A mariposas por la Culebra

Ninfa de los arroyos (Limenitis reducta)

El domingo pasado visitamos la sierra de la Culebra, accediendo por su sector más suroriental, concretamente desde la villa de Tábara. Aunque esta sierra zamorana es famosa, sobre todo, por sus buenas poblaciones de lobo (Canis lupus) y sus excelentes condiciones para la observación de este emblemático carnívoro, la Culebra alberga muchos otros valores naturales, menos conocidos pero no menos interesantes. Entre ellos, su variada y nutrida comunidad de lepidópteros: y eran estos maravillosos insectos -una vez más- los que motivaban nuestra visita.

Ninfa de los arroyos (Limenitis reducta)

Y -para que lo vamos a ocultar- nuestro principal objetivo lo constituía esa verdadera niña de nuestros ojos que es la Ninfa de los arroyos (Limenitis reducta), bellísimo ninfálido que en esta época del año resulta frecuente en los bosques de ribera del entorno de la sierra y, en general, de todo el noroeste de la provincia. El objetivo se vio cumplido muy satisfactoriamente, con la observación de no menos de seis ejemplares de esta vibrante mariposa diurna.

Ninfa de los arroyos (Limenitis reducta)

No hicimos ascos, ciertamente, al resto de volanderas presentes en el paseo, una auténtica pléyade. Constántemente. llamaban nuestra atención las magníficas Pardo-rubias (Hipparchia semele) que en notable cantidad encontrábamos posadas a lo largo del camino, buscando la sombra con avidez.

Pardo-rubia (Hipparchia semele)

Igualmente, resultaba imposible no dedicar unos instantes a las sensacionales Pavo real (Aglais io) que libaban sales en las embarradas cunetas del sendero, mostrándonos su manto multicolor.

Pavo real (Aglais io)

Además, estuvimos un buen rato buscando a otra especialidad de los sotos del occidente zamorano que vuela, precisamente en esta temporada: entre las últimas semanas de la primavera y las primeras del verano. Me refiero a la Moradilla del Fresno (Laeosopis roboris), un pequeño y activo lićenido que pasa la mayor parte del tiempo posado, a bastante altura, en las copas del arbolado ribereño, particularmente de los fresnos (Fraxinus angustifolia y Fraxinus excelsior)), plantas nutricias de sus orugas. Este tampoco nos falló.

Moradilla del fresno (Laeosopis roboris)

Moradilla del fresno (Laeosopis roboris)

Pongo debajo la lista de mariposas observadas en el paseo, que sumó un total de 27 especies. Una bella jornada.

Dorada orla ancha (Ochlodes sylvanus)

Dorada línea larga Thymelicus sylvestris

Dorada orla ancha Ochlodes sylvanus

Ajedrezada menor Pyrgus malvoides

Blanca esbelta Leptidea sinapis

Amarilla Colias croceus

Limonera Gonepteryx rhamni

Blanca verdinerviada Pieris napi

Blanquita de la col Pieris rapae

Maculada Pararge aegeria

Medioluto ibérica Melanargia lachesis

Loba Maniola jurtina

Pardo-rubia Hipparchia semele

Rey mozo Brintesia circe

Pandora Argynnis pandora

Niobe Argynnis niobe

Laurel Brenthis daphne

Sofía Issoria lathonia

Ninfa de los arroyos Limenitis reducta

Ortiguera Aglais urticae

Pavo real Aglais io

C-blanca Polygonia c-album

Moradilla del fresno Laeosopis roboris

Manto bicolor Lycaena phlaeas

Ícaro Polyommatus icarus

Náyade Celastrina argiolus

Canela estriada Lampides boeticus

Gris estriada Leptotes pirithous

Ninfa de los arroyos (Limenitis reducta)

La mariposa Pavo real en Zamora

Zamora, junio de 2018

La Pavo real (Aglais io) es una de las mariposas diurnas más bellas, grandes, espectaculares y conocidas entre las que se encuentran presentes en la provincia de Zamora. Está ligada, principalmente, a ambientes húmedos y frescos con presencia abundante de arbolado, arbustos y matorrales. Para su reproducción precisa de la presencia de ortigas (Urtica spp), plantas de las que se nutren sus orugas.

Zamora, junio de 2018

En Zamora se halla ampliamente distribuida pero es mucho más frecuente en las comarcas más occidentales de la provincia y a lo largo de los valles de los grandes ríos con vegetación de ribera, como el Duero y el Esla. Se encuentra desde los sectores más bajos hasta cerca de 2.000 m de altitud.

Distribución de Aglais io según el Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora de NaturZamora-AZCN (2014-2020).

Entre los meses de febrero y mayo vuelan los ejemplares que hibernaron en estado adulto. Desde junio hasta septiembre les suceden las mariposas que han eclosionado en ese mismo año. Además, se pueden observar con alguna frecuencia ejemplares activos en los meses de octubre y enero.

Zamora, octubre de 2018

Aunque su distribución es bastante amplia, suele presentarse en bajas densidades. Si bien sus poblaciones son muy variables de unas temporadas a otras, podría estar en regresión a causa de la rarefacción creciente de sus plantas nutricias, entre otros factores.

Mariposas invernizas

Vanessa atalanta. Toro (Zamora), 28.01.2021.

La de la fotografía es la primera mariposa que he observado en 2021. Esta preciosidad sólo me permitió fotografiarla desde gran distancia pues, en cuanto me aproximé, se alejó con su veloz y potente vuelo. No solemos asociar a las mariposas con el invierno y menos en las frías tierras mesetarias pero lo cierto es que, en cuanto la climatología da un respiro, algunas especies nos regalan con sus maravillosos dibujos y colores.

iphiclidesfeisthamelii19032019 (copia)
Iphiclides feisthamelii. Zamora. 19.03.2019

Normalmente relacionamos a las mariposas con la primavera y el verano y es cierto que son éstas las estaciones mejores para su observación. Sin embargo, ver a estos fascinantes insectos volando durante el invierno es mucho más frecuente de lo que nos imaginamos: según los datos del Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora de NaturZamora-AZCN, 38 de las 142 especies de estos lepidópteros citadas en la provincia de Zamora (un 27% del total) han sido detectadas en su estadío adulto en alguna fecha comprendida entre el 21 de diciembre y el 20 de marzo.

polygoniacalbumvalorio260219 (copia)
Polygonia c-album. Zamora. 26.02.2019

Este comportamiento es especialmente habitual en algunos miembros de la familia de los ninfálidos que hibernan como adultos y salen ocasionalmente de sus refugios en días invernales soleados y sin viento. Son especies que además finalizan la hibernación muy temprano, con frecuencia en las últimas semanas del invierno. Es el caso de la Numerada Vanessa atalanta, la Cardera Vanessa cardui, la Olmera Nymphalis polychloros, la Ortiguera Aglais urticae, la Pavo real Aglais io, la C-blanca Polygonia c-album, la Sofía Issoria lathonia o la Saltacercas Lasiommata megera y también de algún piérido como la Limonera Gonepteryx rhamni. Todas estas especies pueden ser observadas -aunque algunas sólo de modo ocasional- a lo largo de todos los meses del invierno.

aglaisiovegalatrave03032019
Aglais io. Vegalatrave (Zamora). 03.03.2019

En otros casos lo que nos encontramos son especies que pasan el invierno como orugas o como crisálidas pero cuya fecha de emergencia suele ser también bastante temprana, de modo que puede producirse en las últimas semanas invernales. Son mariposas, por tanto, que pueden ser observadas en marzo o incluso en febrero pero, al contrario que las arriba mencionadas, no se ven – o muy excepcionalmente- en enero o en diciembre.

papiliomacaon15032109 (copia)
Papilio machaon. Zamora. 15.03. 2019.

En este grupo se incluyen un gran número de especies, desde hespéridos como la Piquitos castaña Carcharodus alceae y la Ajedrezada menor Pyrgus malvoides y papilónidos como la Macaón Papilio machaon, la Chupaleches Iphiclides feisthamelii y la Arlequín Zerynthia rumina, hasta piéridos como la Blanca esbelta Leptidea sinapis, la Amarilla Colias croceus, las mariposas de la col Pieris sp, las blanquiverdosas Euchloe sp y Pontia daplidice, la Aurora Anthocharis cardamines y la Bandera española Anthocharis euphenoides y licénidos como la Cejialba Callophrys rubi, la Cardenillo Tomares ballus, la Manto bicolor Lycaena phlaeas, la Manto purpúrea Lycaena alciphron, la Náyade Celastrina argiolus, la Manchas verdes Glaucopsyche alexis, la Escamas azules Glauycopsyche melanops, la Morena Aricia cramera o la Ícaro Polyommatus icarus.

220219 (copia)
Celastrina argiolus. Zamora. 22.02.2019

En muchas de estas especies las fechas más habituales de emergencia suelen ser ya plenamente primaverales pero éstas pueden adelantarse en las zonas más bajas y térmicas de la provincia. No hay que olvidar que podemos encontrar patrones fenológicos muy variables en un territorio como el de Zamora cuyas altitudes mínima y máxima van desde los 320 m de Lasdosaguas en Fermoselle a los 2127 m de Peña Trevinca en Porto. Además, el calentamiento acelerado del clima -cada vez más evidente- también se traduce en un adelantamiento igualmente patente de las primeras fechas de observación en todas las especies. Por otro lado, esta fenología puede ser muy variable de unos años a otros en función de las condiciones meteorológicas.

almaraz17022109 (copia)
Euchloe crameri. Almaraz de Duero (Zamora). 17.02.2019

Poco a poco, avanzamos hacia la primavera, y se irán incrementando la variedad y la cantidad de mariposas activas hasta que llegue la época realmente propicia para disfrutar con la belleza de estos insectos de compleja y apasionante biología. No nos olvidemos entonces, al contemplarlos o fotografiarlos, de que sus poblaciones se están reduciendo a pasos agigantados a causa del enorme daño que estamos causando al medio ambiente con nuestro modo insostenible de vida. Y, sobre todo, no olvidemos que sin ellas y los otros seres vivos con los que compartimos este maravilloso pero amenazado planeta, la vida de los humanos tampoco tendrá ningún futuro.

Mariposas de otoño.

aglaisio

En contra de lo que se podría pensar, no son pocas las especies de mariposas diurnas que siguen activas en estas fechas otoñales. En lo que llevamos de estación, he podido disfrutar personalmente la presencia de hasta 16 especies diferentes activas en las riberas del Duero. Entre ellas, la mariposa Pavo Real (Aglais io) de la fotografía.

Las restantes especies fueron: Piquitos Castaña (Carcharodus alceae), Blanquita de la Col (Pieris rapae), Mariposa de la Col (Pieris brassicae), Blanquiverdosa (Pontia daplidice), Amarilla (Colias crocea), Saltacercas (Lasiommata megera), Maculada (Pararge aegeria), Sofía (Issoria lathonia), Atalanta (Vanessa atalanta), Manto Bicolor (Lycaena phlaeas), Ícaro (Polyommatus icarus), Morena (Aricia cramera), Canela Estriada (Lampides boeticus), Gris Estriada (Leptotes pirithous) y Mariposa de los Geranios (Cacyreus marshalli).

Muchas de ellas seguirán volando en días soleados, sin viento y no demasiado fríos del otoño avanzado -e incluso del invierno- poniendo una alegre nota de color en nuestros campos, bosques, pueblos y ciudades.