Sabinas toresanas

Estos ejemplares de sabina albar o enebro de incienso (Juniperus thurifera) del término municipal de Toro forman parte de la única población de esta bella y frugal cupresácea conservada en la provincia de Zamora.

Se trata de un árbol distribuido de forma exclusiva por España, Marruecos y el sur de Francia, con poblaciones muy localizadas en Argelia y la isla de Córcega. Los bosques de sabina albar son considerados relictos por representar el testimonio de un paisaje vegetal que dominó o fue frecuente en los tiempos remotos del Terciario: su origen podría remontarse al Cretácico, hace más de 66 millones de años.

El municipio de Toro alberga algunas de las masas forestales más extensas de la provincia de Zamora. Sus montes de pinos y encinas acogen una variada comunidad faunística que incluye numerosas aves rapaces como las águilas imperial, real, calzada y culebrera, el azor, los milanos negro y real y el alcotán.

Entre los mamíferos destaca la presencia del lobo, el meloncillo, la gineta, el tejón, el corzo y el jabalí. Desgraciadamente, estos bosques toresanos -especialmente el de Montelarreina- están sufriendo una creciente degradación por lo que urge su protección eficaz.

Un comentario en “Sabinas toresanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s