Un fin de semana con las mariposas de Arribes del Duero

Charaxes jasius. Foto Zamora BioDiversa

Como ya habíamos anunciado los pasados 4 y 5 de septiembre llevamos a cabo -junto con nuestros amigos de “Saliegos Birding” sendas actividades de observación e interpretación de fauna y flora en la parte de zamorana del parque natural “Arribes del Duero. Estas actividades tuvieron lugar concretamente en el término municipal de Fermoselle y se centraron principalmente en los lepidópteros y de forma muy especial en la bellísima e imponente mariposa del madroño (Charaxes jasius).

Foto Zamora BioDiversa

Un total de 23 personas participaron en estas actividades que les permitieron conocer, disfrutar y fotografiar a placer a esta magnífica mariposa tan característica de los bosques y matorrales mediterráneos pero también su hábitat y otras muchas especies que conviven con ella.

Foto Saliegos Birding

Foto Encarnación Piorno
Charaxes jasius. Foto Félix Santamaría.

Charaxes jasius. Foto Adolfo García-Gutiérrez.

Charaxes jasius. Foto Félix Santamaría..

Además de los adultos también descubrimos sus miméticas orugas sobre las hojas de su planta nutricia: el madroño (Arbutus unedo).

Oruga de Charaxes jasius. Foto Encarnación Piorno.

Por puesto también vimos otras mariposas a lo largo de los paseos aunque muchas menos de las que estamos acostumbrados en esta localidad y fechas. El deterioro del medio natural y el cambio climático nos están dejando sin mariposas y otros insectos incluso en el interior de los espacios naturales protegidos.

Papilio machaon. Foto Adolfo García-Gutiérrez.

Papilio machaon. Foto Zamora BioDiversa.
Papilio machaon. Foto Félix Santamaría.

Argynnis pandora. Foto Adolfo García-Gutiérrez.

Hipparchia statillinus. Foto Adolfo García-Gutiérrez.

Una pequeña sorpresa nos dio este ejemplar de libélula violeta (Trithemis annulata), un odonato de origen tropical que comenzó a colonizar la península a finales de la década de 1970 y que llegó a Zamora hace muy poco tiempo. Podría tratarse de la primera cita de esta especie en el parque natural.

Trithemis annulata. Foto Félix Santamaría.
Buitres leonados (Gyps fulvus). Foto: Adolfo García-Gutiérrez.

Entre las aves aparecieron algunas rapaces (buitre leonado, culebrera europea, milano real) y sobre todo pequeños insectívoros, ya fueran residentes (tarabilla europea, colirrojo tizón, curruca cabecinegra…) como migrantes en pleno paso postnupcial (colirrojo real, papamoscas cerrojillo, mosquitero musical…).

Tarabilla europea (Saxicola rubicola). Foto Adolfo García Gutiérrez.

Y no faltó tampoco algún pequeño reptil que se dejara fotografiar.

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus). Foto: Félix Santamaría.

Pero, sin duda, a lo que más tiempo dedicamos fue a conocer y disfrutar la interesante vegetación y los amenos paisajes fermosellanos. Pequeños retazos de bosque mediterráneo salpicando una preciosa campiña dedicada a cultivos leñosos como la vid, el olivo y el almendro.

Fermoselle y su campiña. Foto: Charo Hernández

Enebros (Juniperus oxycedrus) y escobas (Cytisus scoparius). Foto: Charo Hernández

Olivo (Olea europaea). Foto: Charo Hernández

Viña y olivar colonizados por el bosque y pastizal mediterráneos. Foto: Charo Hernández.
Madroño (Arbutus unedo). Foto Zamora BioDiversa.

¡Volveremos!

Ven a conocer las increíbles mariposas de Arribes del Duero

El domingo 5 de septiembre“Zamora Biodiversa” y “Saliegos Birding” organizamos una actividad de observación de Mariposas y Aves en el entorno de Fermoselle, dentro de los límites del parque natural “Arribes del Duero”.

El objetivo principal es ver y fotografiar a una de las mariposas más bellas y espectaculares del parque: la Bajá, Cuatro Colas o Mariposa del Madroño (Charaxes jasius). Pero además disfrutaremos de otras joyas entomólogicas como la Macaón (Papilio machaon), la Podalirio o Chupaleches (Iphiclides feisthamelii) y la Festón Blanco (Hipparchia fidia), entre otras especies.

Sin olvidarnos de las aves rapaces y rupícolas que otorgan merecida fama a este espacio natural, tales como los buitres leonados y los alimoches ni, por supuesto, de otros elementos no menos interesantes como la variada vegetación mediterránea que cubre este magnífico entorno.

El punto de encuentro será en el mismo Fermoselle y comeremos en un área recreativa de la localidad.

El precio de la actividad (20 euros) incluye el servicio de guías (dos guías especializados), material óptico y seguros.

Para más información e inscripciones podéis llamar o enviar un mensaje de whatsapp al 676046551 (José Alfredo)  o al 652518818 (Cristian).

¡Anímate y ven con nosotros a conocer el apasionante mundo de las grandes mariposas mediterráneas!

Festival de mariposas

Pandora (Argynnis pandora)

Esta mañana, aprovechando el buen tiempo, que no tenía que trabajar y que con la fase 2 se amplia el horario de paseo y se puede por fin disfrutar de las horas del día realmente buenas para esta actividad, salí a dar un paseo largo por las afueras de Zamora con la única finalidad de observar mariposas.

Sofía (Issoria lathonia)

El objetivo, sencillamente, era localizar el máximo número de especies de estos bellos y apasionantes insectos, disfrutar con su contemplación y, de paso, hacer un poco de ejercicio y tomar el agradable sol.

Bosque de Valorio

El recorrido, de unos 9 km en total, discurrió primero por el bosque de Valorio, desde el que pasando por el Alto de Guimaré accedí al vecino Teso del Cuerno y, finalmente, bajé a la vega del Duero por donde regresé a la ciudad siguiendo el camino de las Aceñas de Gijón. De esta manera pude incluir varios medios diferentes, lo cual favoreció encontrar una mayor diversidad de especies.

Laderas del Teso del Cuerno

Camino de las Aceñas de Gijón

En estas fechas, con la vegetación comenzando a secarse, las especies exclusivas del período primaveral han desaparecido de esta localidad (como es el caso de Zegris eupheme o Tomares ballus) o bien se observan aún pero en números muy bajos (por ejemplo: Euchloe crameri y Melanargia occitanica).

Medioluto ibérica (Melanargia lachesis)

Por el contrario, vuelan ya abundantes las mariposas propias de la primavera tardía y el verano como Argynnis pandora, Melanargia lachesis, Maniola jurtina, Pyronia cecilia y las del género Thymelicus, todas ellas grandes amantes del calor intenso.

Náyade (Celastrina argiolus)

La lista final que obtuve, en general compuesta por especies comunes en la zona, resultó bastante satisfactoria, con un total de 26 especies. Junto a especies típicamente forestales, que solo aparecieron en Valorio (Celastrina argiolus y Polygonia c-album) salieron otras propias de los cerros con vegetación abierta: Papilio machaon, Melanargia occitanica, Muschampia proto

Polvillo dorado (Muschampia proto)

Aunque el Teso del Cuerno está formado principalmente por areniscas, contiene también algunas pequeñas crestas calizas, lo cual permite la presencia de algunos licénidos ligados a este tipo de terrenos, como es el caso de Lysandra bellargus.

Niña celeste (Lysandra bellargus)

Aquí tenéis la lista completa:

Dorada línea corta (Thymelicus lineola)

Dorada línea larga (Thymelicus sylvestris)

Polvillo dorado (Muschampia proto)

Macaón (Papilio machaon)

Amarilla o de la alfalfa (Colias croceus)

Blanca de la col (Pieris brassicae)

Blanca verdinerviada (Pieris napi)

Blanquita de la col (Pieris rapae)

Blanquiverdosa (Pontia daplidice)

Blanquiverdosa moteada (Euchloe crameri)

Saltacercas (Lasiommata megera)

Maculada (Pararge aegeria)

Medioluto ibérica (Melanargia lachesis)

Medioluto herumbrosa (Melanargia occitanica)

Loba (Maniola jurtina)

Lobito jaspeado (Pyronia cecilia)

Pandora (Argynnis pandora)

Sofía (Issoria lathonia)

Doncella mayor (Melitaea phoebe)

C-blanca o escisa (Polygonia c-album)

Bella dama, cardera o vanesa de los cardos (Vanessa cardui)

Manto bicolor (Lycaena phlaeas)

Niña celeste (Lysandra bellargus)

Dos puntos o ícaro (Polyommatus icarus)

Morena (Aricia cramera)

Náyade (Celastrina argiolus)

Manto bicolor (Lycaena phlaeas)

Ya tenía ganas de dedicar un paseo en condiciones a nuestras preciosas amigas y comprobar, una vez más, que el entorno inmediato de Zamora mantiene una diversidad biológica verdaderamente destacable. Esperemos que sus habitantes seamos lo suficientemente sensatos para conservarla, ahora y en el futuro.

Macaón (Papilio machaon)

La mariposa Macaón en Zamora

Papilio machaon. Fermoselle (Zamora), agosto de 2019.

La Macaón (Papilio machaon), que puede alcanzar los 8 cm de envergadura, es una de las mariposas diurnas de mayores dimensiones de Europa y, sin duda, una de las más bellas. Sobre un fondo de color amarillo pálido, sus alas muestran un dibujo de manchas y nervios marcados en negro. En el anverso de las alas posteriores presenta una banda de tono azulado y en el borde anal dos llamativos puntos rojos. También resultan muy características las largas colas que sobresalen de sus alas posteriores. Ciertamente, su tamaño y diseño la hacen fácilmente identificable: sólo podría confundirse con su pariente próxima, la mariposa Chupaleches (Iphiclides feisthamelii).

Papilio machaon. Zamora capital, marzo de 2019.
Iphiclides feisthamelii. San Cebrián de Castro (Zamora), agosto de 2015.

Distribución de Papilio machaon en el Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora. NaturZamora-AZCN (2014-2020).

Habita una gran variedad de biotopos, desde zonas agrícolas hasta praderas de montaña, generalmente en terrenos abiertos hasta los 2000 metros de altitud. Ampliamente distribuida por la región Paleártica, en la provincia de Zamora es una especie relativamente común y muy extendida. Sus mejores poblaciones se encuentran en las comarcas agrícolas del sur y el este de la provincia y en los cálidos entornos de los cañones fluviales del Duero y sus afluentes. No resulta raro verla volar en baldíos y tesos del interior de la capital y de su entorno inmediato.

Oruga de Papilio machaon sobre hinojo. Gema (Zamora), julio de 2015.

Precisa, eso sí, de la presencia de las plantas nutricias de sus orugas que son, fundamentalmente, el hinojo (Foeniculum vulgare) y la ruda (Ruta spp). Los machos adultos suelen encontrarse en zonas elevadas dentro de sus territorios donde es típico observarlos revoloteando y planeando contra el viento, como una cometa. Su período de vuelo en Zamora es muy amplio: suele comenzar a finales de febrero en la áreas más térmicas de la provincia (como las arribes del Duero) y se prolonga hasta finales del mes de octubre.

El nombre de su género, Papilio, significa “mariposa” en latín. En cuanto, al específico, Machaon, hace referencia a un personaje de la mitología griega, considerado el padre de la cirugía. Hijo de Asclepio, dios de la medicina, reinó junto a su hermano Podalirios sobre tres ciudades de la antigua Tesalia. Fue pretendiente de Helena y participó al lado de su hermano en la expedición aquea contra Troya, siendo uno de los guerreros que se introdujeron en la ciudad ocultos en el famoso caballo de madera.

En muchas de nuestras áreas agrícolas, las cunetas de carreteras y caminos y los cada vez más escasos linderos constituyen, con demasiada frecuencia, los únicos espacios disponibles para refugio de la fauna y la flora silvestres. Entre ellas se cuentan, habitualmente, la Macaón y su principal planta nutricia: el hinojo. La destrucción de estas estrechas franjas de vida, por quemas incontroladas, desbroces o -peor aún- mediante la fumigación con productos químicos, está ocasionando una importante disminución de los efectivos de estos bellísimos héroes alados y de muchas otras especies de insectos y plantas cuya pérdida no nos podemos permitir: en ellos reside el secreto de nuestra sanación.

Papilio machaon. Fermoselle (Zamora), septiembre de 2014.

A mariposas por las Arribas

Esta semana, Maribel Martín y yo nos acercamos hasta la villa de Fermoselle, en pleno parque natural “Arribes del Duero”, para disfrutar de una de las mariposas más impresionantes y escasas de Zamora: la Mariposa del Madroño (Charaxes jasius), de la que ya hemos hablado en otra ocasión.

Charaxes jasius. Fermoselle (Zamora). 13.08.2019.

Estuvimos prospectando un sector de unas 10 ha de extensión, con viñedos y frutales y salpicado de minúsculos rodales del bosque mediterráneo local, entre cuyas especies integrantes se cuenta el Madroño (Arbutus unedo), planta nutricia de las orugas de nuestra protagonista.

Charaxes jasius. Fermoselle (Zamora). 13.08.2019.

Dimos con 7 ejemplares adultos de Charaxes, muy activos, que nos deleitaron con frecuentes persecuciones territoriales entre ellos y también con otras grandes mariposas con las que comparten su hábitat. Como la Macaón (Papilio machaon) y la Chupaleches (Iphiclides feisthamelii), que estaban presentes con una densidad más que notable para estos papiliónidos.

Papilio machaon. Fermoselle (Zamora). 13.08.2019.

Más abundantes todavía, posadas en los caminos y las piedras, a la sombra de los árboles, resultaban las mariposas del género Hipparchia. Concretamente, el Sátiro Moreno (Hipparchia statilinus) y el Festón Blanco (Hipparchia fidia).

Hipparchia fidia. Fermoselle (Zamora). 13.08.2019.

La lista se completó con otras 12 especies más: Vanessa cardui, Lasiommata megera, Argynnis pandora, Melitaea didyma, Coenonympha lyllus, Maniola jurtina, Pyronia cecilia, Brintesia circe, Favonius quercus, Lycaena phlaeas, Lampides boeticus y Aricia cramera.

Vanessa cardui. Fermoselle (Zamora). 13.08.2019.

Un precioso paseo, con la alegría añadida del reencuentro con nuestras viejas amigas.

Mariposas invernizas

Vanessa atalanta. Toro (Zamora), 28.01.2021.

La de la fotografía es la primera mariposa que he observado en 2021. Esta preciosidad sólo me permitió fotografiarla desde gran distancia pues, en cuanto me aproximé, se alejó con su veloz y potente vuelo. No solemos asociar a las mariposas con el invierno y menos en las frías tierras mesetarias pero lo cierto es que, en cuanto la climatología da un respiro, algunas especies nos regalan con sus maravillosos dibujos y colores.

iphiclidesfeisthamelii19032019 (copia)
Iphiclides feisthamelii. Zamora. 19.03.2019

Normalmente relacionamos a las mariposas con la primavera y el verano y es cierto que son éstas las estaciones mejores para su observación. Sin embargo, ver a estos fascinantes insectos volando durante el invierno es mucho más frecuente de lo que nos imaginamos: según los datos del Atlas de las Mariposas Diurnas de Zamora de NaturZamora-AZCN, 38 de las 142 especies de estos lepidópteros citadas en la provincia de Zamora (un 27% del total) han sido detectadas en su estadío adulto en alguna fecha comprendida entre el 21 de diciembre y el 20 de marzo.

polygoniacalbumvalorio260219 (copia)
Polygonia c-album. Zamora. 26.02.2019

Este comportamiento es especialmente habitual en algunos miembros de la familia de los ninfálidos que hibernan como adultos y salen ocasionalmente de sus refugios en días invernales soleados y sin viento. Son especies que además finalizan la hibernación muy temprano, con frecuencia en las últimas semanas del invierno. Es el caso de la Numerada Vanessa atalanta, la Cardera Vanessa cardui, la Olmera Nymphalis polychloros, la Ortiguera Aglais urticae, la Pavo real Aglais io, la C-blanca Polygonia c-album, la Sofía Issoria lathonia o la Saltacercas Lasiommata megera y también de algún piérido como la Limonera Gonepteryx rhamni. Todas estas especies pueden ser observadas -aunque algunas sólo de modo ocasional- a lo largo de todos los meses del invierno.

aglaisiovegalatrave03032019
Aglais io. Vegalatrave (Zamora). 03.03.2019

En otros casos lo que nos encontramos son especies que pasan el invierno como orugas o como crisálidas pero cuya fecha de emergencia suele ser también bastante temprana, de modo que puede producirse en las últimas semanas invernales. Son mariposas, por tanto, que pueden ser observadas en marzo o incluso en febrero pero, al contrario que las arriba mencionadas, no se ven – o muy excepcionalmente- en enero o en diciembre.

papiliomacaon15032109 (copia)
Papilio machaon. Zamora. 15.03. 2019.

En este grupo se incluyen un gran número de especies, desde hespéridos como la Piquitos castaña Carcharodus alceae y la Ajedrezada menor Pyrgus malvoides y papilónidos como la Macaón Papilio machaon, la Chupaleches Iphiclides feisthamelii y la Arlequín Zerynthia rumina, hasta piéridos como la Blanca esbelta Leptidea sinapis, la Amarilla Colias croceus, las mariposas de la col Pieris sp, las blanquiverdosas Euchloe sp y Pontia daplidice, la Aurora Anthocharis cardamines y la Bandera española Anthocharis euphenoides y licénidos como la Cejialba Callophrys rubi, la Cardenillo Tomares ballus, la Manto bicolor Lycaena phlaeas, la Manto purpúrea Lycaena alciphron, la Náyade Celastrina argiolus, la Manchas verdes Glaucopsyche alexis, la Escamas azules Glauycopsyche melanops, la Morena Aricia cramera o la Ícaro Polyommatus icarus.

220219 (copia)
Celastrina argiolus. Zamora. 22.02.2019

En muchas de estas especies las fechas más habituales de emergencia suelen ser ya plenamente primaverales pero éstas pueden adelantarse en las zonas más bajas y térmicas de la provincia. No hay que olvidar que podemos encontrar patrones fenológicos muy variables en un territorio como el de Zamora cuyas altitudes mínima y máxima van desde los 320 m de Lasdosaguas en Fermoselle a los 2127 m de Peña Trevinca en Porto. Además, el calentamiento acelerado del clima -cada vez más evidente- también se traduce en un adelantamiento igualmente patente de las primeras fechas de observación en todas las especies. Por otro lado, esta fenología puede ser muy variable de unos años a otros en función de las condiciones meteorológicas.

almaraz17022109 (copia)
Euchloe crameri. Almaraz de Duero (Zamora). 17.02.2019

Poco a poco, avanzamos hacia la primavera, y se irán incrementando la variedad y la cantidad de mariposas activas hasta que llegue la época realmente propicia para disfrutar con la belleza de estos insectos de compleja y apasionante biología. No nos olvidemos entonces, al contemplarlos o fotografiarlos, de que sus poblaciones se están reduciendo a pasos agigantados a causa del enorme daño que estamos causando al medio ambiente con nuestro modo insostenible de vida. Y, sobre todo, no olvidemos que sin ellas y los otros seres vivos con los que compartimos este maravilloso pero amenazado planeta, la vida de los humanos tampoco tendrá ningún futuro.

Valorio: un bosque en la ciudad

El bosque de Valorio, que formó parte del antiguo monte concejil de la ciudad de Zamora y hoy constituye una de sus grandes áreas naturales periurbanas, se encuentra ubicado en un valle fluvial excavado inmediatamente al noroeste del casco urbano. La mayor parte de sus 70 ha de extensión se hallan cubiertas de pinar de pino piñonero (Pinus pinea), con presencia de un notable rodal de ejemplares de porte impresionante que superan los 200 años de edad. En torno al arroyo de Valorio, o de Valderrey, crece un bien conservado bosque de ribera, dominado por álamos (Populus alba) y chopos (Populus nigra), con sotobosque de negrillos (Ulmus minor) y zarzas (Rubus ulmifolius).

 

Además encontramos numerosas especies arbóreas de tipo ornamental, plantaciones de arizónicas (Cupressus glabra) y restos de antiguos cultivos leñosos, entre los que destaca el almendro (Prunus dulcis). También, salpicados aquí y allá, podemos observar algunos retazos del bosque de quercíneas original formado por encinas (Quercus ilex), robles melojos (Quercus pyrenaica) y quejigos (Quercus faginea). En los llanos en altura que rodean el bosque existen pastizales xerófilos y acidófilos, con importante presencia del barceo (Stipa gigantea), alternando con parcelas cultivadas de cereal de secano

ruisenorcomun
Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos)

Valorio cuenta con una  nutrida comunidad ornítica integrada por al menos 150 especies, de las que 72 son reproductoras comprobadas. Destaca por sus poblaciones de aves forestales, con buenas representaciones de rapaces nocturnas (cárabo Strix aluco, búho chico Asio otus, autillo Otus scops y mochuelo Athene noctua) y pícidos (torcecuello Jynx torquilla, pito real ibérico Picus sharpei, pico picapinos Dendrocopos major y pico menor Dryobates minor).  

buho chico2
Búho chico (Asio otus)

Además cuenta con buenas poblaciones de paseriformes como ruiseñor común (Luscinia megarynchos), mosquitero ibérico (Phylloscopus ibericus), oropéndola (Oriolus oriolus), gorrión molinero (Passer montanus) y escribano soteño (Emberiza cirlus), y es un buen lugar para la observación de diversas rapaces que lo sobrevuelan habitualmente, en especial los milanos real (Milvus milvus) y negro (Milvus migrans), el águila calzada (Aquila pennata) y el buitre leonado (Gyps fulvus).

VALO dendrocopos major
Pico picapinos (Dendrocopos major)

En los espacios abiertos de su entorno más inmediato abundan las cogujadas montesina (Galerida theklae) y común (Galerida cristata) y están presentes otras especies características de estos medios como el aguilucho cenizo (Circus pygargus), el alcaudón real (Lanius meridionalis) y la collalba gris (Oenanthe oenanthe).

CACHAN galerida theklae
Cogujada montesina (Galerida theklae)

Por otro lado, se ha citado en Valorio la presencia de 25 especies de mamíferos, entre ellos el murciélago ratonero grande (Myotis myotis), la rata de agua (Arvicola sapidus), el conejo (Oryctolagus cuniculus), el tejón (Meles meles) y la jineta (Genetta geneta); 10 de reptiles, como la lagartija colilarga (Psammodromus algirus) y las culebras de escalera (Zamenis scalaris) y bastarda (Malpolon monspessulanus); 6 de anfibios, como el sapillo moteado (Pelodytes hespericus) y el sapo partero común (Alytes obstetricans); y otras 6 de peces, entre los que destaca la amenazada bermejuela (Achondrostoma arcasii), un pequeño ciprínido endémico considerado “Vulnerable” a nivel mundial.

Achondrostoma arcasii Valorio 2014
Bermejuela (Achondrostoma arcasii)

Finalmente, hay que destacar la bien conservada comunidad de lepidópteros que albergan nuestro pequeño bosque zamorano y sus alrededores, con más de 50 especies de mariposas diurnas presentes, entre ellas especies como Papilio machaon, Iphiclides feisthamelii, Zerynthia rumina, Zegris eupheme, Brintesia circe, Polygonia c-album, Argynnis pandora y Tomares ballus.

zerynthia rumina valorio 200314
Zerynthia rumina