Paseando por las riberas del Duero: ¡55 especies de aves en una tarde!

Ayer por la tarde di un largo paseo de unas cuatro horas de duración por el tramo urbano de las riberas del Duero, un recorrido que incluyó algunos caminos por terrenos agrícolas de la vega circundante y que sumó, en total, al rededor de 10 km. Desde las aceñas de Gijón hasta la desembocadura del río Valderaduey.

Como es habitual en mi caso, el objetivo era tomar el pulso a la avifauna ribereña de cara a las próximas rutas de Zamora, Aves y Naturaleza pero, sobre todo, tener una buena escusa para hacer un poco ejercicio (caminar a palo seco me resulta mortalmente aburrido).

El río, nuestro río de las maravillas, impresiona en estos momentos por la potencia de su corriente y su elevado caudal.

A casi un mes de la llegada oficial de la primavera podemos disfrutar ya de algunas avanzadillas de la estación de las flores. Precoces entre las precoces, las violetas comunes (Viola odorata) ya han hecho su aparición en los sotos del Duero y del bosque de Valorio.

Pero la floración más llamativa en estos momentos es, sin duda, la de los almendros (Prunus dulcis). Una vez más, no hace falta ir muy lejos para disfrutar de este magnífico espectáculo natural.

La notable subida de las temperaturas está despertando ya a los reptiles, cuya actividad resulta ahora fácilmente detectable. Las lagartijas lusitanas (Podarcis guadarramae), cada vez más escasas, nos observan atentamente desde sus escondites en los venerables muros de piedra.

También se empiezan a ver las primeras mariposas, todavía muy tímidamente.

Durante el paseo fueron cinco los lepidópteros anotados: blanquita de la col (Pieris rapae), pavo real (Aglais io), almirante rojo (Vanessa atalanta), maculada (Pararge aegeria) y esfinge colibrí (Macroglossum stellatarum).

Centrándonos en el principal objetivo del paseo, las aves, el resultado fue verdaderamente destacable: 1365 individuos de 55 especies diferentes. Nunca me cansaré de remarcar la gran diversidad biológica – y particularmente, ornitológica- que alberga este tesoro natural que atraviesa la ciudad de Zamora y que nos ofrece el impagable regalo de la vida salvaje en las mismas puertas de nuestras casas. Al final de esta entrada tenéis la lista completa de las especies que anoté a lo largo del paseo.

Entre las aves detectadas tenemos ya una pequeña presencia de especies migradoras estivales, recién llegadas de sus áreas de invernada africanas. Por ejemplo, el milano negro (Milvus migrans), el cernícalo primilla (Falco naumanni) y la golondrina común (Hirundo rustica).

Al mismo tiempo, se siguen observando migradores invernales que todavía permanecen entre nosotros, como el milano real (Milvus milvus), el gavilán común (Accipiter nisus), el mosquitero común (Phylloscopus collybita) o la lavandera cascadeña (Motacilla cinerea).

Numerosas especies se encuentran inmersas en un período clave de su ciclo biológico: el reproductor. Los minúsculos chochines (Troglodytes troglodytes) y verdecillos (Serinus serinus) cantan sin cesar por toda la ribera. También se escuchan por todas partes los trinos de los mirlos comunes (Turdus merula), los petirrojos europeos (Erithacus rubecula) y las currucas capirotadas (Sylvia atricapilla).

Muchas garzas reales (Ardea cinerea) están incubando sus puestas. Las demás parejas de la nutrida colonia zamorana de estas bellas ardeidas no tardarán en hacerlo.

Los azores (Accipiter gentilis), piratas de la espesura, reclaman excitados en las proximidades de su nido.

Sus parientes, los aguiluchos laguneros (Circus aeruginosus), recorren incansables su territorio de nidificación a lo largo del cauce del río.

El celo también es la época de ponerse (más) atractivos. En ello son verdaderos maestros los cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) y los somormujos lavancos (Podiceps cristatus).

Y aquí tenéis la lista de aves del paseo, al completo (entre paréntesis el número de individuos vistos u oídos):

Ánade azulón Anas platyrhynchos (28)

Somormujo lavanco Podiceps cristatus (2)

Paloma bravía Columba livia (430)

Paloma torcaz Columba palumbus (110)

Tórtola turca Streptopelia decaocto (8)

Gallineta común Gallinula chloropus (14)

Andarríos chico Actitis hypoluecus (6)

Gaviota reidora Chroicocephalus ridibundus (45)

Cigüeña blanca Ciconia ciconia (57)

Cormorán grande Phalacrocorax carbo (49)

Avetorillo común Ixobrychus minutus (2)

Garza real Ardea cinerea (62)

Garcilla bueyera Bubulcus ibis (28)

Aguilucho lagunero Circus aeruginosus (2)

Gavilán común Accipiter nisus (1)

Azor común Accipiter gentilis (1)

Milano real Milvus milvus (6)

Milano negro Milvus migrans (1)

Busardo ratonero Buteo buteo (1)

Martín pescador Alcedo athis (1)

Pico picapinos Dendrocopos major (2)

Pito real ibérico Picus sharpei (1)

Cernícalo primilla Falco naumanni (3)

Cernícalo vulgar Falco tinnunculus (4)

Esmerejón Falco columbarius (1)

Urraca común Pica pica (37)

Grajilla occidental Corvus monedula (21)

Corneja negra Corvus corone (4)

Herrerillo común Cyanistes caeruleus (24)

Carbonero común Parus major (13)

Pájaro moscón Remiz pendulinus (2)

Cogujada común Galerida cristata (3)

Cistícola buitrón Cisticola juncidis (1)

Golondrina común Hirundo rustica (4)

Mosquitero común Phylloscopus collybita (34)

Cetia ruiseñor Cettia cetti (10)

Mito común Aegithalos caudatus (2)

Curruca capirotada Sylvia atricapilla (18)

Agateador europeo Certhia brachydactyla (9)

Chochín común Troglodytes troglodytes (7)

Estornino negro Sturnus unicolor (63)

Zorzal común Turdus philomelos (2)

Mirlo común Turdus merula (14)

Petirrojo Erithacus rubecula (8)

Colirrojo tizón Phoenicurus ochruros (15)

Gorrión común Passer domesticus (82)

Gorrión moruno Passer hispaniolensis (5)

Gorrión molinero Passer montanus (31)

Lavandera cascadeña Motacilla cinerea (1)

Lavandera blanca Motacilla alba (8)

Pinzón vulgar Fringilla coelebs (32)

Verderón común Chloris chloris (10)

Pardillo común Linaria cannabina (16)

Jilguero europeo Carduelis carduelis (7)

Serín verdecillo Serinus serinus (21)

Primera ruta de 2021: a pajarines por la ribera

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)

Ayer, 8 de enero, tuvo lugar la primera ruta de “Zamora, Aves y Naturaleza” del año, que es además la primera de la 5ª edición de este programa de observación de fauna urbana y la número 76 desde su inicio. Las bajas temperaturas, en una tarde gris y azotada por el viendo helado del nordeste, no impidieron a los participantes disfrutar con la espectacular avifauna que alberga el río Duero a su paso por la ciudad. Muchas aves se muestran ya tan confiadas y se dejan ver tan de cerca que resulta hasta complicado -e incluso innecesario- enfocarlas con los telescopios.

Cerceta común (Anas crecca)

Junto a las aves acuáticas, características de nuestros paseos ornitológicos (martines pescadores, garzas reales, garcillas bueyeras, cormoranes grandes, ánades azulones, cerceta común, gallinetas comunes, etc) que nos ofrecieron imágenes realmente espectaculares, tuvimos también buenas observaciones de distintas especies de paseriformes que afrontan estos días, con gran valor y energía, las duras condiciones del invierno.

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)

Petirrojos europeos, colirrojos tizones, mosquiteros comunes, lavanderas blancas y cascadeñas, herrerillos comunes, carboneros comunes y mitos, fueron algunos de los simpáticos pequeñines que nos acompañaron a lo largo de nuestro recorrido por orillas y puentes.

Mito común (Aegithalos caudatus)

Debido a la gran y creciente demanda de esta actividad, hemos tenido que ofrecer 60 plazas para el mes de enero, de las cuales en estos momentos ya sólo quedan 14 disponibles. Por este motivo, haremos públicas en breve las fechas programadas para el mes de febrero, para quienes deseen ir reservando sus plazas. Para el mes en curso, ésta es la disponibilidad actual:

Viernes 15 (horario de tarde). PLAZAS DISPONIBLES

Sábado 16 (horario de tarde). PLAZAS DISPONIBLES

-Domingo 24 (horario de mañana). COMPLETO

Viernes 29 (horario de tarde). PLAZAS DISPONIBLES

-Sábado 30 (horario de mañana). COMPLETO

Lavandera blanca (Motacilla alba)

Se trata de un actividad promovida por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora, con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Grupos con máximo de 5 participantes por guía (10 por fecha) y uso obligatorio de mascarilla y pantalla protectora. Inscripción gratuita.

Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

¡Os esperamos!

Ánades azulones (Anas platyrhynchos)

Fechas de “Zamora, Aves y Naturaleza” para este mes

Siguen las rutas urbanas de observación de fauna de ZAMORA, AVES Y NATURALEZA. Las fechas programadas para septiembre son: sábado 19 y domingo 20 en horario de mañana y viernes 25 en horario de tarde.

Para más información e inscripciones enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo).

ZAMORA, AVES Y NATURALEZA es un programa promovido por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Calzadas y martinetes con “Zamora, Aves y Naturaleza”

Foto: Gonzalo Criado

El pasado día 26 volvimos a las riberas del Duero zamorano en busca de las maravillas orníticas que pueblan este tramo fluvial urbano. En esta ruta (la número 62 del programa) los participantes pudieron disfrutar, especialmente, con excelentes observaciones de dos de las especies más características y carismáticas de este espacio natural: el martinete común y el águila calzada.

Foto: Maribel Lorenzo

Un pequeño grupo de jóvenes martinetes, casi recién volados de sus nidos, descansaban tranquilamente en las inmediaciones de nuestra colonia de cría.

Foto: Gonzalo Criado

No lejos de allí, una joven águila calzada ofreció un impagable espectáculo mientras devoraba, posada en un viejo nido de garza real, una presa recién aportada por sus padres.

Foto: Manuel Martín y Maricarmen Sampedro

Por supuesto, también hubo estupendos avistamientos de un montón de especies más, como abejarucos, garzas reales, garcillas bueyeras, cormoranes grandes, milanos negros, andarríos chicos y gaviotas reidoras, entre otras muchas. Sin olvidarnos de los magníficos paisajes que ofrece la combinación única del medio natural ribereño con el patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad.

Foto: Zamora BioDiversa

En las próximas semanas nos tomaremos un pequeño descanso pero reanudaremos la actividad en breve. Recordamos que las próximas fechas programadas son: 30 de agosto y 19 y 20 de septiembre. Para más información e inscripciones, enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo). ZAMORA, AVES Y NATURALEZA es un programa promovido por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de Erithacus-Observación de Naturaleza y de Zamora BioDiversa.

Foto: Zamora BioDiversa

Nuestro agradecimiento a Gonzalo Criado, Maribel Lorenzo, Manuel Martín y Maricarmen Sampedro por sus fotografías.

Foto: Zamora BioDiversa

Azor con toda la vida por delante

En estos días, una nueva generación de jóvenes azores (Accipiter gentilis) va poco a poco abandonando la seguridad del hogar materno, como este ejemplar criado en un nido de las riberas del Duero a su paso por la ciudad de Zamora.

Si todo va bien, terminará convirtiéndose en el fantasma de la espesura, una de las más formidables y misteriosas de entre nuestras rapaces forestales. ¡Te deseo mucha suerte, amigo!

Festival de mariposas

Pandora (Argynnis pandora)

Esta mañana, aprovechando el buen tiempo, que no tenía que trabajar y que con la fase 2 se amplia el horario de paseo y se puede por fin disfrutar de las horas del día realmente buenas para esta actividad, salí a dar un paseo largo por las afueras de Zamora con la única finalidad de observar mariposas.

Sofía (Issoria lathonia)

El objetivo, sencillamente, era localizar el máximo número de especies de estos bellos y apasionantes insectos, disfrutar con su contemplación y, de paso, hacer un poco de ejercicio y tomar el agradable sol.

Bosque de Valorio

El recorrido, de unos 9 km en total, discurrió primero por el bosque de Valorio, desde el que pasando por el Alto de Guimaré accedí al vecino Teso del Cuerno y, finalmente, bajé a la vega del Duero por donde regresé a la ciudad siguiendo el camino de las Aceñas de Gijón. De esta manera pude incluir varios medios diferentes, lo cual favoreció encontrar una mayor diversidad de especies.

Laderas del Teso del Cuerno

Camino de las Aceñas de Gijón

En estas fechas, con la vegetación comenzando a secarse, las especies exclusivas del período primaveral han desaparecido de esta localidad (como es el caso de Zegris eupheme o Tomares ballus) o bien se observan aún pero en números muy bajos (por ejemplo: Euchloe crameri y Melanargia occitanica).

Medioluto ibérica (Melanargia lachesis)

Por el contrario, vuelan ya abundantes las mariposas propias de la primavera tardía y el verano como Argynnis pandora, Melanargia lachesis, Maniola jurtina, Pyronia cecilia y las del género Thymelicus, todas ellas grandes amantes del calor intenso.

Náyade (Celastrina argiolus)

La lista final que obtuve, en general compuesta por especies comunes en la zona, resultó bastante satisfactoria, con un total de 26 especies. Junto a especies típicamente forestales, que solo aparecieron en Valorio (Celastrina argiolus y Polygonia c-album) salieron otras propias de los cerros con vegetación abierta: Papilio machaon, Melanargia occitanica, Muschampia proto

Polvillo dorado (Muschampia proto)

Aunque el Teso del Cuerno está formado principalmente por areniscas, contiene también algunas pequeñas crestas calizas, lo cual permite la presencia de algunos licénidos ligados a este tipo de terrenos, como es el caso de Lysandra bellargus.

Niña celeste (Lysandra bellargus)

Aquí tenéis la lista completa:

Dorada línea corta (Thymelicus lineola)

Dorada línea larga (Thymelicus sylvestris)

Polvillo dorado (Muschampia proto)

Macaón (Papilio machaon)

Amarilla o de la alfalfa (Colias croceus)

Blanca de la col (Pieris brassicae)

Blanca verdinerviada (Pieris napi)

Blanquita de la col (Pieris rapae)

Blanquiverdosa (Pontia daplidice)

Blanquiverdosa moteada (Euchloe crameri)

Saltacercas (Lasiommata megera)

Maculada (Pararge aegeria)

Medioluto ibérica (Melanargia lachesis)

Medioluto herumbrosa (Melanargia occitanica)

Loba (Maniola jurtina)

Lobito jaspeado (Pyronia cecilia)

Pandora (Argynnis pandora)

Sofía (Issoria lathonia)

Doncella mayor (Melitaea phoebe)

C-blanca o escisa (Polygonia c-album)

Bella dama, cardera o vanesa de los cardos (Vanessa cardui)

Manto bicolor (Lycaena phlaeas)

Niña celeste (Lysandra bellargus)

Dos puntos o ícaro (Polyommatus icarus)

Morena (Aricia cramera)

Náyade (Celastrina argiolus)

Manto bicolor (Lycaena phlaeas)

Ya tenía ganas de dedicar un paseo en condiciones a nuestras preciosas amigas y comprobar, una vez más, que el entorno inmediato de Zamora mantiene una diversidad biológica verdaderamente destacable. Esperemos que sus habitantes seamos lo suficientemente sensatos para conservarla, ahora y en el futuro.

Macaón (Papilio machaon)

Jóvenes molineros

Una nueva generación de aves comienza ahora su vida fuera de los nidos donde nacieron. Hace algunas semanas que estamos viendo los primeros volantones de las especies de reproducción más precoz, como mirlos y colirrojos tizones. Ahora le toca el turno a otros menos madrugadores como es el caso del gorrión molinero (Passer montanus). Esta mañana pude observar los primeros juveniles volanderos de este bonito y cada vez más escaso pardal de campo o pardal montesino, en las riberas del Duero a su paso por el zamorano barrio de San Frontis.

Lunes al sol

Este magnífico macho de águila calzada (Hieraaetus pennatus) ahueca las alas para recibir sobre su dorso los rayos del tibio sol matinal de mayo. No tardará mucho en levantar el vuelo en busca de las abundantes palomas ciudadanas que son sus presas favoritas.

En las proximidades, la hembra permanece echada en el bien camuflado nido, incubando la puesta mientras aguarda a que su pareja salga en busca del almuerzo. Ambos regentan uno de los territorios urbanos de águila calzada en el tramo fluvial del río Duero a su paso por Zamora, donde constituyen una de las rapaces más características y fáciles de observar. Un verdadero lujo para los observadores de aves de la ciudad.

Buenas noticias desde las riberas

Seguimos aprovechando los paseos matinales para tomar el pulso a la avifauna ribereña y de paso disfrutar del ambiente mágico de la explosiva pero breve primavera zamorana.

Nos encontramos en pleno período reproductivo para la mayoría de las especies así que toca controlar qué tal marcha la nidificación de algunas de nuestras estrellas locales, por supuesto sin causar ningún tipo de molestias.

Desde ese magnífico observatorio que es el puente de los Poetas, podemos inspeccionar sin problemas los nidos de ardeidas y rapaces que encuentran un refugio excelente en el islote fluvial contiguo, cubierto de espeso bosque de ribera.

Águila calzada (Hieraaetus pennatus). Hembra de morfo claro.

El año pasado cayeron al agua varios nidos de rapaces al quebrarse las ramas que los sustentaban, en algunos casos a causa de los fuertes vientos. Concretamente, se perdió una plataforma de águila calzada y dos de milano negro, una de éstas en plena época de cría, ahogándose los pollos.

Milano negro (Milvus migrans).

En estos días hemos podido comprobar que los milanos han reconstruido sus nidos y llevan bastante avanzada las crianza (ya hemos visto polluelos en dos nidos). De otro lado, las águilas calzadas han reutilizado una antigua plataforma de milano negro y se encuentran en plena incubación.

Martinete (Nycticorax nyticorax) y pollos muy crecidos de garza real (Ardea cinerea).

En la colonia de ardeidas, la comparación entre los distintos nidos de garza real muestra el gran desfase fenológico entre unas parejas y otras. En algunos nidos se observan pollos muy desarrollados que no tardarán mucho en emprender sus primeros vuelos; mientras en otros, los adultos todavía están empollando sus puestas.

Martinete (Nycticorax nyticorax)

En cuanto a los martinetes – que hace unos meses se llevaron un buen disgusto cuando su tradicional dormidero invernal fue estúpidamente destruido– algunos han iniciado la puesta pero otros comienzan ahora a construir o reparar sus plataformas.

Martinete (Nycticorax nyticorax)

Esperamos que todo marche con buen pie y que tengamos una excelente temporada de cría. Y que podamos retomar las rutas de “Zamora, Aves y Naturaleza” a tiempo para poderla compartir con todos aquellos que quieran disfrutarla con nosotros.

Nuestra pareja de águilas calzadas. A la izquierda, la hembra (de morfo claro) y a la derecha, el macho (de morfo oscuro, en este caso).

Primeros paseos de la desescalada

Llegó el momento de poder estirar las piernas y pasear prismáticos y cámara, aunque cerquita de casa. Estas mañanas aprovechamos la nueva situación para bajar a las orillas del Duero en el barrio zamorano de Olivares. Las riberas y campiña circundantes están espléndidas: mayo es un mes que me encanta pero esta primavera se muestra particularmente exuberante.

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

El primer día nos salió a recibir un simpático somormujo lavanco con su preciosa librea nupcial. Es posible que su pareja esté incubando la puesta en algún carrizal de la zona pero aún no lo hemos podido comprobar. Sería una gran noticia.

Garzas reales (Ardea cinerea)

En la colonia local de ardeidas, algunos nidos de garza real albergan pollos muy desarrollados. No es de extrañar pues se trata de un reproductor muy temprano y ya en febrero se veían ejemplares empollando. También las águilas calzadas y los milanos negros están ahora en plena incubación.

Martinete común (Nycticorax nycticorax)

Además hemos visto unos cuantos martinetes en el entorno de la colonia aunque no localizamos ningún nido. Es probable que los tengan ocultos entre el follaje.

Galápago leproso (Mauremys leprosa)

Como las mañanas están resultando bastante templadas, hemos podido disfrutar de algunos grandes galápagos leprosos soleándose entre la vegetación de las orillas. Es una alegría volver a encontrarnos con nuestros viejos amigos.

Lavandera boyera (Motacilla flava)

Otras especies que hemos podido observar en estos paseos incluyen: cormorán grande, avetorillo, garcilla bueyera, garza imperial, cigüeña blanca, ánade azulón, azor, aguilucho lagunero, cernícalo vulgar, alcotán, gallineta, andarríos chico, cuco, paloma torcaz, paloma cimarrona, tórtola turca, vencejo común, abejaruco, abubilla, martín pescador, pico picapinos, cogujada común, golondrina común, avión roquero, avión común, lavandera blanca, lavandera boyera, chochín, petirrojo, ruiseñor común, colirrojo tizón, mirlo común, cetia ruiseñor, buitrón, carricero común, curruca capirotada, herrerillo común, carbonero común, pájaro moscón, agateador europeo, triguero, jilguero, verdecillo, pardillo, verderón, gorrión común, gorrión molinero, estornino negro, oropéndola, urraca, grajilla y corneja negra.

Las riberas y los campos bullen de vida. A ver qué nos deparan los próximos días.