y de la fugaz aparición de un halcón peregrino sobre el cauce fluvial en las proximidades de Pinilla.

Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo). Foto: María Isabel Pérez

Las fechas programadas para el mes de noviembre son las siguientes:

Viernes 13 (horario de tarde)

Viernes 27 (horario de tarde)

Grupos con máximo de cinco participantes por guía y uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora.

Se trata de una actividad promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Nuestro agradecimiento a María Isabel Pérez López por sus estupendas fotografías de la ruta.

Garza real (Ardea cinerea). Foto: María Isabel Pérez

Nuevas fechas de “Zamora, Aves y Naturaleza” para noviembre

Siguen las rutas urbanas de observación de fauna de ZAMORA, AVES Y NATURALEZA. Las fechas programadas para el mes de noviembre son las siguientes:

Viernes 13 (horario de tarde)

Viernes 27 (horario de tarde)

Se trata de un actividad promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Grupos con máximo de 5 participantes y uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora.

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Segundo aniversario

Hoy hace justamente dos años que publiqué mi primera entrada en este blog, en la que hablaba de una curiosa anécdota protagonizada por una pareja de águilas perdiceras y por una corza y su corcino en una agreste garganta fluvial del occidente zamorano. Así se iniciaba la andadura de este blog “Zamora BioDiversa”, una experiencia que me ha resultado particularmente gratificante y enriquecedora.

Mi intención, como sabéis, era hablar de la fauna -y un poco de la flora- de la tierra donde vivo. También compartir algunas de las experiencias en las que participo, especialmente el programa de rutas ornitológicas “Zamora, Aves y Naturaleza”.

Durante esta primavera, extraña y bastante dura para todos, también traté de que el blog fuera una pequeña ventana abierta a la esperanza.

Este último año, además, los contenidos del blog llegaron a un número mayor de personas a través de su presencia en el diario “La Opinión de Zamora” (en el suplemento dominical LO+NATURAL) y en el programa de radio “Hoy por hoy” de Radio Zamora-Cadena SER.

A la primera entrada le seguirían otras y a estas alturas son ya 222 las publicadas, con una media de 9,25 entradas al mes. Estas publicaciones no servirían de mucho si no tuvieran lectores: concretamente son 43.716 los visitantes contabilizados, que han realizado un total de 80.237 visitas.

A todos ellos, a todos vosotros, os doy las gracias de corazón; espero que os hayan gustado sus contenidos y os invito a seguir disfrutando con “Zamora BioDiversa” y compartiendo vuestros comentarios y sugerencias.

Ruta nº 66 de “Zamora, Aves y Naturaleza”

El pasado viernes 9 de octubre pudimos disfrutar, una vez más, de una agradable tarde otoñal en el precioso marco de las riberas del Duero a su paso por la ciudad de Zamora.

La temperatura era casi veraniega y la luz suave realzaba los contrastes cromáticos característicos de esta estación.

Garza real (Ardea cinerea)

Los participantes en esta nueva ruta pasaron una tarde muy entretenida con las aves más habituales de nuestro medio fluvial: cormoranes grandes, garzas reales, garcetas comunes, ánades azulones, gallinetas comunes, andarríos chicos, gaviotas reidoras, lavanderas blancas…

Avetorillo común (Ixobrychus minutus)

También pudieron observar otras especies -algunas fugazmente- como avetorillo común, busardo ratonero, martín pescador, lavandera cascadeña y varias más.

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Pero la gran atracción del paseo fue un magnífico ejemplar de halcón peregrino que, tras sobrevolarnos, permaneció un buen rato vigilándonos desde su posadero. Al anochecer desapareció durante unos pocos minutos, al cabo de los cuales regresó trayendo un murciélago recién cazado del que dio buena cuenta ante nuestros asombrados ojos.

Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) y garza real (Ardea cinerea)

El bellísimo espectáculo de las garcillas bueyeras entrando a su dormidero habitual puso el broche final a una tarde para recordar.

Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis)

Las próximas rutas previstas con plazas disponibles serán en las siguientes fechas:

-Sábado, 24 de octubre (horario de mañana).

-Viernes, 30 de octubre (horario de tarde).

Se trata de un actividad promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa. Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Nuestro agradecimiento a Maricarmen Sampedro por sus fotos del grupo.

Charrela: la perdiz pardilla

Perdiz pardilla en las sierras de Sanabria (Zamora). Septiembre de 2020.

La perdiz pardilla (Perdix perdix) tiene un área de distribución mundial bastante amplia, que abarca desde el norte de España hasta Siberia central y el NO de China. En Europa central y septentrional se considera una especie característica de las tierras bajas, habitante de los cultivos herbáceos y praderías, con importantes poblaciones en Rusia, Polonia, Francia y el Reino Unido, mientras que en el sur del continente resulta mucho más escasa y se localiza en áreas de montaña con matorral. La población europea se estimó hace dos décadas entre 2.600.000 y 5.100.000 parejas.

Grupo familiar alimentándose en Sanabria (Zamora). Septiembre de 2020.

En España se encuentra representada por una subespecie endémica (hispaniensis) que ocupa los Pirineos, cordillera Cantábrica, Montes de León, macizo Galaico y el norte del sistema Ibérico, dentro de las comunidades autónomas de Cataluña, Aragón, La Rioja, Castilla y León, Cantabria, Asturias y Galicia. También existió una pequeña población en Portugal, en la sierra de Montesinho, donde desapareció a finales del siglo XX. La población española se estimó en 1997 en tan sólo 2.000 a 6.000 parejas, con tendencia regresiva por lo que está considerada una especie amenazada en el Libro Rojo de las Aves de España, donde se incluye en la categoría de “Vulnerable”. Por este motivo, su caza -antaño popular en toda su área de distribución ibérica- se encuentra prohibida en todas las comunidades autónomas salvo en Cataluña.

Distribución actual de Perdix perdix hispaniensis en Zamora.

En la provincia de Zamora la encontramos exclusivamente en las sierras más elevadas de su extremo noroccidental, dentro de la comarca de Sanabria, en la mayoría de cuyo territorio se la conoce como charrela, denominación que es también la usada de modo general en lengua gallega. Más localmente se la denomina en su área zamorana como perdiz pardilla o perdiz parda. La población sanabresa está considerada una de las más destacadas y mejor conservadas de toda España. El núcleo sanabrés de charrelas más importante se distribuye por la sierra Segundera o Segundeira, criando también en la sierra Gamoneda y en la Cabrera Baja o sierra de Peña Negra. En esta última se halla en franca regresión y al parecer es donde más terreno ha perdido en las últimas décadas. Ocupa principalmente áreas que combinan matorral (brezales, piornales…) , medio que prefiere para anidar y refugiarse, con zonas aclaradas que son las que escoge preferentemente para alimentarse.

Charrelas refugiadas en el borde del matorral.

Sus principales factores de amenaza actual son los relacionados con el deterioro de su hábitat: desarrollo del matorral, incendios, plantaciones forestales, disminución de la ganadería, desaparición de los cultivos de montaña, sobrepastoreo, minería a cielo abierto, desarrollo de infraestructuras (como los parques eólicos), actividades recreativas…Cabe destacar los factores relacionados con el declive de los sistemas tradicionales de aprovechamiento agroganadero en estas áreas de montaña: el despoblamiento rural de estas zonas con el consiguiente abandono de los cultivos, la recolonización forestal (natural y por repoblaciones), el aumento de los predadores oportunistas (jabalí,zorro), el descenso de la cabaña ganadera extensiva y la consiguiente disminución de la diversidad estructural de los matorrales y los pastizales de puertos y collados, han supuesto una importante modificación de los paisajes montanos y de la extensión y calidad del hábitat de las charrelas. Por supuesto, sin olvidar otros factores que amenazan a sus poblaciones, entre ellas la sanabresa, como es el caso de su todavía frecuente caza furtiva.

Perdiz pardilla en las sierras de Sanabria (Zamora). Septiembre de 2020.

Todas las aves vistas en las rutas

Águila calzada

El programa de observación de aves urbanas “ZAMORA, AVES Y NATURALEZA” -en el que participo como organizador y guía desde su comienzo- cuenta ya con tres años y medio de existencia. En este tiempo hemos llevado a cabo 65 rutas, casi todas ellas en el municipio de Zamora, y particularmente en el tramo ribereño del río Duero a su paso por la ciudad, aunque también se han visitado otros puntos de su término como el bosque de Valorio y los pagos de Valcavadino, Valdelaloba y Valderrey. El número de especies detectadas (vistas u oídas) en cada actividad varía notablemente según los días y sobre todo el momento del año, el tramo recorrido o las condiciones meteorológicas pero suele variar entre 20 y 40.

Paloma torcaz

Algunas se ven prácticamente todas las veces, como la garza real y la paloma torcaz, mientras que otras tan solo han aparecido en una ocasión, como el morito y el archibebe común. Pero todas cuentan y suman, concretamente 105 especies. Aquí tenéis la lista, para que la disfrutéis. Esperamos seguir engordándola.

ANATIDAE

Ánade azulón Anas platyrhynchos

PODICIPEDIDAE

Zampullín común Tachybaptus ruficollis

Somormujo lavanco Podiceps cristatus

Somormujo lavanco

CICONIIDAE

Cigüeña blanca Ciconia ciconia

THRESKIORNITHIDAE

Morito común Plegadis falcinellus

Espátula común Platalea leucorodia

ARDEIDAE

Avetorillo común Ixobrychus minutus

Martinete común Nycticorax nycticorax

Garcilla bueyera Bubulcus ibis

Garza real Ardea cinerea

Garceta grande Ardea alba

Garceta común Egretta garzetta

Garceta común

PHALACROCORACIDAE

Cormorán grande Phalacrocorax carbo

ACCIPITRIDAE

Abejero europeo Pernis apivorus

Buitre leonado Gyps fulvus

Buitre negro Aegypius monachus

Culebrera europea Circaetus gallicus

Águila calzada Hieraaetus pennatus

Águila imperial ibérica Aquila adalberti

Gavilán común Accipiter nisus

Aguilucho lagunero occidental Circus aeruginosus

Milano real Milvus milvus

Milano negro Milvus migrans

Busardo ratonero Buteo buteo

Milano negro

RALLIDAE

Gallineta común Gallinula chloropus

CHARADRIIDAE

Chorlitejo chico Charadrius dubius

SCOLOPACIDAE

Andarríos chico Actitis hypoleucos

Archibebe común Tringa totanus

LARIDAE

Gaviota reidora Chroicocephalus ridibundus

Gaviota sombría Larus fuscus

Fumarel aliblanco Chlidonias leucopterus

Fumarel común Chlidonias niger

Gaviotas sombrías y gaviota reidora

COLUMBIDAE

Paloma bravía (doméstica) Columba livia

Paloma torcaz Columba palumbus

Tórtola europea Streptopelia turtur

Tórtola turca Streptopelia decaocto

CUCULIDAE

Críalo europeo Clamator glandarius

Cuco común Cuculus canorus

STRIGIDAE

Búho chico Asio otus

Búho chico

APODIDAE

Vencejo real Tachymarptis melba

Vencejo común Apus apus

ALCEDINIDAE

Martín pescador común Alcedo atthis

MEROPIDAE

Abejaruco europeo Merops apiaster

UPUPIDAE

Abubilla común Upupa epops

Abubilla

PICIDAE

Torcecuello euroasiático Jynx torquilla

Pico menor Dryobates minor

Pico picapinos Dendrocopos major

Pito real ibérico Picus sharpei

FALCONIDAE

Cernícalo vulgar Falco tinnunculus

Esmerejón Falco columbarius

Alcotán europeo Falco subbuteo

Halcón peregrino Falco peregrinus

LANIIDAE

Alcaudón real Lanius meridionalis

Alcaudón real

ORIOLIDAE

Oropéndola europea Oriolus oriolus

CORVIDAE

Urraca común Pica pica

Grajilla occidental Corvus monedula

Corneja negra Corvus corone

Cuervo grande Corvus corax

PARIDAE

Herrerillo común Cyanistes caeruleus

Carbonero común Parus major

REMIZIDAE

Pájaro moscón Remiz pendulinus

Pájaro moscón

ALAUDIDAE

Alondra común Alauda arvensis

Alondra totovía Lullula arborea

Cogujada común Galerida cristata

HIRUNDINIDAE

Avión zapador Riparia riparia

Golondrina común Hirundo rustica

Avión roquero Ptyonoprogne rupestris

Avión común Delichon urbicum

SCOTOCERCIDAE

Cetia ruiseñor Cettia cetti

AEGITHALIDAE

Mito común Aegithalos caudatus

Mito común

PHYLLOSCOPIDAE

Mosquitero musical Phylloscopus trochilus

Mosquitero común Phylloscopus collybita

Mosquitero ibérico Phylloscopus ibericus

ACROCEPHALIDAE

Carricero tordal Acrocephalus arundinaceus

Carricero común Acrocephalus scirpaceus

Zarcero políglota Hippolais polyglotta

Zarcero políglota

CISTICOLIDAE

Cistícola buitrón Cisticola juncidis

SYLVIIDAE

Curruca capirotada Sylvia atricapilla

Curruca rabilarga Sylvia undata

TROGLODYTIDAE

Chochín paleártico Troglodytes troglodytes

CERTHIDAE

Agateador europeo Certhia brachydactyla

Agateador europeo

STURNIDAE

Estornino pinto Sturnus vulgaris

Estornino negro Sturnus unicolor

TURDIDAE

Mirlo común Turdus merula

Zorzal común Turdus philomelos

MUSCICAPIDAE

Papamoscas gris Muscicapa striata

Petirrojo europeo Erithacus rubecula

Ruiseñor común Luscinia megarhynchos

Papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros

Tarabilla europea Saxicola rubicola

Petirrojo europeo

PASSERIDAE

Gorrión común Passer domesticus

Gorrión molinero Passer montanus

Gorrión chillón Petronia petronia

MOTACILLIDAE

Lavandera cascadeña Motacilla cinerea

Lavandera blanca Motacilla alba

Bisbita pratense Anthus pratensis

Gorrión molinero

FRINGILLIDAE

Pinzón vulgar Fringilla coelebs

Picogordo común Coccothraustes coccothraustes

Verderón común Chloris chloris

Pardillo común Linaria cannabina

Jilguero europeo Carduelis carduelis

Serín verdecillo Serinus serinus

Lúgano Spinus spinus

EMBERIZIDAE

Escribano triguero Emberiza calandra

Verderón común

“ZAMORA, AVES Y NATURALEZA” es un programa promovido por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa. Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

Abejaruco europeo